Facebook Pixel

Aspirina y Cancer de Seno: ?Cual es la Conexion?

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

Aspirina y Cáncer de Seno: ¿Cuál es la Conexión?

En el pasado, la mayoría de la investigación sobre el cáncer se había enfocado en identificar y modificar los factores de estilo de vida que eran conocidos por aumentar o disminuir el riesgo del cáncer de una persona (por ejemplo, dejar de fumar para reducir el riesgo del cáncer pulmonar). Recientemente, también los investigadores han estado enfocados en el papel de la quimioprevención, el uso de químicos (por ejemplo, medicamentos) para prevenir o inhibir el desarrollo de cáncer.

Un área en la cual la quimioprevención ha demostrado tener algo de éxito es en el tratamiento del cáncer de seno . Por años, los investigadores han entendido que el estrógeno juega un papel importante en el desarrollo del cáncer de seno. Más investigación condujo al descubrimiento de los receptores de hormonas en las células cancerosas de los senos. Actualmente, cuando una mujer es diagnosticada con cáncer de seno, una de las primeras cosas que su doctor hace es determinar si las células cancerosas son receptoras de hormonas negativas o receptoras de hormonas positivas. Esto es importante porque si una mujer tiene células cancerosas receptoras positivas, es mucho más probable que responda al tamoxifeno y a medicamentos similares, los cuales bloquean los efectos estimulantes del estrógeno sobre estas receptoras.

A la luz de los resultados recientes con respecto al papel de las prostaglandinas en el desarrollo del cáncer de seno, y el papel de la aspirina (y otros NSAID como el ibuprofeno) en inhibir la producción de la enzima que se necesita para producir prostaglandinas, los investigadores empezaron a preguntarse si la aspirina tenía efectos protectores significativos, y si así era, si esta protección variaba de acuerdo al estatus del receptor de hormonas.

Para contestar esta pregunta, los investigadores realizaron un estudio para determinar si había una asociación entre la frecuencia y la duración del uso de la aspirina (y otros NSAID) y el riesgo del cáncer de seno, y si esta asociación es más fuerte para las mujeres con cáncer de seno receptor de hormonas positivo. Los resultados de su estudio fueron publicados en el número de mayo 26 del 2004 de la revista The Journal of the American Medical Association. Los investigadores encontraron que el uso regular de la aspirina estaba asociado con una reducción en el riesgo de cáncer de seno.

Acerca del Estudio

Los investigadores realizaron un estudio de control de caso, basado en la población que incluía a 2862 mujeres de entre 20 y 98 años de edad. De éstas, 1442 fueron diagnosticadas con cáncer de seno y 1420 no. Durante las entrevistas personales, los investigadores recolectaron información sobre el uso de la aspirina, NSAID o acetaminofeno, así como un historial clínico completo.

Los Resultados

Los investigadores encontraron que 301 (20.9%) de las mujeres con cáncer de seno y 345 (24.3%) de las mujeres sin cáncer de seno reportaron el uso de aspirina o de NSAID por lo menos una vez a la semana durante un período de seis meses o más. Esto sumó un 20% en la reducción del riesgo de cáncer de seno ajustado a la edad entre estas mujeres.

La reducción más dramática ocurrió entre las mujeres que tomaban siete o más tabletas de aspirina a la semana. Ellas experimentaron una reducción del 28% del riesgo. Las mujeres que tomaban ibuprofeno regularmente observaron una respuesta más débil que la aspirina, pero no fue estadísticamente significativa. Las mujeres que utilizaron acetaminofeno (el cual no inhibía la producción de prostaglandina) no observaron reducción en su riesgo de desarrollar cáncer de seno.

Los investigadores continuaron para demostrar que esta reducción en el riesgo esencialmente sólo aplicaba en los cánceres de seno que contenían receptores de hormonas. La aspirina no pareció proteger en contra de los cánceres de seno que no contenían tales receptores.

¿Cómo le Afecta Esto?

Al final, los investigadores encontraron una asociación inversa entre el uso de aspirina y el riesgo de desarrollar cáncer de seno. Aunque hubo una reducción leve en el riesgo con el uso regular de ibuprofeno, no hubo tal reducción con el acetaminofeno. El efecto protector de la aspirina pareció estar reservado para los cánceres de seno que contenían receptores de hormonas, sugiriendo que la aspirina funciona, por lo menos en parte, al interferir con la producción de estrógeno. Los investigadores concluyeron que estos resultados se añaden a la evidencia creciente de que el uso regular de aspirina puede ser útil para reducir el riesgo de las mujeres de desarrollar cáncer de seno.

Sin embargo, un inconveniente del estudio es el hecho de que es un diseño de caso de control, no una prueba clínica, controlada al azar (RCT, por sus siglas en inglés). En estudios de caso de control, los pacientes que ya tenían cierta enfermedad se compararon con personas que no la tenían. Este tipo de estudio es menos confiable que las RCT porque, entre otras cosas, es más difícil establecer una relación de causa y efecto entre la exposición (en este caso la aspirina) y la enfermedad (cáncer de seno). Por ejemplo, las tasas de cáncer pulmonar son más altas para personas que no tuvieron una educación universitaria. Sin embargo, esto no significa que usted puede reducir su riesgo de desarrollar cáncer pulmonar simplemente por asistir a la universidad (una conclusión que podría llegar a menos que sepa que los universitarios graduados son menos propensos a fumar).

Una editorial que se publicó en el mismo número de Journal , declara que posiblemente el resultado más importante de este estudio es la observación de que los tumores receptores de hormonas positivos parecen responder a la terapia de la aspirina. Evidentemente, se necesitan pruebas clínicas antes de poder aconsejarle a una mujer que tome aspirina simplemente para reducir el riesgo de cáncer de seno. Aunque no es cara, no deja de tener sus riesgos (por ejemplo, úlceras pépticas). Sin embargo, mientras tanto, las mujeres que tenían una terapia de tomar aspirina a diario para protegerse de las enfermedades cardíacas y la apoplejía puede que se den cuenta pronto que habían estado recibiendo un beneficio adicional.

FUENTES ADICIONALES DE INFORMACIÓN:

American Cancer Society
http://www.cancer.org

National Cancer Institute
http://www.cancer.gov

Fuentes:

DuBois RN. Aspirin and breast cancer prevention. JAMA. 2004;291:2488-2489.

Terry MB, PhD., Gammon MD, PhD, Zhang FF, MD, MPH, et al. Association of frequency and duration of aspirin use and hormone receptor status with breast cancer risk. JAMA. 2004;291:2433-2440.



Último revisado Mayo 27, 2004 por Richard Glickman-Simon, MD

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!