Facebook Pixel

Apendicitis: Un Muy Serio Dolor de Barriga

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

Apendicitis: Un Muy Serio Dolor de Barriga

Rerun image

El apéndice es un tubo de tejido en forma de gusano de tres pulgadas de longitud que se extiende desde el intestino grueso. Extirparlo no presenta consecuencias aparentemente negativas. Por consiguiente, es por lo general ignorado...a menos que se infecte.

¿Qué Provoca la Apendicitis?

Una infección del apéndice - apendicitis - puede ocurrir a cualquier edad, pero es más común entre los 10 y los 30 años de edad. La apendicitis afecta aproximadamente a una de cada 15 personas o aproximadamente el 7% de la población de los E.U. Puede resultar como consecuencia de otra - por lo general gastrointestinal - infección viral o como resultado de algo que esté bloqueando la entrada a la cavidad que pasa por el interior del apéndice.

El peligro de una apendicitis es que el apéndice infectado por lo general se parte o se revienta, propagando la infección al peritoneo (el recubrimiento de la cavidad abdominal). Esto provoca una peritonitis - un padecimiento que puede ser potencialmente mortal si no es tratado inmediatamente con antibióticos.

En algunos casos, se puede desarrollar un absceso, rodeando el apéndice infectado y previniendo que la infección se propague. Sin embargo, la presencia de un absceso por lo general no puede ser identificada definitivamente sino hasta que se realiza la cirugía. Es por eso, que una vez que es detectada, todos los casos de apendicitis son tratados mediante cirugía para extraer el apéndice.

Dolor y Sensibilidad, Entre Otras Cosas

Las primeras señales de apendicitis con frecuencia son parecidas a los síntomas de los virus gastrointestinales, incluyendo:

  • Náusea y/o vómito
  • Pérdida de apetito
  • Fiebre
  • Estreñimiento o diarrea
  • Dolor en partes del abdomen, o en la espalda o en el recto
  • Inhabilidad de pasar gas
  • Inflamación abdominal

Sin embargo, la señal indicadora de apendicitis es por lo general cada vez más sensibilidad y dolor en el área conocida como el punto McBurney - un punto ubicado aproximadamente a medio camino en una línea entre la protrusión del hueso de la cadera y el ombligo. El dolor empeora al moverse, hacer respiraciones profundas, toser, estornudar o tocarse el área.

Desafortunadamente, diagnosticar la apendicitis puede ser muy difícil, debido a que alguno o todos los síntomas con frecuentemente son inadvertidos. Incluso cuando todos los síntomas están presentes, con frecuencia son mal diagnosticados. El diagnóstico puede ser especialmente difícil en la edad adulta y en los niños pequeños, ya que ellos por lo general tienen sólo uno o dos síntomas y podrían no ser capaces de expresar su dolor. La apendicitis es también difícil de diagnosticar en mujeres embarazadas, cuya apéndice - y de esta manera, cualquier dolor de la apendicitis - se mueve para arriba hacia su caja torácica conforme el embarazo avanza.

En el diagnóstico de la apendicitis, es importante obtener un cuidadoso historial de los síntomas del paciente y entonces realizar una minuciosa exploración física. Cuando se sospecha de la presencia de la apendicitis, numerosas pruebas son realizadas - rayos X , conteos de glóbulos blancos, análisis de orina para descartar una posible infección del tracto urinario y en algunos casos, una tomografía computarizada o ultrasonido - para señalar el diagnóstico antes de prescribir el tratamiento.

Solo Una Manera de Tratar la Apendicitis

Una vez diagnosticado, el único tratamiento para la apendicitis es una apendicectomía - cirugía para extirpar el apéndice. Como muchos otros tipos de cirugía hoy en día, el método quirúrgico generalmente preferido es la laparoscopía. En el que se realizan pequeñas incisiones en el abdomen, a través de las cuales es introducido un pequeño equipo de video y equipo quirúrgico. Entonces, el cirujano extirpa el apéndice con las instrumentos quirúrgicos, utilizando el monitor de video como una guía.

Las apendicectomías laparoscópicas son preferidas por lo general porque son menos invasivas y requieren incisiones más pequeñas. Esto da como resultado una menor estadía en el hospital (un día en lugar de dos o tres), una rápida recuperación (por lo general unos cuantos días en lugar de más de una semana) y menos dolor postoperatorio que con las cirugías "abiertas" tradicionales.

Sin embargo en algunos casos, el método de apendicectomías abiertas es aún el método escogido, especialmente si el apéndice se ha reventado y ha propagado la infección hacia el abdomen. Aquí, la incisión más grande del método de cirugía abierta es necesario para asegurarse que el abdomen esté apropiadamente "limpio" de la infección. Además, el método de apendicectomía abierta es preferido cuando se ha detectado un absceso o se sospecha de este.

Sin Prevención, Sólo Rápida Acción

Actualmente no existen medidas que pueda llevar a cabo para prevenir la apendicitis. Sin embargo, si sospecha que usted o su hijo pudieran tener apendicitis, debería seguir los siguientes pasos:

  • Buscar examinación médica de inmediato.
  • No utilice un enema o cualquier medicamento laxante; esto puede incrementar las probabilidades de que su apéndice reviente.
  • No coma o beba nada hasta que la examinación sea realizada, ya que puede ser requerida una cirugía de emergencia.
  • No tome medicamentos para el dolor antes de la examinación, ya que esto puede ocultar los síntomas, haciendo más difícil el diagnóstico.

Recuperación y Regreso a las Actividades

Dependiendo si ha habido o no una ruptura, el método quirúrgico que haya sido utilizado y la edad y la condición del paciente, la recuperación de una apendicectomía tomará en cualquier circunstancia desde unos cuantos días hasta más de una semana. Durante este periodo, se le recetará descanso principalmente, seguido de una gradual reanudación de las actividades normales. En algunos casos, podría seguir una dieta de líquidos con una inmediata progresión hacia una dieta "suave." Pero por lo general, los pacientes regresan a sus actividades normales en un lapso de dos días después de la cirugía. Los medicamentos para el dolor serán prescritos después de la cirugía, así como antibióticos si el apéndice se revienta. Sin embargo, prácticamente en todos los casos, cuando se trata adecuada e inmediatamente, puede esperar una recuperación completa sin mayores complicaciones.

Fuentes Adicionales de Información:

Mayo Clinic Health Oasis
http://www.mayoclinic.com/

National Digestive Diseases Information Clearinghouse
http://www.niddk.nih.gov/



Último revisado Mayo 2005 por Rosalyn Carson-DeWitt, MD

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!