Definición

Alimentación enteral es el término que se utiliza para la administración de nutrientes mediante una sonda en pacientes que no pueden recibir alimentos y nutrientes de forma normal debido a una condición de salud.

Tipos de Alimentación Enteral

  • Se colocan sondas nasogástricas o nasoenterales a través de la nariz para el uso a corto plazo.
  • Las sondas de gastrostomía y yeyunostomía se colocan quirúrgicamente en las personas que requieren alimentación a largo plazo.

Sonda de gastrostomía

exh38571_96472_1_Gastrostomy Tube.jpg
© 2009 Nucleus Medical Art, Inc.

Partes del cuerpo involucradas:

  • Estómago
  • Intestino delgado

Razones para realizar el procedimiento

Los bebés y niños que podrían requerir alimentación enteral incluyen aquellos que tienen:

  • Trastornos gastrointestinales, incluyendo aquellos que inhiben la absorción de nutrientes, digestión, secreción, y almacenamiento de nutrientes
  • Sistemas nerviosos dañados o trastornos neuromusculares como distrofia muscular, defectos de la columna vertebral o parálisis cerebral
  • Trastornos cardiopulmonares
  • Condiciones de hipermetabolismo, como quemaduras o cáncer

Los adultos que pueden requerir alimentación enteral incluyen los que:

  • Tienen condiciones que impiden tragar, como una apoplejía o cirugía de la boca o laringe
  • Están conectados a un respirador durante períodos prolongados
  • Tienen condiciones que impiden la digestión correcta de los nutrientes, como procedimientos quirúrgicos en los cuales se extirpan porciones del tracto gastrointestinal

Factores de riesgo de complicaciones durante el procedimiento

Los pacientes con reflujo gastroesofágico pueden correr mayor riesgo de vomitar o aspirar (tragar alimentos hacia los pulmones) con la alimentación enteral.

Los pacientes con trastornos de sangrado o coagulación o con problemas respiratorios corren mayor riesgo para la inserción quirúrgica de sondas de alimentación enteral.

Qué esperar

Antes del procedimiento

Los pacientes no deberían tomar medicamentos adelgazadores de la sangre, incluyendo analgésicos sin prescripción, durante aproximadamente una semana antes de que se inserte la sonda de alimentación enteral. Si se le permite dejar el hospital el mismo día del procedimiento, necesitará que alguien lo lleve a casa.

Los pacientes deberían evitar alimentos y agua durante al menos ocho horas antes de la cirugía.

Anestesia

Se le administrará anestesia según sea adecuado para realizarle el procedimiento. La inserción de una sonda a través de la nariz requiere la administración de un sedante suave. La inserción de una sonda a través de la pared abdominal dentro del estómago o del intestino requiere un sedante moderado o incluso anestesia general.

Descripción del procedimiento

El procedimiento varía de acuerdo con el tipo de sonda que se inserte. Una sonda que se introduce por vía nasal se coloca a través de una de las fosas nasales y se lleva hasta el estómago o el intestino delgado empujando la sonda con suavidad y permitiéndole seguir el trayecto intestinal normal.

Por lo general, una gastrostomía se inserta mediante un gastroscopio que se coloca a través de la boca. El extremo iluminado del gastroscopio es visible a través de la pared abdominal. Después, se inserta una aguja pequeña a través de la pared abdominal dentro del estómago utilizando el gastroscopio como guía. A continuación, se coloca a través de la aguja un alambre guía que es sujetado por el operador del gastroscopio. El alambre se retira a través de la boca y se le enhebra una sonda de gastrostomía y se dirige hasta que sale a través de una pequeña incisión realizada en la pared abdominal. Finalmente, se fija inflando un globo pequeño.

Una sonda de yeyunostomía generalmente se coloca realizando una pequeña incisión en la pared abdominal. De manera alternativa, puede utilizarse una laparoscopia. El cirujano entonces sujeta una sección del intestino delgado llamada yeyuno y realiza una pequeña abertura. Después, se coloca una sonda a través de esa abertura y se fija mediante suturas. Después, se lleva a través de la pared abdominal y se vuelve a fijar con suturas.

Después del procedimiento

Los pacientes son monitoreados cuidadosamente para revisar señales de infección o sangrado después de la inserción de la sonda de alimentación enteral. Se espera secreción alrededor de la sonda, y el vendaje se debe cambiar durante varios días después del procedimiento.

El sitio de la incisión se debe lavar cuidadosamente cada día con agua y jabón para prevenir infección. Es normal algo de dolor.

¿Cuánto durará?

Generalmente entre 30-45 minutos

¿Dolerá?

Debido al sedante y al medicamento para el dolor, por lo general el procedimiento causa poco malestar y sólo dolor ligero.

Posibles complicaciones

Posibles complicaciones de la alimentación enteral incluyen:

  • Diarrea
  • Ruptura de la piel alrededor de la sonda de alimentación
  • Filtraciones alrededor de la sonda hacia la cavidad abdominal
  • Nivel alto de azúcar sanguínea
  • Hiperfosfatemia (niveles de fosfato más altos de lo normal en la sangre)
  • Vómitos
  • Aspiración (inhalación de materia extraña dentro de los pulmones): para reducir el riesgo de aspiración, la cabecera de la cama se eleva de 30 a 40 grados en el momento de la alimentación y una hora antes y después de la alimentación.
  • Las sondas de alimentación también se pueden salir o atascar.

Hospitalización promedio

La estancia típica en el hospital es de 1 a 3 noches.

Cuidado posoperatorio

Si se ha realizado una incisión, la herida debería cicatrizar en 10 días aproximadamente. Hasta que haya sanado, los pacientes no deberían nadar o bañarse en tina (sólo en regadera). Los pacientes también deberían evitar la actividad agotadora.

Resultado

Una sonda de alimentación enteral puede ser ya sea temporal o permanente. La mayoría de pacientes que reciben una sonda de alimentación enteral no tienen complicaciones de amenaza para la vida a causa de la sonda. De hecho, la sonda debe permitir recibir nutrientes que de otra manera no podrían llegar al cuerpo; esto debería ayudar al cuerpo a curar la enfermedad subyacente.

Llame a su médico si ocurre lo siguiente

Debe llamar al médico si la sonda de alimentación se atasca, se sale, tiene filtraciones o si sufre asfixia o dificultad para respirar.

Si usted tiene una infección o se deshidrata, acuda inmediatamente al médico. Los síntomas incluyen:

  • Enrojecimiento de la piel alrededor de la sonda de alimentación
  • Líquidos alrededor de la sonda de alimentación que cambian en espesor y color
  • Un olor proveniente del líquido alrededor de la sonda de alimentación
  • Dolor, inflamación, o calor de la piel alrededor de la sonda de alimentación
  • Fiebre
  • Piel seca que recubre la boca, nariz, o garganta
  • Micción poco frecuente
  • Pérdida de peso
  • Falta de lágrimas