Facebook Pixel

Cancer oral

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

Cáncer oral

De Vuelta al Oral Health Center

El cáncer oral incluye el cáncer de la cavidad oral (la boca) y la orofaringe (la parte de la garganta al final de la boca). La cavidad oral incluye muchas partes: Los labios, el recubrimietno dentro de los labios y mejillas llamado la mucosa bucal; los dientes; la base (piso) de la boca bajo la lengua; las primeras dos terceras partes de la lengua; la delgada cubierta de la boca (paladar duro); las encías y la pequeña área detrás de las muelas del juicio. La faringe incluye la tercera parte final de la lengua, el paladar blando, las amígdalas y la parte de la garganta detrás de la boca. Las glándulas salivales de toda la cavidad oral producen saliva, que mantiene la boca húmeda y ayuda a digerir el alimento. Es importante encontrar el cáncer oral de manera TEMPRANA; antes que tenga tiempo para diseminarse. El índice de supervivencia es mucho mayor para aquellas personas cuyo cáncer no se ha diseminado a otras partes del cuerpo.

Detección temprana



Las revisiones médicas regulares que incluyan una examinación de la boca entera pueden detectar afecciones precancerosas o las primeras etapas del cáncer de cavidad oral. Su doctor y dentista deben revisar los tejidos en su boca como parte de sus exámenes de rutina.

Síntomas



El cáncer oral normalmente se presenta en personas mayores de 45 años de edad, pero puede desarrollarse a cualquier edad. Hay algunos síntomas que observar:

  • Una úlcera que no sana en el labio o dentro de la boca
  • Un bulto sobre el labio o dentro de la boca o garganta
  • Un parche blanco o rojo sobre las encías, lengua o en el recubrimiento de la boca
  • Sangrado raro, dolor o entumecimiento en la boca
  • Irritación de garganta que no desaparece o una sensación de que se tiene algo atorado en la garganta
  • Dificultad o dolor al masticar o deglutir
  • Inflamación de la mandíbula que provoca que la dentadura postiza encaje mal o se vuelva molesta
  • Un cambio en la voz
  • Dolor en el oído

Estos síntomas podrían ser provocados por el cáncer o por otros problemas menos serios. Es importante consultar a un dentista o doctor con respecto a cualquiera de estos síntomas, para que el problema pueda ser diagnosticado y tratado lo más pronto posible.

Diagnóstico e identificación de la etapa



Si una área anormal ha sido encontrada en la cavidad oral, una biopsia es la única forma de saber si es cáncer. Normalmente, el paciente es enviado con un cirujano oral o un cirujano otorrinolaringólogo, quien extirpa parcial o totalmente el bulto o área con apariencia anormal. Un patólogo examina el tejido bajo un microscopio para revisar en caso de células cancerosas. Casi todos los casos de cáncer oral son carcinomas de células escamosas . Las células escamosas revisten la cavidad oral. Si el patólogo encuentra cáncer oral, el doctor del paciente necesita conocer la etapa o extensión de la enfermedad, con el fin de planear el mejor tratamiento. Las pruebas y exámenes de identificación de la etapa ayudan al doctor a averiguar si el cáncer se ha diseminado y qué partes del cuerpo están afectadas.

La identificación de la etapa por lo general incluye rayos X dentales y rayos X de la cabeza y pecho. El doctor también podría querer que el paciente se realice un escaneo CT (o CAT). Un escaneo CT es una serie de rayos X puestos juntos por una computadora para formar imágenes detalladas de áreas internas del cuerpo. La ultrasonografía es otra forma de producir imágenes de áreas en el cuerpo. Las ondas sonoras de alta frecuencia (ultrasonido), que no pueden ser escuchadas por los humanos, son rebotadas por los órganos y tejido. El patrón de ecos producido por estas ondas crea una imagen llamada sonograma. A veces el doctor solicita una MRI (imagen de resonancia magnética), un procedimiento en el que las imágenes son creadas usando un imán vinculado con una computadora. El doctor también palpa los nódulos linfáticos en el cuello para revisar en caso de inflamación u otros cambios. En la mayoría de los casos, el paciente tendrá una examinación física completa antes que inicie el tratamiento.

Tratamiento



Después del diagnóstico e identificación de la etapa, el doctor desarrolla un plan de tratamiento que llene las necesidades de cada paciente. El tratamiento para el cáncer oral depende de un número de factores. Entre los cuales está la localización, tamaño, tipo y extensión del tumor y la etapa de la enfermedad. El doctor también considera la edad del paciente y su salud general. El tratamiento involucra cirugía , radioterapia o en muchos casos, una combinación de las dos. Algunos pacientes reciben quimioterapia y tratamiento con medicamentos anti cancerígenos. Para la mayoría de los pacientes, es importante tener un examen dental completo antes de iniciar el tratamiento para el cáncer. Debido a que el tratamiento para el cáncer podría sensibilizar la boca y que se infecte más fácilmente, a menudo los doctores le aconsejan a los pacientes realizarse cualquier trabajo dental necesario antes que inicie el tratamiento. La mayoría de las personas con cáncer quieren saber todo lo que puedan sobre su enfermedad y sus opciones de tratamiento, de manera que puedan tomar parte activa en las decisiones sobre su cuidado médico y dental.

A muchos pacientes les resulta útil hacer una lista de preguntas antes de ver a su doctor. Tomar notas puede hacer más fácil el recordar lo que el doctor dice. A algunos pacientes también les resulta de ayuda tener a un familiar o un amigo a su lado, para tomar parte en la discusión, para tomar notas o sólo para escuchar.

Métodos de tratamiento

Los pacientes con cáncer oral podrían ser tratados por un equipo de especialistas. El equipo médico puede incluir un cirujano oral, un cirujano otorrinolaringólogo; un oncólogo médico, un oncólogo de radiación, un protesista dental, un cirujano plástico, un dietista, un trabajador social, una enfermera y un terapeuta del habla. La cirugía para extirpar el tumor en la boca es el tratamiento habitual para los pacientes con cáncer oral. Si hay evidencia de que el cáncer se haya diseminado, el cirujano también podría extirpar los nódulos linfáticos del cuello. Si la enfermedad se ha diseminado a los músculos y otros tejidos en el cuello, la operación podría ser más extensa.

La terapia de radiación (también llamada radioterapia) es el uso de rayos de alta energía para dañar las células cancerosos y detener su crecimiento. Al igual que la cirugía, la radioterapia es una terapia local; afecta sólo a las células en el área tratada. La energía puede venir de una máquina grande (radiación externa), también puede venir de materiales radioactivos colocados directamente dentro o cerca del tumor (radiación interna). La radioterapia algunas veces es utilizada para los tumores pequeños en la boca, en lugar de la cirugía. Los pacientes con tumores grandes podrían necesitar cirugía y radioterapia. Ésta podría ser dada antes o después de la cirugía. Antes de la cirugía, la radiación puede encoger el tumor de manera que pueda ser extirpado. La radioterapia después de la cirugía es utilizada para destruir las células cancerosas que puedan permanecer.

Para la radioterapia externa, el paciente va al hospital o clínica diariamente para sus tratamientos. Normalmente, el tratamiento se administra cinco días a la semana durante cinco o seis semanas. Este programa ayuda a proteger los tejidos sanos al dividir la cantidad total de radiación en pequeñas dosis. La radioterapia por implante pone pequeñas "semillas", que contienen material radiactivo, directamente dentro del tumor o en el tejido cercano a él. Por lo general, un implante es dejado en el lugar durante varios días y el paciente permanecerá en el hospital en un cuarto privado. La cantidad de tiempo que las enfermeras y otros cuidadores, así como visitas, puedan pasar con el paciente estará limitada. El implante es retirado antes de que el paciente se vaya a casa.

Cuidado de seguimiento



Los exámenes regulares de seguimiento son muy importantes para todo el que haya sido tratado por cáncer oral. El médico y el dentista observan de manera cercana al paciente para supervisar el proceso de curación y buscar señales de que el cáncer podría haber regresado. Los pacientes con sequedad bucal debido a la radioterapia deben tener exámenes dentales tres veces al año. Si continúan los problemas de pérdida de peso o alimenticios, el paciente podría consultar a un dietista. La mayoría de los doctores exhorta a sus pacientes con cáncer oral a dejar de consumir el tabaco y alcohol para reducir el riesgo de desarrollar un nuevo cáncer.

Causas y prevención



Los científicos en los hospitales y centros médicos de todo el país están estudiando esta enfermedad para saber más sobre lo que la causa y cómo prevenirla. Dos causas conocidas del cáncer oral son el consumo de tabaco y alcohol. Consumo de tabaco - fumar cigarrillos, puros o pipas; mascar tabaco o retener el humo- suman del 80 al 90 por ciento de los casos de cáncer oral. Un número de estudios ha mostrado que los fumadores de puro y pipa tienen el mismo riesgo que los fumadores de cigarrillos. Los estudios indican que quienes fuman menos tabaco están en un riesgo particular de desarrollar cáncer oral. Para los que han sido consumidores por mucho tiempo, el riesgo es mucho mayor, haciendo de la inhalación o del mascar tabaco entre las personas jóvenes una preocupación especial. Las personas que dejan de consumir tabaco, incluso después de muchos años de uso, pueden reducir enormemente el riesgo de cáncer oral. La asesoría especial o grupos de autoayuda pueden ser útiles para quienes están tratando de renunciar al tabaco.

El consumo crónico y/o excesivo de alcohol también incrementa el riesgo de cáncer oral, incluso para las personas que no consumen tabaco. Sin embargo, las personas que consumen tanto alcohol como tabaco tienen un riesgo especialmente alto de cáncer oral. Los científicos creen que estas sustancias incrementan los efectos dañinos de cada uno. El cáncer del labio puede ser provocado por la exposición al sol. El riesgo puede ser evitado con el uso de una loción o bálsamo labial que contenga un bloqueador solar. Usar un sombrero con un borde también puede bloquear los rayos dañinos del sol. Los fumadores de pipas son especialmente propensos al cáncer del labio. Algunos estudios han mostrado que muchas personas que desarrollan cáncer oral tienen un antecedente de leucoplasia , una mancha blanquecina dentro de la boca. Las causas de la leucoplasia no son bien comprendidas, pero normalmente está asociada con el consumo excesivo de tabaco y alcohol. La enfermedad a menudo se presenta en áreas irritadas como las encías y el recubrimiento bucal de quienes consumen menos tabaco y el labio inferior de los fumadores de pipa.

Otra enfermedad, eritroplasia aparece como una mancha roja en al boca. La eritoplasia se presenta con más frecuencia en personas entre los 60 y 70 años de edad. El diagnóstico y tratamiento temprano de la leucoplasia y la eritroplasia son importantes, ya que el cáncer podría desarrollarse en esas manchas. Las personas que piensan que podrían estar en riesgo de desarrollar cáncer oral deben hablar sobre este tema con su doctor o dentista, quien puede ser capaz de sugerir formas para reducir el riesgo y planear un programa apropiado de revisiones médicas.

Disminuir su riesgo



  • No consuma productos de tabaco; cigarrillos, para masticar o inhalar pipas o puros.
  • Si usted bebe alcohol, hágalo sólo con moderación.
  • Consuma una dieta rica en frutas y verduras (investigación sugiere que esto podría disminuir el riesgo de cáncer oral)
  • Realícese un examen. Un examen de cabeza y cuello debe ser una parte rutinaria de su consulta dental. Pídale a su dentista o médico que haga el examen por lo menos una vez al año. Recuerde: ¡La detección temprana salva vidas!

Fuente:

the National Institute of Dentaland Craniofacial Research, Marzo 1997



Último revisado Marzo 1997 por EBSCO Publishing Editorial Staff

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!