Facebook Pixel

Algunos estudios muestran resultados mezclados al usar Tamoxifeno para la prevencion de cancer de mama

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

Algunos estudios muestran resultados mezclados al usar Tamoxifeno para la prevención de cáncer de mama

Los investigadores del Reino Unido, Europa, Australia y Nueva Zelanda reportan en la publicación del 14 de septiembre de 2002 de Lancet que las mujeres que tomaron tamoxifeno pudieron reducir su riesgo de desarrollar cáncer de mama en un 32% comparado con aquellas a las que se les dio placebo. Sin embargo, los investigadores también encontraron que aquellas que tomaban el medicamento eran 2.5 veces más propensas a desarrollar problemas de coagulación, especialmente después de una cirugía. Además (aunque las cifras no fueron muy altas para alcanzar suficiente importancia estadística) hubo más casos de cáncer endometrial en mujeres que tomaban tamoxifeno. Este tema, conectado con el aumento de algunos efectos secundarios, creó preguntas acerca del uso del tamoxifeno para reducir el riesgo de cáncer de mama en mujeres propensas a la enfermedad.

El tamoxifeno, llamado con frecuencia un "antiestrógeno", contrarresta los efectos que promueven el crecimiento de células cancerígenas en los senos provocado por el estrógeno. Como un tratamiento para el cáncer de mama, el medicamento retarda o detiene el crecimiento de células cancerígenas que están presentes en el cuerpo. Estudios anteriores también han mostrado que el uso del tamoxifeno en las etapas tempranas del cáncer de mama puede reducir la reincidencia del cáncer original, y también podría reducir el riesgo de desarrollar nuevos tipos de cáncer en el otro seno. Con base en estos resultados, muchos investigadores están estudiando la utilidad del tamoxifeno para prevenir el cáncer de mama en mujeres que tienen un alto riesgo de desarrollar la enfermedad. (Por ejemplo, aquellas con antecedentes familiares de la enfermedad o con lesiones benignas asociadas con un alto riesgo de cáncer de mama)

Acerca del Estudio

El International Breast Cancer Intervention Study (IBIS) fue diseñado para comparar el tamoxifeno con un placebo para la prevención del cáncer de mama. Los investigadores también observaron otros tipos de cáncer, eventos tromboembólicos (coagulos de sangre) eventos cardiovasculares (ataque cardíaco y derrame cerebral) y el índice y la causa de muerte. Específicamente, los investigadores de toda Europa, el Reino Unido, Australia y Nueva Zelanda eligieron 7152 mujeres de forma aleatoria con alrededor de 35 años para que recibieran 200 mg de tamoxifeno al día o un placebo durante 5 años. Únicamente se les permitió participar a las mujeres catalogadas como en alto riesgo de contraer cáncer de mama, incluyendo mujeres que tuvieron por lo menos uno de los siguientes factores de riesgo para el cáncer de mama:

  • Familiares en primer grado que desarrollaron cáncer de mama a los 50 años o antes
  • Familiares en primer grado con cáncer de mama involucrando ambos senos
  • Dos o más familiares en primer o segundo grado con cáncer de mama
  • Carcinoma lobular in situ (un precursor del cáncer de mama)
  • No tener hijos y un familiar en primer grado que desarrolló cáncer de mama
  • Una biopsia de seno benigna y un familiar en primer grado que desarrolló cáncer de mama
  • Ser considerada en alto riesgo por parte del director general del estudio por alguna otra razón

No se admitieron a mujeres que tuvieron otro tipo de cáncer distinto al de la piel, una trombosis venosa profunda previa o un embolismo pulmonar, o que usaban anticoagulantes en ese momento o tuvieron una esperanza de vida menor a 10 años. Tampoco se admitió a mujeres embarazadas o que planeaban embarazarse.

A todas las mujeres se les hizo un mamograma al comienzo del estudio y posteriormente cada 12 a 18 meses. Se reunieron muestras de sangre al inicio y nuevamente en las visitas al año y a los 5 años. Cada 6 meses, mientras las mujeres estaban tomando el medicamento o el placebo, se les preguntaba acerca de los efectos secundarios, síntomas, diagnósticos y procedimientos. A partir de entonces se les enviaron cuestionarios anuales por hasta otros 5 años.

Los investigadores compararon los índices de cáncer de mama y otras enfermedades y condiciones en aquellas que tomaron tamoxifeno con aquellas que tomaron un placebo durante cinco años.

Los Resultados

Las mujeres que tomaron tamoxifeno tuvieron un 32% menos de probabilidad de desarrollar cáncer de mama que sus homólogas que tomaban placebo. Con base en estos resultados, se anticipó que 90 mujeres de cada 10,000 en alto riesgo evitarían el cáncer de mama si tomaban tamoxifeno. La mujeres que tomaron tamoxifeno sufrieron problemas ginecológicos o vasomotores en un 21% más (tales como secreción/resequedad vaginal y sangrado anormal) y aproximadamente dos veces más problemas de coagulación que las mujeres que no tomaron el medicamento. Aquellas en el grupo de tamoxifeno también tuvieron dos veces más probabilidad de desarrollar cáncer endometrial, aunque esto no fue estadísticamente significativo. Aunque el índice de mortalidad de todas las causas fue más alto en el grupo con tamoxifeno que en el grupo con placebo, únicamente las muertes debidas al aumento de problemas de coagulación parecían tener relación con la terapia de medicamentos.

La edad y el uso de la terapia de reemplazo hormonal no parecieron afectar la reducción del riesgo de cáncer de mama entre aquellas que tomaban tamoxifeno.

Aunque estos resultados sugieren que el tamoxifeno podría ser útil para prevenir el cáncer de mama en mujeres con alto riesgo, existe una cantidad de limitantes del estudio. Primero, no es evidente si los investigadores observaron otros factores (tales como el ejercicio, la dieta y el usos de suplementos) que podrían influenciar el desarrollo del cáncer de mama. Tampoco se mencionó si se adaptaron los datos a la raza, educación u otros factores ambientales que podrían haber jugado un papel en el cáncer de mama. Tampoco se examinaron los datos para encontrar diferencias sustanciales entre las mujeres de países diferentes. Tener muestra de gran tamaño y un estudio aleatorio como éste con frecuencia significa que dichos factores estarán equilibrados entre los grupos intervenidos y de control, pero no podemos dar por hecho que éste sea el caso sin observar los datos. Finalmente, debido a que la causa principal de muerte (en vez de la causa subyacente) fue la que se utilizó (por ejemplo, las muertes por embolismo pulmonar después de la cirugía de cáncer de mama se registraron como muertes por embolismo pulmonar) puede que se hayan clasificado erróneamente algunas muertes relacionadas con el cáncer de mama como independientes a esa enfermedad.

¿De que manera le afecta?

El jurado todavía no decide si las mujeres con alto riesgo de desarrollar cáncer de mama deben considerar el tomar tamoxifeno para reducir sus probabilidades de desarrollar esta enfermedad. Debido a los posibles efectos secundarios y riesgos relacionados con el tamoxifeno, cualquier decisión de tomar este medicamento debe ser cuidadosamente evaluado por la mujer y su médico. Debido a que la mayoría de los riesgos graves en el grupo con tamoxifeno ocurrieron después de la cirugía, puede que sea prudente descontinuar su uso antes de cualquier cirugía.

Tenga en cuenta que actualmente no hay evidencia de que el tamoxifeno es benéfico para las mujeres que no tienen un riesgo alto de desarrollar cáncer de mama. Se necesita más investigación para sacar a la luz si el tamoxifeno es una opción segura para prevenir el cáncer de mama.

FUENTES ADICIONALES DE INFORMACIÓN:

National Cancer Institute – National Institute of Health
http://www.nci.nih.gov

Fuente

Cuzick J, et al. First results from the international breast cancer intervention study (IBIS-I): a randomized prevention trial. Lancet . 2002;360;817-824.



Último revisado Septiembre 13 de 2002 por Richard Glickman-Simon, MD

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!