Facebook Pixel

Antidepresivos y el Riesgo de Conducta Suicida: Un Estudio Nuevo Lo Evalua

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

Antidepresivos y el Riesgo de Conducta Suicida: Un Estudio Nuevo Lo Evalúa

En el 2000, casi 30,000 personas murieron por suicidio en los Estados Unidos. No es sorprendente que más del 90% de personas que se suicidan tengan un trastorno mental que pueda ser diagnosticado, comúnmente depresión . Esta es causa de preocupación, ya que algunos investigadores sospechan que el uso de antidepresivos - medicamentos usados para tratar los trastornos depresivos - podría estar asociado con un riesgo mayor de pensamientos o conductas suicidas.

Varios estudios han vinculado el uso de antidepresivos, especialmente de la clase conocida como inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (SSRI, por sus siglas en inglés), con riesgos mayores de conducta suicida. El 2 de febrero de 2004, la FDA publicó un reporte pidiendo a los fabricantes de 10 medicamentos antidepresivos que incluyeran sobre la etiqueta de sus medicamentos advertencias respecto a la necesidad de supervisar a las personas que toman antidepresivos en caso de un empeoramiento de la depresión y la aparición de pensamientos suicidas.

Un estudio nuevo en la edición del 21 de julio de 2004 de Journal of the American Medical Association observó la asociación entre el uso de antidepresivos y conductas suicidas y encontró que el riesgo de conducta suicida incrementó de manera significativa al primer mes de tomar antidepresivos.

Acerca del Estudio

Los investigadores usaron información de la U.K. General Practice Research Database (GPRD), una base de datos de archivos médicos detallados sobre más de tres millones de personas por más de 10 años. La GPRD contiene una variedad de información, incluyendo registros de recetas de medicamentos, diagnósticos clínicos, canalización con especialistas, visitas a la sala de emergencias y hospitalizaciones.

Para este análisis, los investigadores consideraron a los pacientes en esta base de datos que, entre 1993 y 1999, tomaron uno de los siguientes antidepresivos: El SSRI fluoxetina (Prozac) y paroxetina (Paxil), o los tricíclicos (una clase más antigua de antidepresivos) amitriptilina (Elaver, Endep) y dotiepina (Prothiaden, Dosulepin; actualmente no disponible en los Estados Unidos). Específicamente, estudiaron a los 555 pacientes que habían intentado suicidarse o tuvieron pensamientos suicidas (grupo de conducta suicida no fatal) y a los 17 pacientes que habían cometido suicidio (grupo suicida). Estos pacientes se compararon con 2,219 pacientes que estaban tomando uno de los antidepresivos, pero que no mostraron conductas suicidas durante el estudio.

Los investigadores usaron esta información para comparar los riesgos de conducta suicida asociada con cada uno de los cuatro medicamentos. También investigaron si la duración o suspensión del tratamiento afectó el riesgo de conducta suicida.

Los Resultados

La mayoría de los miembros del grupo suicida no fatal había intentado suicidarse (85%), mientras que relativamente pocos habían sido identificados como tener pensamientos suicidas (15%). Este grupo fue predominantemente femenino (65%) y compuesto en gran parte por personas entre los 20-49 años de edad (75%). Por otra parte, el grupo suicida consistió principalmente de hombres (76%). Aproximadamente la mitad estaban entre los 20-39 años de edad y, la otra mitad entre los 40-69 años de edad (ninguno entre los 10-19 años de edad).

En ambos grupos, el tiempo desde que se empezó a usar antidepresivos estuvo fuertemente asociado con la conducta suicida. En comparación con las personas que habían estado tomando el antidepresivo durante 90 días o más, el riesgo de tener un episodio no fatal de suicidio incrementó significativamente durante el primer mes, especialmente durante los primeros nueve días, cuando el riesgo fue cuatro veces más alto. En el grupo suicida, el riesgo de cometer suicidio durante los primeros nueve días de uso del antidepresivo fue 38 veces más alto que después de haber tomado el antidepresivo durante 90 días o más.

El riesgo de conducta suicida no fue significativamente diferente entre los cuatro tipos de antidepresivos. Sin embargo, el grupo de conducta suicida no fatal sí mostró un riesgo mayor asociado con la paroxetina, en comparación con la dotiepina, pero esta diferencia no alcanzó importancia estadística.

Suspender el antidepresivo no estuvo asociado con un riesgo mayor de conducta suicida en este estudio.

¿En Qué Manera Le Afecta?

Estos resultados sugieren que el uso de ciertos antidepresivos sí está correlacionado con la conducta suicida, aunque la gran mayoría de pacientes que tomaron estos antidepresivos no se volvieron suicidas en ningún momento. Lo que sigue siendo un misterio es la causa de esta correlación. La explicación más probable es que las personas tienden a empezar a tomar antidepresivos cuando están más deprimidas y no experimentan los beneficios de los medicamentos, sino hasta varias semanas después. Alternativamente, es posible - aunque poco probable - que los antidepresivos provoquen que la depresión empeore antes de que sea aliviada. Una tercera posibilidad es que un antidepresivo podría elevar la motivación del paciente a actuar (en este caso de manera destructiva) antes que empiece a elevar su estado de ánimo.

Cualquiera que sea la causa de la correlación, este estudio señala la importancia de supervisar de manera cercana a las personas que están tomando antidepresivos - especialmente durante el primer mes - en caso de que la depresión empeore o aparezcan pensamientos o conductas suicidas. Si usted o su hijo está tomando antidepresivos, debe consultar a su médico en caso de que observe que la depresión empeore, aparezcan pensamientos suicidas, o comiencen abruptamente otros síntomas de preocupación, tales como ansiedad , perturbación, ataques de pánico, insomnio , irritabilidad, hostilidad, impulsividad, inquietud severa, o euforia inapropiada. Es importante no dejar de tomar los antidepresivos sin antes verificarlo con su médico. Si éste recomienda que deje de tomar su medicamento, probablemente le dará un plan para disminuir el medicamento, en lugar de suspenderlo abruptamente.

FUENTES ADICIONALES DE INFORMACIÓN:

National Institute of Mental Health
http://www.nimh.nih.gov/

National Foundation for Depressive Illnesses
http://www.depression.org/

Fuentes:

Jick H, Kaye JA, Jick SS. Antidepressants and the risk of suicidal behaviors. Journal of the American Medical Association . 2004; 292:338-343.

Questions and answers on antidepressant use in children, adolescents, and adults. U.S. Food and Drug Administration website. Disponible en: Http://www.fda.gov/. Accedido el 21 de julio de 2004.

The numbers count: Mental disorders in America. National Institute of Mental Health website. Disponible en: Http://www.nimh.nih.gov/. Accedido el 20 de julio de 2004.



Último revisado 23 de julio de 2004 por Richard Glickman-Simon, MD

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!