Facebook Pixel

Analgesicos Con Prescripcion Medica

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

Analgésicos Con Prescripción Médica

De Vuelta a la Tabla de Contenido | Siguiente Sección | De Vuelta al Cancer Center

¿Cuáles Son los Diferentes Tipos de Analgésicos con Prescripción Médica?

Por muchos años, los analgésicos más recetados han sido los narcóticos . Los narcóticos son medicamentos que alivian el dolor y causan somnolencia o sueño. Además, todos ellos tienen efectos secundarios similares. Históricamente, estos medicamentos vienen de la amapola. También son llamados opioides u opiáceos . Hoy en día, muchos narcóticos son sintéticos, es decir, son químicos producidos por las compañías farmacéuticas.

Los analgésicos opioides usados con más frecuencia incluyen los siguientes:

  • codeína
  • hidromorfona (Dilaudid)
  • levofanol (Levo-Dromoran)
  • metadona (Dolophine)
  • morfina
  • oxicodona (en Percodan)
  • oximorfona (Numorphan)

Usted puede conseguir estos analgésicos solo con receta médica. Estos pueden tomarse por la boca (oralmente o PO), por inyección ( intramuscular o IM), a través de una vena ( intravenoso o IV), o por un supositorio rectal. También hay otros métodos de administrar analgésicos para un alivio más continuo del dolor. No todos los narcóticos están disponibles en cada una de estas formas.

Otro grupo de analgésicos con prescripción es similar al lbuprofeno (en grandes dosis el ibuprofeno requiere receta médica). Son llamados medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (NSAIDs por sus siglas en inglés) Incluidos en este grupo de analgésicos están el Motrin, el Naprosyn, el Nalfon y el Trillsate. Pueden ser útiles para el dolor moderado a severo. Son útiles en especial para el dolor de las metástasis de los huesos. Debido a que los NSAID no son narcóticos, su uso no provoca una tolerancia al medicamento o una dependencia física.

Estos medicamentos se utilizan solos o con analgésicos que venden sin receta médica para tratar el dolor moderado a severo. Algunos son más efectivos que otros en aliviar el dolor severo.

¿Cómo Decido Cuáles Medicamentos Usar Para el Dolor?

Esto no es algo que deba decidir usted solo. Discútalo con su médico, enfermera, o farmacólogo antes de que utilice cualquier medicamento para el dolor. Los medicamentos que le funcionaron en el pasado o que ayudaron a un amigo o a un pariente podrían no ser los indicados para usted esta vez. !Nunca tome los medicamentos de alguien más!

Sólo un médico debe recetarle los analgésicos. Si un médico de consulta cambia sus medicamentos, asegúrese que los dos médicos se pongan de acuerdo con su tratamiento.

De otra manera, usted podría estar tomando muy poco o demasiado.

Su médico o enfermera saben mejor que medicamento le proporciona alivio, así que déjelos decidir. Trabajen en conjunto para encontrar el programa de medicamentos o de analgésicos que es el mejor para usted. Recuerde, que su necesidad de medicamentos contra el dolor podría cambiar al igual que su tratamiento para el cáncer.

Es importante recordar el nombre y la cantidad de medicamentos que toma. Solo así puede proporcionarle información precisa al médico o a la enfermera sobre el efecto de estos sobre el dolor.

¿Me Volveré Adicto Si Uso Narcóticos para Aliviar el Dolor?

No. La adicción a los narcóticos se define como la dependencia al uso regular de narcóticos para satisfacer necesidades físicas, emocionales y psicológicas más que por razones médicas. El alivio del dolor es una razón médica para tomar los narcóticos. Por lo tanto, si usted toma narcóticos para aliviar el dolor, usted no es un "adicto," no importa qué tanto o qué tan a menudo tome sus medicamentos de narcóticos. Si usted y su médico deciden que los narcóticos son una elección apropiada para el alivio de su dolor, úselos como se indica.

La adicción es un temor muy común en las personas que toman narcóticos para el alivio del dolor. La adicción a los narcóticos es tema que tiene mucha carga emocional. Usted puede haber oído a personas que utilizan el término "adicción" con mucha soltura sin entender exactamente qué es lo que significa - el uso compulsivo de medicamentos que forman hábito por sus efectos placenteros.

La adicción a las drogas en los pacientes del cáncer es rara. Generalmente, cuando los narcóticos se usan bajo una supervisión médica apropiada, la posibilidad de una adicción es muy pequeña. La mayoría de los pacientes que toman narcóticos para aliviar el dolor pueden dejar de tomar estos medicamentos si su dolor se puede controlar con otros métodos. Es importante recordar que si los narcóticos son la única manera efectiva de aliviar el dolor, la comodidad del paciente es más importante que cualquier posibilidad de adicción.

Si toma narcóticos por varias semanas o más tiempo, prepárese para oír que alguien exprese su preocupación acerca de una adicción. La mayoría de las personas con dolor prolongado que toman narcóticos han enfrentado este problema. Recuerde que las preocupaciones de otras personas con respecto a la adicción a menudo se deben a falta de información.

Si tienen preocupaciones sobre la adicción, compártalas con aquellos que lo quieren. Estos temores no deben impedirle que use los narcóticos que alivian su dolor de manera efectiva.

¿Qué Es la Tolerancia a los Medicamentos?

Cuando ciertos medicamentos se toman con regularidad por largo tiempo, el cuerpo no responde a ellos tan bien como lo hacía antes y los medicamentos de una dosis fija se vuelven menos efectivos. Se deben tomar dosis más altas o más frecuentes para obtener los efectos que se lograban con la dosis original. Las personas que toman narcóticos para el control del dolor encuentran que con el tiempo necesitarán tomar dosis más altas. Esto se puede deber al aumento del dolor o al desarrollo de la tolerancia al medicamento. El aumentar las dosis de los narcóticos para aliviar un dolor en aumento o para superar la tolerancia al medicamento no es adicción.

¿Puede Ser Peligroso Tomar Narcóticos?

Todos los medicamentos pueden ser peligrosos si no se toman adecuadamente. Los riesgos de tomar de manera impropia los narcóticos incluyen la sobredosis, interacciones con otros medicamentos y accidentes resultantes de la somnolencia.

Sobredosis: Una dosis demasiado grande de un narcótico podría provocar que bajara el ritmo respiratorio o que se detuviera (depresión respiratoria). Las dosis requeridas para el adecuado alivio del dolor son casi nunca lo suficientemente grandes como para causar la muerte. Los doctores ajustan con mucho cuidado la dosis de los analgésicos narcóticos para que el dolor se alivie con muy pocos efectos sobre la respiración. Quizá haya oído hablar de los adictos que se mueren de una sobredosis de narcóticos. Esto se debe, generalmente, a tomar el narcótico con otras drogas que interactúan con él, a tomar dosis mucho más altas que serían necesarias para el alivio de dolor o a las impurezas en los narcóticos ilegalmente obtenidos. El primer signo de una sobredosis de narcóticos es sentir una somnolencia poco común o dificultad para despertar. Si usted tiene cualquiera de estos problemas, alguien debe contactar con su médico tan pronto como sea posible.

Interacciones con medicamentos: Las combinaciones de narcóticos, alcohol y tranquilizantes pueden ser peligrosas. Si usted bebe alcohol o si toma tranquilizantes, auxiliares para dormir, antidepresivos, antihistamínicos o cualquier otro medicamento que lo haga dormir, dígale a su médico qué cantidad y con que frecuencia. Incluso las dosis pequeñas pueden causar problemas. El uso de alcohol y cualquiera de estos medicamentos con narcóticos puede provocar síntomas de una sobredosis como debilidad, dificultad para respirar, confusión, ansiedad, o somnolencia o vértigo más severo. Estas interacciones con los medicamentos podrían dar como resultado pérdida de conocimiento y muerte. Dígale a su médico acerca de cualquier medicina o combinación de medicinas que lo hacen sentir somnoliento o con sueño.

Accidentes: Los narcóticos a menudo causan somnolencia o vértigo. Si usted está consciente de esto, puede ser más cuidadoso para evitar accidentes. Algunas veces podría no ser seguro para usted manejar un carro o subir o bajar escaleras. Evite operar equipos como sierras o taladros, o realizar actividades que requieran estar alerta. Esté al pendiente del efecto que los narcóticos tienen en usted para que pueda tomar las precauciones necesarias.

¿Cuántos Analgésicos Narcóticos Puedo Tomar Con Seguridad?

La cantidad de analgésicos que puede tomar debe ser determinada por su médico. Los analgésicos afectan de forma diferente a las personas. Una dosis muy pequeña puede ser efectiva para usted, mientras que alguien más podría necesitar una dosis más grande para obtener el alivio a su dolor.

Usted necesita hacer estas preguntas:

  • ¿Qué tanto debo tomar? ¿Qué tan a menudo?
  • ¿Y si no se me quita el dolor, puede tomar más?
  • Si se debe aumentar la dosis, ¿qué tanto?
  • ¿Debo llamar al médico antes de aumentar la dosis?
  • ¿Qué pasa si se me olvida tomarla o si la tomo después?

Su médico tratará de recetar la cantidad de narcótico que sea tanto segura para usted como efectiva para su dolor.

Tome la medicina como su médico o la enfermera se lo recetaron pero dígales de inmediato si su dolor no se controla o si tienen efectos secundarios severos tales como una somnolencia extrema o dificultad para respirar. Si usted no necesita todo el narcótico que le recetaron, su médico o enfermera le dirán como reducir la dosis y la frecuencia.

¿Qué Pasa Si la Medicina Que Me Ha Recetado el Doctor No Alivia Mi Dolor?

Dígale a su médico o enfermera lo más rápido que pueda si no se alivia su dolor de forma efectiva. ¡No espere hasta su próxima cita! Ellos necesitan saber:

  • Qué tanto, si es que así ha sido, se ha reducido su dolor.
  • Cuánto tiempo tiene que se le quitó el dolor.
  • Cualquier tipo de efectos secundarios que ocurran o que no ocurran, especialmente somnolencia.
  • Cómo interfiere el dolor con sus actividades normales como dormir, trabajar, comer o tener sexo.

Con la ayuda de su médico, generalmente puede conseguir un buen alivio para su dolor. Cuando el medicamento no le proporciona el suficiente alivio para el dolor, el médico podría aumentar la dosis o la frecuencia o recetarle un medicamento diferente. Algunos narcóticos son más fuertes que otros y usted podría necesitar uno más fuerte para controlar su dolor.

Sí el alivio del dolor no está durando lo suficiente, pregunte a su médico acerca de la presentación de acción prolongada del medicamento. La morfina está disponible hoy en día en tabletas que alivian por un período prolongado de tiempo (MS Continor Roxanol SR).

Usted puede haber desarrollado tolerancia al medicamento si ha tomado narcóticos por largo tiempo. Como resultado, las dosis que hubieran sido muy fuertes para usted unas cuantas semanas antes, ahora pueden ser seguras. El efecto que se desea es un alivio del dolor con los menos efectos secundarios posibles a pesar del tamaño de la dosis.

Algunos médicos se muestran reacios a recetar grandes dosis o narcóticos más fuertes para el control del dolor. Sin embargo, con una cuidadosa observación médica, las dosis de narcóticos más fuertes (orales o inyectados) pueden ser aumentadas con seguridad en cantidad suficiente para aligerar el dolor severo. No aumente la dosis de su medicamento para el dolor usted mismo.

Recuerde, usted es el mejor juez para saber si su dolor se alivia o no. Si aún tiene dolor y su doctor no parece estar consciente de otras alternativas, pregunte a un especialista en el control del dolor de cáncer.

¿Cuáles Son los Efectos Secundarios de los Narcóticos?

Aunque no todo el mundo tenga efectos secundarios por los narcóticos, algunos de los más comunes son la somnolencia, el estreñimiento, la náusea y el vómito.

Algunas personas también podrían experimentar vértigo, efectos mentales, (pesadillas, confusión, alucinaciones) una reducción moderada en la velocidad y profundidad de la respiración, o dificultad para orinar.

Siempre debe discutir los efectos secundarios con su médico o enfermera. Los efectos secundarios de los analgésicos narcóticos pueden, por lo general, manejarse con éxito.

¿Qué Puedo Hacer con la Somnolencia?

Al principio, los narcóticos provocan algo de somnolencia en la mayoría de las personas, pero esta desparece por lo general unos pocos días después. Si el narcótico le está dando alivio al dolor por primera vez en mucho tiempo, su somnolencia puede ser el resultado de la reducción de su dolor, lo que le permite descansar todo lo que necesita. Este tipo de somnolencia desaparecerá luego que usted "equilibre" su sueño. La somnolencia también se hará menor mientras su cuerpo se acostumbre al medicamento. Llame a su médico o enfermera si siente que está muy somnoliento para realizar sus actividades normales después de estar tomando el medicamento durante una semana.

Si está somnoliento, tenga mucho cuidado en evitar situaciones en las que se pueda lastimar a si mismo como resultado de no estar alerta, tales como cocinar, subir escaleras o manejar.

He aquí algunas formas para controlar la somnolencia:

  • Espere unos días y vea si desaparece.
  • Revise si hay alguna otra razón para la somnolencia. ¿Está tomando otros medicamentos que también puedan causarle somnolencia?
  • Pregunte a su médico si puede tomar dosis más pequeñas en forma más frecuente.
  • Si el narcótico no está aliviando el dolor, quizá el dolor lo está dejando fuera de combate. En este caso, un mejor analgésico puede dar como resultado una menor somnolencia. Pregunte a su médico que puede hacer para tener un mejor alivio a su dolor.
  • Algunas veces una pequeña reducción en la dosis de un narcótico le dará todavía el alivio a su dolor pero sin somnolencia. Si la somnolencia es severa, usted podría estar tomando más narcóticos de los que necesita. Pregunte a su médico sobre bajar la cantidad que está tomando actualmente.
  • Pregunte a su médico si puede tomar un estimulante suave como la cafeína, o si le puede recetar un estimulante como la dextroamfetamina (Dexedrina) o el metilfenidato (Ritalin).
  • Si la somnolencia es severa u ocurre de repente después de haber estado tomando narcóticos por un tiempo, notifique a su médico o enfermera en seguida.

¿Qué Puedo Hacer Para el Estreñimiento?

Los narcóticos provocan estreñimiento en la mayoría de las personas. Las heces no se mueven a lo largo del tracto intestinal tan rápido como acostumbran y se vuelven duras debido a que se absorbe más agua. Su médico probablemente le recete un ablandador de heces fecales y un laxante.

Después de consultar con su médico o su enfermera, usted puede tratar lo siguiente:

  • Consuma alimentos ricos en fibra como frutas y verduras crudas, panes de granos enteros y cereales. Añadir una o dos cucharadas soperas de salvado sin procesar a su comida agrega volumen y estimula las evacuaciones intestinales. Mantener a la mano un salero con salvado a la hora de las comidas es la forma más sencilla de espolvorearlo en los alimentos. Un nutriólogo puede sugerirle otras formas para añadir fibra a su dieta.
  • Tome muchos líquidos. De ocho a diez vasos de 8 onzas de líquidos diarios le ayudará a mantener sus heces suaves.
  • Haga todo el ejercicio que pueda.
  • Coma alimentos que le hayan ayudado a aliviar el estreñimiento en el pasado.
  • Trate de usar el baño o el cómodo cuando tenga un movimiento intestinal, incluso si éste es el único momento en que deja la cama.
  • Planee sus evacuaciones intestinales a la misma hora todos los días, de ser posible. Separe un tiempo para sentarse en el baño o el cómodo, de preferencia después de una comida.
  • Tome una bebida caliente casi media hora antes del tiempo planeado para la evacuación.
  • Si tiene dificultad en comer la cantidad suficiente de salvado u otros alimentos ricos en fibra, consulte con su médico, enfermera o farmacéutico sobre usar un laxante de volumen como el Metamucil.

Asegúrese de consultar con su médico o enfermera antes de tomar cualquier laxante o ablandador de heces fecales por su cuenta.

¿Qué Puedo Hacer para la Náusea y el Vómito?

La náusea y el vómito causados por los narcóticos generalmente desaparecerán a los pocos días después de tomar el medicamento. Las siguientes sugerencias pueden ser de ayuda:

  • Si la náusea se presenta principalmente cuando está caminando (lo contrario de estar en cama), recuéstese una hora o algo así después de tomar su medicamento. Este tipo de náusea es como el mareo al viajar. Algunas veces el médico le dirá que use medicamentos (como el Bonin o el Dramamine) que se pueden comprar sin receta médica para contrarrestar este tipo de náusea. No tome estos medicamentos sin consultar con su médico, enfermera o farmacéutico.
  • Si el dolor es la causa de la náusea, utilizar narcóticos para aliviar el dolor por lo general hace que desaparezca la náusea.
  • Medicamentos (como el Compazine, o el Torecan de forma oral o en supositorios rectales) se pueden recetar algunas veces.
  • Pregunte a su médico o enfermera si otro padecimiento médico u otros medicamentos que esté tomando como los esteroides, medicamentos anticáncer o aspirina pueden ser la causa de su náusea.

Algunas personas piensan por error que son alérgicas a los narcóticos. Los narcóticos provocan náusea. La náusea y el vómito solos por lo general no son respuestas alérgicas. Pero si la náusea y el vómito vienen acompañado de alguna erupción cutánea o de comezón puede ser una reacción alérgica. Si esto ocurre, deje de tomar el medicamento y notifíquelo a su médico de inmediato.

He Oído que Algunas Personas Que Dejan de Tomar Narcóticos Tienen Efectos de Abstinencia. ¿Es Verdad?

Usted no debe dejar de tomar los analgésicos narcóticos de súbito. Las personas que dejan de tomar los medicamentos narcóticos generalmente dejan de tomarlos de forma gradual de manera que cualquier síntoma de abstinencia será muy leve o apenas se notará. Si deja de tomar los narcóticos súbitamente y presenta una enfermedad como la gripe, sudoración excesiva, diarrea o alguna otra reacción poco común, dígale a su médico o enfermera. Estos síntomas pueden ser tratados y tienden a desaparecer en poco días o pocas semanas.

Si Mi Dolor Se Vuelve Más Severo, ¿Necesitaré Inyecciones Para Aliviar El Dolor?

Probablemente no. Las inyecciones intramusculares o "piquetes" se utilizan de manera poco común para aliviar el dolor de cáncer. Los supositorios rectales de narcóticos pueden ser efectivos y se han desarrollado nuevos métodos para administrar analgésicos narcóticos. Tabletas de efecto prolongado de morfina ya están disponibles y algunos narcóticos proporcionan un rápido alivio cuando se administran bajo la lengua (sublingual). Un medicamento narcótico, el fentanil, está ya disponible como parche de la piel con descargas continuas de medicamento a través de la piel por 48 a 72 horas.

Si usted y su médico no han podido encontrar una forma de obtener un buen control del dolor con medicamentos que tome por la boca (orales), se pueden administrar algunos tipos de medicamentos para quitar el dolor vía intravenosa. Usted podría querer información acerca de la analgesia controlada por el paciente. Con este método, un bomba computarizada que contiene el medicamento se pega a una aguja colocada en una vena. Siempre que se necesite el analgésico, el paciente presiona un botón de la bomba que libera una dosis prefijada del analgésico dentro de la vena.

Un método nuevo, simple, seguro y efectivo de control del dolor se llama infusión continua subcutánea - Una bomba electrónica pequeña suministra el medicamento de forma automática a través de una aguja colocada bajo la piel. Otra forma de tratamiento para el cáncer es inyectar el analgésico dentro de la médula espinal ( intratecal ) o dentro del espacio alrededor de la médula espinal ( epidural ).

Su médico o especialista en el dolor pueden darle más información acerca de estos avances en el tratamiento del dolor.

¿Es Cierto que El Dolor Severo Solo Puede Ser Aliviado con Heroína?

No. Esto no es cierto. Algunos periódicos y artículos de revistas han sugerido que la heroína es la única forma de aliviar el dolor severo, pero el éxito reportado con la heroína se debió más a cómo se administraba la droga (de una forma preventiva) que a los efectos de la droga en si. Los narcóticos fuertes como la morfina y el Dilaudid, por lo general, pueden aliviar un dolor muy severo. De hecho, el cuerpo convierte la heroína en morfina.

La heroína está disponible en Inglaterra y se ha utilizado para tratar el dolor de los pacientes de cáncer. Sin embargo, incluso en Inglaterra la morfina se utiliza de manera rutinaria debido a que ha demostrado ser tan efectiva como la heroína. En los Estados Unidos, la heroína no se consigue de forma legal.

¿Qué Otros Medicamentos con Prescripción Médica Se Están Usando Para Aliviar el Dolor del Cáncer?

Varias clases diferentes de medicamentos se pueden usar junto (o en lugar de) los narcóticos para aliviar el dolor del cáncer. Ellos tienen su propia acción de alivio para el dolor o pueden aumentar la actividad de alivio del dolor de los narcóticos. Otros disminuyen los efectos secundarios de los analgésicos narcóticos. Las siguientes clases de medicamentos no-narcóticos pueden ser recetados por su médico para ayudarle a obtener un mejor alivio para su dolor:

  • Antidepresivos como el Elavil, Tofranil, o Sinequan se usan para tratar el dolor que resulta de una cirugía, la radioterapia, o la quimioterapia.
  • Los antihistamínicos como el Vistaril o el Atarax alivian el dolor, ayudan a controlar la náusea y ayudan a que los pacientes duerman.
  • Medicamentos antiansiedad como el Xanax o el Ativan podrían usarse para tratar los espasmos musculares que a menudo acompañan al dolor severo. Además estos son útiles para tratar la ansiedad que sienten algunos pacientes con cáncer.
  • Dextroamfetamina (Dexadrine) aumenta la acción de alivio del dolor de los analgésicos narcóticos y también reduce la somnolencia que estos causan.
  • Anticonvulsivos como el Tegretol o el Klonopin son útiles para los dolores como una lesión de nervios provocada por el cáncer o la terapia del cáncer.
  • Esteroides como la prednisona o el Decadron son útiles para ambos tipos de dolor de cáncer, crónico y agudo.
  • Los NSAID tales como el Motrin reducen la inflamación y reducen el dolor postquirúrgico y el dolor de las metástasis de los huesos.

Fuente:

Adaptado de National Cancer Institute, 2/00



Último revisado Febrero 2000 por EBSCO Publishing Editorial Staff

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!