Definición

El cáncer testicular es una enfermedad en la que crecen células cancerosas en uno o ambos testículos. Los testículos son un par de glándulas sexuales masculinas que producen y almacenan el esperma. También producen las hormonas masculinas. Se encuentran debajo del pene en un saco con forma de bolsa llamado escroto.

Existen tres tipos principales de cáncer testicular:

  • Seminomas
  • No seminomas (saco vitelino, carcinoma de células embrionarias, teratomas y coriocarcinoma)
  • Tumor de células estromales
El tratamiento varía según el tipo de célula.

El cáncer se presenta cuando las células del cuerpo (en este caso, las células de los testículos) se dividen de forma irregular y sin control. Generalmente, las células se dividen de forma regulada. Si las células continúan dividiéndose sin control cuando no se necesitan células nuevas, se forma una masa de tejido llamada neoplasia o tumor. El término cáncer se refiere a tumores malignos, que pueden invadir los tejidos cercanos y propagarse a otras partes del cuerpo. Un tumor benigno no es invasivo ni se propaga.

Causas

Las causas del cáncer testicular son desconocidas. Sin embargo, los estudios de investigación revelan que ciertos factores de riesgo se asocian con la enfermedad.

Factores de riesgo

Estos factores aumentan las probabilidades de desarrollar cáncer testicular. Informe al médico si presenta alguno de los siguientes factores de riesgo:

  • Antecedentes personales o familiares de cáncer testicular
  • Raza: blanca
  • Edad: de 25 a 35 años
  • Desarrollo testicular anormal, como el que se observa en el síndrome de Klinefelter
  • Criptorquidia, es decir, que el testículo no ha descendido al escroto antes del parto

Criptorquidia

si55551452_96472_1
© 2009 Nucleus Medical Art, Inc.

Síntomas

Si tiene alguno de estos síntomas, no considere que se deba al cáncer testicular. Estos síntomas podrían ser causados por otras afecciones. Informe al médico si presenta alguno de los siguientes síntomas:

  • Un bulto o hinchazón sin dolor en cualquiera de los testículos
    • Por este motivo, los hombres jóvenes, que son quienes corren más riesgo de desarrollar cáncer testicular, deben examinar los testículos regularmente. Cuanto antes se detecte un bulto, mejor será el pronóstico.
  • Aumento de tamaño o hinchazón de un testículo o cambio en cómo se siente
  • Sensación de presión en el escroto
  • Un dolor sordo en la parte inferior del abdomen o en la ingle
  • Aparición repentina de líquido en el escroto
  • Dolor o malestar en un testículo o en el escroto
  • Dolor en la zona lumbar (en los estadios más avanzados del cáncer)
  • Aumento del tamaño de los senos

Diagnóstico

El médico le preguntará acerca de sus síntomas y antecedentes clínicos, y le realizará un examen físico. Las pruebas pueden incluir:

  • Análisis de sangre
  • Ecografía: una prueba en la cual se usan ondas sonoras para detectar tumores
  • Biopsia por escisión: extracción de los testículos para detectar células cancerosas

Una vez que se detecta el cáncer testicular, se realizan pruebas para analizar si el cáncer se ha propagado y, de ser así, para determinar el grado de propagación.

Tratamiento

Cirugía

La cirugía requiere la extirpación del testículo canceroso. Se realiza a través de una incisión en la ingle. El cirujano también podrá extraer los nódulos linfáticos cercanos para determinar si se produjo metástasis.

Terapia de radiación (radioterapia)

La radioterapia es el uso de radiación para eliminar células cancerosas y reducir tumores. La radioterapia para el cáncer testicular se realiza con una máquina externa al cuerpo que emite radiación directamente al abdomen.

Quimioterapia

La quimioterapia es el uso de medicamentos para destruir células cancerosas. Puede administrarse en muchas formas, incluidos comprimidos, inyecciones y a través de una sonda. Los medicamentos ingresan en el torrente sanguíneo y se desplazan por el cuerpo mientras destruyen la mayoría de las células cancerosas. También pueden destruir algunas células sanas.

Prevención

No existen pautas generales para prevenir el cáncer testicular. No obstante, si el médico revisa los testículos mediante exámenes físicos regulares, puede detectar el cáncer en los primeros estadios cuando puede tratarse de mejor manera. Si detecta bultos, durezas o cambios en los testículos, consulte con el médico de inmediato. Todos los hombres deben realizarse autoexámenes de los testículos cada mes, independientemente de que corran riesgos o no.