Definición

La palabra cardiopatía se refiere a la enfermedad muscular del corazón. Un corazón dañado no puede bombear eficientemente la sangre. La enfermedad suele avanzar hasta el punto en que los pacientes desarrollan una insuficiencia cardiaca potencialmente mortal. Además, las personas que tienen cardiomiopatía son más propensas a tener un ritmo cardiaco irregular o arritmias.

Hay dos categorías importantes de cardiomiopatía: isquémica y no isquémica. La cardiomiopatía isquémica se presenta cuando el músculo cardiaco se daña como resultado de ataques cardiacos provocados por la enfermedad de las arterias coronarias. La cardiomiopatía no isquémica, la categoría menos frecuente, incluye los tipos de cardiomiopatía que no están asociados con la enfermedad de las arterias coronarias.

Existen tres tipos principales de cardiomiopatía no isquémica:

  • Dilatada: el daño de los músculos cardiacos provoca el agrandamiento y la flacidez del corazón. El corazón se contrae como si tratara de compensar la debilidad de su bombeo.
  • Hipertrófica: las fibras del músculo cardiaco se agrandan de manera anormal. Las paredes del corazón se engrosan, dejando menos espacio para la sangre en los ventrículos. Cuando el corazón no puede relajarse correctamente entre los latidos, la poca sangre llena los ventrículos, la cual a su vez es bombeada.
  • Restrictiva: algunas porciones de la pared del corazón se vuelven rígidas y pierden su flexibilidad. El engrosamiento ocurre a menudo debido al tejido anormal que invade al músculo cardiaco.

Corazón Hipertrófico

Imagen informativa de Nucleus
© 2009 Nucleus Medical Art, Inc.

Causas

En la mayoría de los casos, las causas son desconocidas. Las causas posibles incluyen:

Dilatada

Con frecuencia, no se determina la causa del daño inicial, pero puede deberse a:

Hipertrofia

Las causas pueden incluir:

  • Factores hereditarios: puede estar presente al nacer, pero suele manifestarse en la adolescencia
  • Envejecimiento: asociado con la hipertensión

Restrictiva

Suele estar asociada a otras condiciones tales como:

  • Amiloidosis: acumulación de fibras proteínicas en el músculo cardiaco
  • Sarcoidosis: formación de pequeñas masas inflamadas (granulomas) en varios órganos
  • Hemocromatosis: exceso de hierro en el organismo

Factores de riesgo

Un factor de riesgo es aquello que incrementa su probabilidad de contraer una enfermedad o condición.

Síntomas

Los síntomas varían dependiendo del tipo de cardiomiopatía y de su gravedad. Los pacientes con cardiomiopatía hipertrófica a menudo no notan ningún síntoma. Un síncope cardiaco puede ser la primera indicación del padecimiento. A una cariomiopatía dilatada le puede llevar años desarrollar sus síntomas. Se pueden formar coágulos debido al bombeo anormal de sangre del corazón. Si los coágulos se desplazan a otra parte del cuerpo (embolismo), los síntomas asociados con ese órgano (el cerebro, por ejemplo) puede ser el primer signo de un padecimiento cardiaco.

Al final, la cardiomiopatía conduce a un paro cardiaco y a los siguientes síntomas:

  • Fatiga
  • Debilidad
  • Falta de aliento que suele empeorar al recostarse o al realizar esfuerzos
  • Tos
  • Hinchazón de pies y piernas
  • Dolor en el pecho
  • Frecuencia cardíaca irregular

Diagnóstico

El doctor:

  • Preguntará acerca de sus síntomas y antecedentes médicos
  • Realizará un exámen físico
  • Escuchará su corazón mediante un estetoscopio (las cardiomiopatías suelen producir soplos cardiacos y otros sonidos anómalos)

Las pruebas pueden incluir:

  • Radiografía de tórax: para detectar agrandamiento del corazón
  • Electrocardiograma: un estudio que registra la actividad del corazón al medir las corrientes eléctricas a través del músculo cardiaco
  • Ecocardiograma: un estudio en el cual se utilizan ondas sonoras de alta frecuencia (ultrasonido) para examinar el tamaño, la forma y los movimientos del corazón
  • Exámenes sanguíneos: para detectar daño en el corazón y otros órganos y, posiblemente, la causa subyacente de la cardiomiopatía
  • Cateterización cardíaca: un instrumento similar a un catéter se inserta en el corazón a través de una vena o una arteria (por lo general, en un brazo o una pierna) para detectar problemas en el corazón y en la irrigación sanguínea
  • Biopsia del corazón: extracción de una muestra de tejido del corazón para analizarla

Tratamiento

Cuando la insuficiencia cardiaca se debe a una obstrucción de las arterias coronarias, el tratamiento que tiene como objetivo eliminar las obstrucciones mediante angioplastia, colocación de stent o cirugía de bypass de arteria coronaria puede aliviar los síntomas y mejorar el funcionamiento del corazón. Para determinadas causas genéticas, otros tratamientos también pueden resultar útiles. Para muchos pacientes, sin embargo, el tratamiento tiene como objetivo aliviar los síntomas y evitar daño adicional.

Cambios en el Estilo de Vida

Los cambio deberán eliminar cualquier cosa que contribuya a la enfermedad o a empeorar los síntomas:

  • Evite el alcohol.
  • Si tiene sobrepeso, adelgace.
  • Consuma una dieta baja en grasas para elimina el riesgo y el alcance de la enfermedad de las arterias coronarias.
  • Limite el consumo de sal para disminuir la retención de fluidos.
  • Siga los consejos de su médico en lo referente al ejercicio. Es posible que necesite limitar su actividad física.

Medicamentos

Los medicamentos pueden incluir:

  • Diuréticos: para eliminar el exceso de líquido
  • Inhibidores ACE: para ayudar a relajar los vasos sanguíneos, bajar la presión arterial y disminuir la carga de trabajo del corazón
  • Digitalis: para disminuir y regular el ritmo cardiaco e incrementar levemente la fuerza de sus contracciones
  • Bloqueadores del canal de calcio: para bajar la presión arterial y relajar el corazón
  • Betabloqueadores: para lentificar la actividad del corazón y limitar la progresión de la enfermedad
  • Agentes antiarrítmicos: para prevenir los ritmos cardiacos
  • Inhibidores del sistema inmunológico: como esteroides (según cuál sea la causa subyacente)

Cirugía

Las opciones quirúrgicas incluyen:

  • Un marcapasos puede ser implantado para mejorar los patrones y el ritmo cardiaco
  • Para los paciente con enfermedad hipertrófica, los médicos pueden remover una parte de la pared engrosada que separa los ventrículos del corazón. La cirugía puede ser necesaria para reemplazar una válvula cardiaca.
  • Puede realizarse un trasplante de corazón para los pacientes que no responden satisfactoriamente al tratamiento médico y no tienen otra afección. Con frecuencia los candidatos a esto tienen que esperar mucho tiempo por un corazón nuevo. Aquellos que esperan, pueden recibir tratamiento por medio de aparato de asistencia ventricular, el cual es una bomba mecánica que asume alguna o la mayoría de las funciones de bombeo del corazón.

Prevención

Para prevenir la mayoría de los casos de cardiomiopatía, el mejor medio es tratar agresivamente la hipertensión, la enfermedad de las arterias coronarias y los factores de riesgo. Sin embargo, no es posible prevenir otras causas menos frecuentes. Las personas con una historia familiar de la enfermedad deben preguntar a su médico acerca de los distintos estudios, especialmente antes de empezar un intenso programa de ejercicios.