Facebook Pixel

Comprendiendo a la Ciatica

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

Comprendiendo a la Ciática

¿Quién podría pensar que un nervio podría causar tanto dolor? La presión en el nervio ciático puede forzar incluso hasta a la persona más resistente a buscar tratamiento.

Ciática . Sólo pronunciarla puede ser doloroso (c-i-á-t-i-c-a). La ciática recibe su nombre del nervio más largo y más grande del cuerpo, el nervio ciático. Está compuesto de cinco pequeños nervios que se juntan en la pelvis, después salen por la parte baja de la columna vertebral. El nervio ciático entonces se ramifica en dos troncos que bajan por toda la longitud de ambas piernas, dividiéndose otra vez en nervios más pequeños conforme van llegando a las rodillas y a la parte inferior de las piernas. La ciática está definida como dolor en cualquier parte a lo largo del trayecto del nervio ciático.

Dolor Que se Expande

Aunque puede venir de forma gradual o prácticamente por las noches, el síntoma principal de la ciática es dolor y malestar que por lo general se centra en la parte baja de la espalda y se expande para abajo hacia una pierna. El dolor puede variar considerablemente en intensidad y ubicación. En algunos casos es mínimo y se siente como un ligero dolor, una sensación de hormigueo, o un ligero adormecimiento. En otros casos, el dolor puede ser extremo, haciendo prácticamente cualquier dolor extremadamente doloroso. Y como se ha señalado, se puede sentir en cualquier parte a lo largo del nervio ciático desde la espalda baja, las caderas o glúteos, todo el camino hacia abajo de las piernas y dentro de los pies y dedos.

Aunque puede afectar a cualquiera a cualquier edad, la ciática tiende a ser más común en hombres mayores a 40 años de edad. Dependiendo de las causas y del éxito del tratamiento posterior, la ciática puede durar días, semanas, meses o incluso años.

Las Causas Pueden Variar

La ciática puede resultar por numerosas causas. Con más frecuencia, es causada en alguna parte de la columna vertebral al frotar o poner presión sobre el nervio ciático. Con frecuencia, este frotamiento o presión resulta cuando uno de los discos (cojín) que yace entre las vertebras de la columna vertebral se inflama, se rompe o se hernia (sobresale). ¿Qué puede causar estos problemas en los discos?

  • Lesiones del disco en si o de los ligamentos que lo rodean
  • Artritis en el área de la parte baja de la espalda
  • La presión constante en la médula espinal y la parte baja de la espalda debido al embarazo, el exceso de peso o ciertas actividades físicas repetitivas.
  • Osteoporosis provocando fractura de la columna
  • Deslizamiento de los discos - conocido como espondilolistesis

Aunque mucho menos común, la ciática también puede ocasionalmente resultar cuando un coágulo sanguíneo , absceso o algún tipo de protuberancia o tumor pone presión sobre el nervio ciático. Aunque parezca raro, algunos hombres pueden ser más susceptibles a la ciática porque cargan sus carteras en los bolsillos traseros, en el punto exacto donde el nervio ciático viaja a través de los glúteos. Al sentarse, el peso de la cartera pone presión encima y con el paso del tiempo, puede agravar el nervio ciático.

El Tratamiento es Conservador al Principio

En casi el 50% de los casos, el dolor ciático disminuirá considerablemente o desaparecerá en un lapso de un mes con tratamientos de soporte. Sin embargo, el tratamiento inicial es por lo general muy conservador, incluyendo:

  • Evitar todo tipo de actividades físicas agotadoras
  • Aplicar bolsas de hielo durante 10 - 15 minutos, algunas veces alternándolas con calor cada veinte minutos, dos o tres veces al día (NOTA: Nunca aplique hielo directamente a la piel)
  • Cantidades adecuadas de sueño
  • Medicamentos antiinflamatorios y analgésicos, como la aspirina, el acetaminofeno (Tylenol y otros), o ibuprofeno (Motrin y otros)
  • Corticosteroides podrían ser ocasionalmente inyectados dentro del espacio alrededor de la columna vertebral para una reducción temporal de la inflamación y alivio en particularmente del dolor agudo severo. Hay muy poca o ninguna evidencia de que las inyecciones dentro del espacio subdural tengan algún beneficio en el dolor crónico.
Kathy Shillue, terapeuta físico en el Boston's Beth Israel Deaconess Medical Center, señala que, "inicialmente usted debería descansar de dos a cuatro días en cama, pero no más de eso, seguido de la máxima cantidad de actividad que pueda ser tolerada dentro de los límites del dolor. " Shillue también señala que durante el descanso en cama, debe reposar sobre un colchón firme, manteniendo su pierna sana ligeramente vendada, con su pierna afectada recta y elevada con una almohada.

Buscando la Fuente del Dolor

Muchos médicos recomiendan rayos X para empezar para las personas mayores de 50 años, con antecedentes de cáncer o con dolor persistente o que empeora por las noches. Si el dolor es muy intenso o causa entumecimiento, temblores, sensaciones extrañas, pérdida de los sentidos, dificultad para caminar o especialmente cuando existe una dificultad asociada para orinar, evacuar, o erecciones (en los hombres), su médico o terapeuta físico puede ordenar la realización de pruebas para localizar el origen de la ciática. Una rápida tomografía computarizada o una imagen de resonancia magnética (MRI, por sus siglas en inglés) pueden ser realizadas. Un tipo de rayos X de la columna vertebral llamado mielograma también se puede realizar. Esto implica inyección de un tinte dentro de la columna.

El tratamiento dependerá de lo que se descubra en las pruebas y de la duración o intensidad del dolor. Descubrimientos de resultados positivos pueden llevar a una emergencia quirúrgica; sin embargo la ciática, no importando qué tan dolorosa sea, es raramente una emergencia quirúrgica. Para la mayoría de las personas no existe beneficio en buscar la ubicación exacta del dolor. Esperar de 2-4 semanas para que el dolor disminuya es el procedimiento habitual.

  • Si la prueba descubre una protuberancia, tumor o coágulo sanguíneo, por lo general se somete a cirugía para extirparlo o se prescriben medicamentos para eliminarlo o reducirlo.

  • Si la prueba descubre un problema en los discos, las opciones son cirugía, terapia física, tratamiento quiropráctico u osteopático o inyecciones para reducir la inflamación.

Ejercicio: Probablemente el Mejor Tratamiento

Aunque muchos tratamientos, incluyendo la manipulación espinal, han demostrado ser útiles para tratar la ciática aguda, el ejercicio ha emergido cada vez más entre los tratamientos más importantes para ambos tipos de ciática, la aguda y la crónica. Fortalecer los músculos centrales es probablemente de utilidad, así como el ejercicio supervisado por un terapeuta médico, en especial cuando el terapeuta identifica en qué direcciones se experimenta menos dolor.

Enfrentando los Problemas Con los Discos

Debido a los riesgos asociados con la cirugía, en particular alrededor de la espina, muchas personas primero optarán por la terapia física, la quiropraxia y/o los tratamientos osteopáticos para intentar disminuir la presión de los discos sobre el nervio ciático.

Si la terapia no funciona, puede recibir inyecciones de corticosteroides para reducir la inflamación. Aunque por lo general son menos riesgosas que la cirugía, las inyecciones sí implican algunos riesgos, incluyendo el riesgo (aunque relativamente bajo) de daño en el nervio. Este procedimiento ha producido grados de éxito muy variados en las personas con ciática irremediable, además, estudios recientes han cuestionado la efectividad de las inyecciones de corticosteroides. La cirugía electrotérmica es un procedimiento experimental que ofrece una alternativa a las inyecciones, utilizando electricidad para calentar y encoger el tejido inflamado. Algunos pacientes escogen procedimientos menos convencionales, aunque cada vez más aceptados, tales como la acupuntura o la biorretroalimentación .

La Cirugía Puede ser Necesaria

Si ninguno de estos tratamientos controla adecuadamente su ciática o si tiene cualquier cambio sensorial, su médico puede sugerir la cirugía. Sin embargo, la cirugía es el último recurso y los resultados deseados no siempre son los obtenidos. El tipo más común de cirugía para la ciática es la discectomía, en la que toda o una parte del disco que está presionando al nervio ciático es extirpada. Desde la llegada de la cirugía con láser, algunos pacientes y sus cirujanos ahora optan por la discectomía con láser, que es un procedimiento un poco menos invasivo en el cual se utiliza un láser para extirpar la porción del disco que está presionando al nervio ciático. Remover parte de la vertebra que presiona al nervio ciático es un procedimiento llamado laminotomía.

Aunque ambos tipos de cirugía son relativamente seguros y pueden reducir o eliminar el dolor ciático, ambos son considerados como cirugía mayor del área de la médula espinal y sólo tiene moderados niveles de éxito. La cirugía en esta área siempre trae consigo cierto grado de riesgo, incluyendo el riesgo de daño al nervio.

Prevención: Cuidando Su Espalda

Como con la mayoría de los padecimientos, la prevención es su mejor medicina. Para evitar desarrollar ciática, siga las siguientes precauciones:

  • Manténgase físicamente en forma, ejercitando y fortaleciendo sus músculos abdominales y de la espalda.
  • Trate de mantener una buena postura - tanto al estar sentado como al estar de pie - y evite sentarse durante largos periodos de tiempo.
  • Evite traer su cartera en su bolsillo trasero o mantenga su contenido al mínimo.
  • Nunca se agache para levantar algo. Cuando levante un objeto, mantenga su espalda recta, doble sus rodillas y extienda sus brazos para agarrar el objeto. Manténgalo cerca de su cuerpo y levántelo al enderezar sus piernas.

Finalmente, subraya Shillue que "ya sea que esté relacionado o no con un problema con su nervio ciático, siempre que tenga una pérdida de control muscular en las piernas (o pérdida de control en la vejiga o intestinos), es imperativo que busque atención médica de inmediato."

FUENTES ADICIONALES DE INFORMACIÓN:

Ciática
Calgary Regional Health Authority
http://www.crha-health.ab.ca/

Ciática (Notas del Paciente)
Postgraduate Medicine
http://www.postgradmed.com/

Fuentes:

Long A, Donelson R, Fung T. ¿Importa qué ejercicio? Un ensayo clínico aleatorio para ejercicios de la espalda baja. Spine . 2004 Dec 1;29(23):2593-602.



Último revisado Enero 2004 por Lawrence Frisch, MD

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!