Facebook Pixel

Americani-zado = super agran-dado

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

Americani-zado = súper agran-dado

Anna-Leena Rasanen había llegado a los Estados Unidos desde Finlandia sólo ocho días antes, pero ya se estaba dando cuenta del panorama general.

"El día en que llegamos, fuimos a un restaurante. Primero fue una ensalada enorme. Luego pollo con espinacas y pasta." Eso fue enorme. No me imagine que una porción pudiera ser tan grande. Incluso mi novio [quien mide 6 pies y 5 pulgadas y pesa 230 libras] dijo que él no podría haberse comido la porción entera."

Sam Moore, un residente de Landover, Maryland, hizo los mismo tipos de observaciones cuando llegó de Sierra Leona en 1998. "La gente aquí come con mucha mayor frecuencia y más en una sola porción," descubrió. "Se lleva un tiempo acostumbrarse."

Pero se acostumbró. "Cuando llegué por vez primera," nota el coordinador de sistemas de información de 5 pies y 9 pulgadas, "estaba alrededor de 165. Ahora me veo mucho más cercano a los 200. Eso se toma por sorpresa."

El Peso Estadounidense

Moore no es de ninguna manera anormal. Estudio tras estudio están mostrando que cuando la gente llega de las Aduanas aquí, habitualmente aumentaron de peso. En un reporte, se encontró que un grupo de indios tarahumaras de México aumentaron nueve libras durante cinco semanas en que adoptaron la dieta típica estadounidense. (Sus niveles de colesterol se dispararon 38 por ciento.) Y en una investigación dirigida en la Florida International University, los adultos jóvenes asiáticos que han venido a los Estados Unidos desde China, Taiwán, Hong Kong, Japón o Corea reportaron un aumento de peso de casi cinco libras no mucho después de su llegada.

Si cinco libras es típico, Lillian Cheung, RD, director del Eat Well and Keep Moving Program en el School of Public Health's Department of Nutrition en Harvard, era lo que se podría llamar supertípica. Ella aumento "drásticamente 30 libras en el primer o segundo año" cuando ella se reubicó en Norte América desde Hong Kong hace varias décadas (y las perdió cuando volvió hacia una forma de comer más asiática). "No podía llenarme," dice. "Estaba acostumbra al volumen en la dieta china" - sopa clara con muchos verduras, por ejemplo, que permiten saciarse sin añadir muchas calorías. Los alimentos estadounidenses, por contraste, proporcionan muchas calorías en sólo unas pocas mordidas, dejando que su estómago se sienta vacío aun cuando ha golpeado lo que debería haber sido su límite calórico.

Lo que ve es lo que come

Milly Hawke, una enfermera del área de Boston que llegó de Inglaterra hace cerca de 10 años, cree que parte de la razón de porqué es tan fácil aumentar peso aquí es que la ética guía a la gente del mundo a terminarse lo que está en su platos. Debido a que se sirve demasiado en los platos de los Estados Unidos invariablemente van a terminar comiendo más.

"En particular, los postres son más grandes aquí," observa. "Grandes rebanadas de pastel. Usualmente es suficiente para cuatro, ¿verdad?" Hawke nota, también, que "un pequeño cono de helado en los Estados Unidos es algo que nosotros llamaríamos extra grande."

La residente Anne-Pierre Pickaert de Cleveland Park, Maryland, ha encontrado la misma desconexión en traducir las palabras "grande" y "pequeño." "Para la soda, los vasos son grandes," dice Pickaert, originaria de Francia. "Es como un florero. No puedo ver cómo alguien puede estar tan sediento."

Tamaño de porción, estilo estadounidense

De hecho, muchos alimentos, como la gente, crecen en tamaño cuando llegan a los Estados Unidos de otros países. El American Institute for Cancer Research señala que el croissant promedio en una panadería parisiense pesa 34 gramos, o ligeramente más que una onza (28 gramos). Pero en Au Bon Pain, un croissant pesa más de 2 onzas. Y en Mrs. Fileds, un croissant de mantequilla pesa cerca de 3 1/2 onzas (y contiene 320 calorías).

De manera similar, en México, una quesadilla llena de pollo y queso es típicamente cubierta en una tortilla de 5 pulgadas, para un total de cerca de 540 calorías, de acuerdo al American institute for Cancer Research. Aquí, los rellenos de quesadilla son frecuentemente estofados en tortillas de 10 pulgadas. (Puede hacer el cálculo.)

Y son baratas, particularmente en los restaurantes de comida rápida. "La comida rápida en los Estados unidos es probablemente más barata que en cualquier parte del mundo," observa David Holben, PhD, RD. Eso y el hecho de que la comida rápida es tan conveniente en este país comparado a otros, no hay duda de la influencia rápida de la aculturación alimenticia, algunas veces al por mayor, de los nuevos inmigrantes, comenta.

Los alimentos de los supermercados también juegan un papel viniendo en grandes paquetes aquí y en cualquier lado. "Un contenedor de leche aquí parece como un contenedor de petróleo en Francia," dice Pickaert, "incluso la forma en que se maneja." "En Francia, el mayor [contenedor de leche] que puede conseguir es de un litro y medio."

"Los tamaños de almacenes de conveniencia [esto es, contenedores pequeños] son más usuales en Europa en general," comenta Karen Drayne, un estadounidense que vivió en el extranjero 15 años antes de asentarse en Chevy Chase, Maryland. Drayne, quien pasó tiempo en Inglaterra, Portugal, Suecia y Austria, señala que el concepto de todo lo que pueda comer es peculiarmente estadounidense, también. "No recuerdo ninguno de los planes de todo lo que pueda comer en ninguno de los países en los que estuve," dice. "En Suecia, hay más bufés escandinavos. Pero era todo lo que podía comer de ensaladas . "

Desequilibrio calórico

Por supuesto, no sólo son las enormes porciones y las enormes cantidades de postres y otros alimentos de azúcar que lo hacen todo fácil par añadir libras extras en los E.U. Parecemos expandir pocas calorías en la actividad física también. Datos recabados en la mitad de 1990 por John Pucher, un profesor de planeación urbana en la Universidad Rutgers, indica que al menos 40 por ciento de los viajes en las áreas urbanas de Austria, Dinamarca, Holanda y Suecia se hacen en bicicleta o a pie. Lo mismo es cierto para al menos 30 por ciento de todos los viajes en áreas urbanas en Francia, Alemania y Suiza. Pero en las ciudades de los E.U., sólo 10 por ciento de los viajes ocurren fuera de los coches (y autobuses y trenes).

Ese punto no ha sido perdido en Anna-Leena Rasanen, la investigadora finlandesa de enfermedades cardiacas, que ya está consciente de qué tan seductores pueden ser los tamaños de las porciones estadounidenses. "Pienso que puedo aumentar algo de peso," dice. "No he encontrado todavía un gimnasio."



Último revisado Abril 2001 por EBSCO Publishing's Medical Review Board

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!