Facebook Pixel

Amamantar puede reducir el riesgo de desarrollar cancer de mama

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

Amamantar puede reducir el riesgo de desarrollar cáncer de mama

Las investigaciones han mostrado que amamantar parece reducir el riesgo en una mujer para desarrollar cáncer de mama. Sin embargo, ha sido difícil determinar si amamantar también desempeña un papel en la prevención de la enfermedad. Las investigaciones en el ejemplar del 20 de julio de 2002 de The Lancet no sólo sugieren que una mujer que amamanta reduce su riesgo de desarrollar cáncer de mama, sino también sugiere que entre más tiempo amamante, menor será el riesgo.

Acerca del estudio

Un grupo internacional de investigadores, llamado Collaborative Group on Hormonal Factors in Breast Cancer, analizó datos de 47 estudios conducidos en 30 países. En total, los estudios incluyeron a 50,302 mujeres con cáncer invasivo de mama y a 96,973 mujeres sin la enfermedad.

Los estudios elegidos para este análisis tenían que ser de cierto tamaño (100 o más mujeres con cáncer invasivo de mama) y han recopilado información sobre el amamantar, otros aspectos de la natalidad y el uso de terapias hormonales.

Los investigadores observaron muy de cerca los siguientes datos de cada estudio:

  • Si una mujer dio a luz o no a un niño
  • Edad que tenía cuando nació su primer hijo
  • Número de nacimientos por cada mujer
  • Si una mujer amamantó o no
  • A cuántos niños amamantó una mujer
  • Cuántos meses amamantó una mujer a cada niño
  • Si cada mujer desarrolló o no cáncer de mama

Debido a que los estudios están diseñados de manera diferente el uno del otro, los investigadores usaron métodos estadísticos sofisticados para analizar los datos de todos los estudios en conjunto. En esencia, compararon el riesgo de desarrollar cáncer de mama entre todas las mujeres que habían amamantado con el riesgo entre todas las mujeres que no lo habían hecho. También investigaron de qué manera la duración de amamantar tuvo influencia sobre este riesgo.

Los resultados

Entre las mujeres que habían dado a luz, aquellas que amamantaron tuvieron menos probabilidades de desarrollar cáncer de mama que aquellas que no lo hicieron. Además, aquellas con una duración de amamantar más prolongada en la vida tuvieron menos probabilidades de desarrollar cáncer de mama. Específicamente, por cada año que una mujer amamantó, su riesgo de desarrollar cáncer de mama se redujo al 4.3%.

Como se esperaba, las mujeres que dieron a luz a más niños también tuvieron menos probabilidades de desarrollar cáncer de mama que las mujeres que dieron a luz a menos niños. El riesgo de cáncer de mama disminuyó al 7% por cada niño que una mujer dio a luz.

Con el cálculo de estas estadísticas, los investigadores controlaron otros factores que afectan el riesgo de desarrollar cáncer de mama, tales como la edad, el estado menopáusico, la etnicidad, la edad del primer nacimiento y otros factores reproductivos.

Aunque parece que estos resultados apoyan mayormente los diversos beneficios de amamantar, este estudio presenta sus limitaciones. Primero, es un meta análisis, lo cual significa que los investigadores reunieron y analizaron los datos de diversos estudios en un intento por obtener un cálculo general de riesgos o beneficios. Debido a que los estudios están diseñados de manera diferente, los meta análisis carecen de cierto grado de precisión, aunque resultan útiles al sacar conclusiones generales a partir de muchos estudios similares. Segundo, los hallazgos están basados en los cálculos en las mujeres de cuánto tiempo amamantaron, lo cual puede que no sea completamente preciso. De hecho, las mujeres tendían a redondear sus cálculos a múltiplos de 6 ó 12 meses, lo cual es bastante impreciso. Tercero, no existe distinción entre amamantar exclusivo y el amamantar que fue complementado con fórmula; un factor que posiblemente podría marcar una diferencia. Cuarto, relativamente pocas mujeres en estos estudios amamantaron por más de 30 meses (total de vida), lo cual disminuye la fortaleza de los cálculos de riesgos/beneficios asociados con el amamantar a largo plazo. Finalmente, todavía es posible que el amamantar en sí no disminuya el riesgo, pero otro factor (o factores) no identificados asociados tanto con el amamantar como con el riesgo de cáncer de mama fueran los responsables.

¿De qué manera le afecta?

¿Desarrollará cáncer de mama si no amamanta? Es probable que no. La mayoría de las mujeres que no amamantan no desarrollan cáncer de mama. Actualmente, no hay forma de saber de manera definitiva quién desarrollará cáncer de mama. Sin embargo, los resultados de este análisis sugieren que, además de la natalidad, el amamantar también puede ayudar a reducir el riesgo en una mujer para desarrollar cáncer de mama.

Aunque amamantar puede ser un factor que reduzca el riesgo de una mujer para desarrollar cáncer de mama, ciertamente no es el único factor que determina su riesgo. Las investigaciones muestran que un grupo de factores funcionan al mismo tiempo para aumentar o disminuir el riesgo de cáncer de mama; incluyendo la edad, los genes, el historial de natalidad, el historial menstrual y el uso de las terapias hormonales.

Además de la potencial reducción del riesgo de cáncer de mama, existen bastantes razones para amamantar. La leche materna es gratis y las investigaciones muestran que las mujeres que amamantan regresan a su peso anterior al embarazo más rápido y presentan menos sangrado postparto que las mujeres que no lo hacen. Y amamantar también proporciona numerosos beneficios para el bebé. Según la American Academy of Pediatrics, la leche materna contiene todas la proteínas, azúcar, grasa y vitaminas que su bebé necesita y también ayuda a proteger a su cuerpo de infecciones y otras enfermedades.

Fuente:

Collaborative Group on Hormonal Factors in Breast Cancer. Breast cancer and breastfeeding: collaborative reanalysis of individual data from 47 epidemiological studies in 30 countries, including 50,302 women with breast cancer and 96,973 women without the disease. Lancet. Julio 20, 2002;360:187-195.



Último revisado Julio 25, 2002 por Richard Glickman-Simon, MD

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!