Facebook Pixel

Consumo de Comida Rapida Entre Adolescentes Delgados y con Sobrepeso

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

Consumo de Comida Rápida Entre Adolescentes Delgados y con Sobrepeso

Durante los últimos 30 años, el consumo de comida rápida entre los adolescentes ha aumentado significativamente. Asimismo la población de adolescentes con sobrepeso y obesos ha aumentado: En el 2002 un estimado del 16% de niños y adolescentes tenía sobrepeso, un 6% más que en 1976.

Si el consumo de comida rápida ha contribuido o no al aumento en el sobrepeso y la obesidad es materia de mucho debate. Investigación previa ha mostrado que el consumo de comida rápida está asociado directamente con un consumo de calorías total más alto y una menor calidad de la dieta en general, pero no todos los estudios han encontrado una conexión entre el consumo de comida rápida y el peso corporal.

La mayoría de los niños - un estimado del 75% - comen comida rápida regularmente, pero la mayoría no tienen sobrepeso. Un estudio nuevo publicado en el número de junio 16 de 2004 en Journal of the American Medical Association se propone determinar por qué, entre aquellos que comen comida rápida, algunos niños tienen sobrepeso y otros no. Lo que encontraron fue que mientras todos los adolescentes eran propensos a comer en exceso, los adolescentes delgados compensaron las calorías extras consumidas durante sus alimentos de comida rápida.

Acerca del Estudio

Este estudio incluyó a 54 adolescentes entre 13 y 17 años de edad que reportaron comer comida rápida por lo menos una vez a la semana. De estos adolescentes, 26 tenían sobrepeso y 28 eran delgados. El estudio consistió en dos fases, con 51 participantes que permanecieron para la segunda fase.

  • En la primera fase, los investigadores proporcionaron a los adolescentes comida rápida "extra grande" en una barra de alimentos, y les dieron instrucciones de comer tanto (había recargas totalmente disponibles) o tan poco como ellos desearan durante una hora.
  • Luego, en la segunda fase, los investigadores realizaron cuatro entrevistas telefónicas por separado con los participantes para descubrir cuál fue su consumo total de comida y actividad física de dos días que incluyó un alimento de comida rápida, y dos días en los que no se consumió comida rápida.

Los investigadores compararon las calorías consumidas en todos los días de consumo de comida rápida para los adolescentes delgados y para aquellos con sobrepeso.

Los Resultados

Los participantes delgados y con sobrepeso eran similares con respecto al género, raza, edad y estatura. Los resultados de la fase mostraron que, en promedio, los participantes consumieron 1652 calorías del consumo de comida rápida - que sumaban más del 60% de sus necesidades diarias de energía (¡en una hora!). Aunque todos los participantes comieron en exceso, aquellos con sobrepeso comieron más que aquellos que estaban delgados: 1860 calorías versus 1458 calorías.

Una diferencia interesante entre los individuos delgados y los individuos con sobrepeso fue observada en la segunda fase del estudio: Los participantes con sobrepeso consumieron 400 calorías adicionales en los días de comida rápida que en los días que no había comida rápida (2703 versus 2295), mientras que los participantes delgados promediaron aproximadamente el mismo número de calorías en ambos días (2575 versus 2622). Sin embargo, el nivel de actividad física fue similar entre todos los participantes y ambos tipos de día.

¿Cómo le Afecta Esto?

Este estudio sugiere que los adolescentes delgados son más propensos a compensar el exceso de calorías que consumen de las comidas rápidas al comer menos en otras comidas que los adolescentes con sobrepeso. Pero también muestra qué fácil es consumir en exceso calorías cuando se presentan con los estándares de comidas rápidas de hoy en día, lo cual en este estudio condujo a comer en exceso entre todos los adolescentes - sin importar su peso.

Otro estudio, publicado en la misma edición de la revista Journal of the American Medical Association , analizó la información nacional de 1999 al 2002 y encontró que la prevalencia de la obesidad entre adultos y el sobrepeso entre niños no muestra signos de reducirse. De acuerdo a esta información, cerca de un tercio de los niños de entre 6 y 19 años de edad tiene sobrepeso o corren el riesgo de tenerlo. Lo que es particularmente inquietante sobre esta información es que los adolescentes con sobrepeso corren un riesgo extremadamente alto de convertirse en adultos obesos.

Aunque la comida rápida puede ser sólo una parte de la ecuación, debido a su popularidad entre los adolescentes, es claramente uno de los factores principales que contribuyen al consumo en exceso de calorías y a la subida de peso subsecuente. Además, no es sólo el exceso de calorías de la comida rápida lo que nos está preocupando, sino la calidad dietética deficiente de la comida rápida, que tiende a ser baja en frutas, verduras y granos enteros y alta en grasa saturadas e hidrogenadas.

Aunque no es realista tratar y evitar completamente la comida rápida, siempre debería ser la excepción, no la regla. Usted puede promover el comer sanamente al restringirle a sus hijos el acceso a alimentos altos en calorías, al prepararles bocadillos y almuerzos saludables, y desde luego, practicando con el ejemplo. Cada padre quiere la mejor educación posible para sus hijos. ¿Por qué no la mejor salud?

FUENTES ADICIONALES DE INFORMACIÓN:

Food and Nutrition
United States Department of Agriculture
http://www.usda.gov

International Food Information Council
http://ific.org/

Fuentes:

Centers for Disease Control and Prevention. America’s Children 2003. Disponible en: Http://www.childstats.gov/ac2003/highlights.asp. Accedido el 17 de junio del 2004.

Ebbeling CB, Sinclair KB, Pereira MA, et al. Compensation for Energy Intake From Fast Food Among Overweight and Lean Adolescents. JAMA . 2004; 291: 2828-2833.

Hedley AA, Ogden CL, Johnson CL, et al. Prevalence of Overweight and Obesity Among US Children, Adolescents, and Adults, 1999-2002. JAMA . 2004; 291: 2847-2850.



Último revisado Junio 17, 2004 por Richard Glickman-Simon, MD

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!