Facebook Pixel

Causas de la Enfermedad de la Tiroides

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

Causas de la Enfermedad de la Tiroides

Cerca de 13 millones de estadounidenses han sido diagnosticados con una enfermedad de tiroides y un estudio de investigación publicado en febrero de 2000 estimó que otros 13 millones podrían tener una enfermedad de tiroides de la que no están conscientes. aproximadamente una de ocho mujeres desarrollarán un trastorno de tiroides en su vida y las mujeres son de cinco a ocho veces más propensas que los hombres a tener hipertiroidismo (tiroides superactiva) o hipotiroidismo (tiroides poco activa).

La gente con enfermedades de tiroides podría sufrir de efectos secundarios debilitantes como depresión, aumento o pérdida de peso, fatiga, nerviosismo, debilidad muscular o calambres, pérdida de cabello, mala memoria y dificultad para concentrarse. Estas estadísticas muestran que mucha gente podría estar en riesgo de desarrollar enfermedad de tiroides. ¿Cómo puede decir si usted está en un riesgo incrementado? ¿Hay formas en las que pueda prevenir los trastornos de tiroides?

Los factores de riesgo más comunes de la enfermedad de la tiroides son:

  • Dieta baja en yoduro (yodo)
  • Antecedentes de radiación en la cabeza, cuello o pecho, especialmente en la infancia y niñez.
  • Antecedentes familiares de enfermedad de la tiroides
  • Antecedentes de otras enfermedades autoinmunes
  • Ser una mujer (5-8 veces más común en las mujeres que en los hombres)
  • Tener entre 20 y 40 años de edad (para hipertiroidismo)
  • Embarazo, lo cual podría llevar a tiroiditis de postparto (primero hipertiroidea seguida de hipotiroidea)
  • Infección viral (posiblemente)
Algunos de estos factores de riesgo podrían estar involucrados en el desarrollo de enfermedad de tiroides, aunque los científicos aún están inciertos de las causas exactas.

Su Dieta

Hay un número de factores alimenticios que podrían influir en su salud de la tiroides. Esto podría incluir:

Muy poco yoduro

Si no tiene suficiente yoduro, su cuerpo no puede producir suficientes hormonas tiroides que regulen el uso de la energía de su cuerpo. Esta falta de yoduro puede causar bocio o glándula tiroides agrandada. Una deficiencia crónica de este mineral puede resultar en la destrucción de la glándula tiroides. Ya que tenemos sal de yoduro en los Estados unidos, la deficiencia de yoduro y bocio son rara vez vistos. El permiso alimenticio recomendado es de 120 microgramos por día (mcg/d) para adultos y 220 mcg/d para mujeres embarazadas.

Demasiado yoduro

La tiroides también puede agrandarse si usted tiene demasiado yoduro en su dieta, aunque esto es raro en los Estados Unidos. Este "bocio tóxico" es causado por concentraciones elevadas de hormonas estimulantes de tiroides (TSH, por sus siglas en inglés) y con frecuencia se ve en la gente que come demasiadas algas marinas, las cuales pueden añadir una cantidad significativa de yoduro a la dieta. Los niveles de yoduro de hasta un miligramo (más de seis veces la Recommended Dietary Allowance) parecen ser seguros.

Alimentos que pueden causar problemas

Algunos alimentos tienen químicos que pueden causar bocios e inhibir las funciones de la glándula tiroides si se comen en crudo y en grandes cantidades. Estos químicos, llamados goitrógenos, se destruyen cuando los alimentos se cuecen. Ejemplos de alimentos "goitrogénicos" incluyen: Col de Bruselas, brócoli, nabos, colinabos, kohlrabi, rábanos, coliflor, yuca africana, mijo y col rizada.

Hay algo de evidencia de que la soya tiene efectos negativos potenciales en la glándula tiroides, aunque la evidencia es contradictoria. Por ejemplo, algunos estudios han encontrado que la soya reduce la absorción de los medicamentos para tiroides y podría aun inhibir directamente la función de la glándula tiroides. Mientras otros han encontrado que la soya no tiene ni efecto sobre los niveles de hormona tiroides ni realmente incrementa los niveles. Debido a los efectos complejos de la soya concernientes a la tiroides, se recomienda que la gente con función de la tiroides dañada no consuma grandes cantidades de productos de soya.

Yodo Radioactivo

El yodo radioactivo se usa con frecuencia para tratar cáncer de tiroides o hipertiroidismo (tiroides superactiva) - pero también hay algunos riesgos. Por ejemplo, las altas dosis de yodo radioactivo (usadas para tratar el hipertiroidismo) pueden con frecuencia causar hipotiroidismo (tiroides poco activa) ya que el yodo se concentrará en la glándula tiroides durante el tratamiento.

Se ha puesto considerable atención para diseñar el tratamiento de yodo radioactivo que regresará la función de la tiroides a lo normal, no obstante, en este momento la mayoría de la gente que se somete a este procedimiento desarrollará hipotiroidismo y requerirá tomar hormona sintética de tiroides.

Medicamentos

Se piensa que los medicamentos como el litio y el medicamento cardíaco Cordarone podrían causar hipotiroidismo. El litio actúa sobre el sistema nervioso central y se usa para tratar la fase maníaca del trastorno bipolar (enfermedad maníaco-depresiva). El litio no se recomienda para su uso durante el embarazo, especialmente durante los primeros tres meses ya que los estudios han mostrado que (rara vez) podría causar problemas de tiroides y defectos cardíacos o de vasos sanguíneos en el bebé. Los ancianos que toman litio también pueden desarrollar bocio o síntomas de tiroides poco activa debido a la sensibilidad incrementada de los efectos del litio. Los ancianos también podrían ser más propensos a tener problemas de tiroides con Cordarone (un medicamento para corregir los latidos del corazón irregulares). Este medicamento incrementa el riesgo de tiroides superactiva o poco activa.

FUENTES ADICIONALES DE INFORMACIÓN:

American Association of Clinical Endocrinologists
http://www.aace.com/

American Thyroid Association
http://www.thyroid.org/

Thyroid Foundation of America, Inc.
http://www.allthyroid.org/

Fuentes:

Bell DS, Ovalle F. Use of soy protein supplement and resultant need for increased dose of levothyroxine. Endocr Pract. 2001; 7: 193-194.

Canaris GJ, et al. The Colorado Thyroid Disease Prevalence Study. Archives of Internal Medicine . 2000; 160: 526-534.

Chorazy PA, Himelhoch S, Hopwood NJ, et al. Persistent hypothyroidism in an infant receiving a soy formula: Case report and review of the literature. Pediatrics. 1995; 96: 148–150.

Doerge DR, Sheehan DM. Goitrogenic and estrogenic activity of soy isoflavones. Environmental Health Perspectives. 2002; 110: 349-353.

Duncan AM, Merz BE, Xu X, et al. Soy isoflavones exert modest hormonal effects in premenopausal women. Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism. 1999; 84: 192–197.

Duyff RL. The American Dietetic Association’s Complete Food and Nutrition Guide. Minneapolis, MN: Chronimed Publishing; 1998.

Food and Nutrition Board. Dietary Reference Intakes for Vitamin A, Vitamin K, Arsenic, Boron, Chromium, Copper, Iodine, Iron, Manganese, Molybdenum, Nickel, Silicon, Vanadium, and Zinc.

Forsythe WA 3rd. Soy protein, thyroid regulation and cholesterol metabolism. Journal of Nutrition. 1995;125:619S-623S.

Jabbar MA, Larrea J, Shaw RA. Abnormal thyroid function tests in infants with congenital hypothyroidism: The influence of soy-based formula. Journal of the American College of Nutrition. 1997;16:280–282.

Persky VW, et al. Effect of soy protein on endogenous hormones in postmenopausal women. American Journal of Clinical Nutrition . 2002; 75: 145-153.



Último revisado Noviembre 2004 por Kimberly Rask, MD, PhD

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!