Facebook Pixel

Conviertase en un eslabon en la cadena de supervivencia cardiaca

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

Conviértase en un eslabón en la cadena de supervivencia cardíaca

Si alguien a quién usted ama repentinamente sufre un paro cardíaco y deja de respirar, ¿sabe qué hacer? Más de 225,000 estadounidenses mueren cada año de paros cardíacos repentinos, pero miles podrían sobrevivir con las herramientas adecuadas y con el entrenamiento ciudadano.

Durante un paro cardíaco repentino el músculo del corazón deja de bombear sangre y tiembla, un padecimiento llamado fibrilación ventricular . Sólo el 2-5% de los pacientes que sufren un paro cardíaco repentino fuera del hospital logran sobrevivir.

Vidas salvadas

Hace dos años, mientras celebraba su cumpleaños número 48, la enfermera de New York Julie Licksell repentinamente se colapsó y dejo de respirar. Su amigo pidió que hablarán al 911, mientras que su marido y un empleado del restaurante comenzaron a darle resucitación cardiopulmonar (RCP) y en el lapso de uno a dos minutos llegó un policía entrenado en el uso de un desfibrilador externo automático (AED por sus siglas en Inglés) y le administró pulsos de electricidad. Al contrario de la mayoría de víctimas de paros cardíacos, Licksell no tenía antecedentes de problemas del corazón y los doctores no pudieron determinar porqué desarrollo un ritmo cardíaco anormal.

"El doctor me dijo que tan sólo era algo extraño que me sucedió", dice Licksell. "Si el policía no hubiera tenido un desfibrilador, estaría muerta".

En 1997, el artista Luis Chávez de 73 años, de Utah, estaba colocando su equipo musical cuando se desvaneció y sufrió un paro cardíaco repentino. Dos huéspedes pidieron ayuda y comenzaron la RCP. Un empleado tomó un AED y siguió sus instrucciones. Ellos salvaron su vida.

Aprenda la cadena de supervivencia

La pronta iniciación de la cadena de superviviencia de la American Heart Association's puede salvar las vidas de personas que sufren un paro cardíaco repentino.

Aquí está lo que hay que hacer:

  • Llame al 911.
  • Comience con la RCP.
  • Utilice un desfibrilador externo automatizado para que el corazón regrese a su ritmo normal.
  • Lleve a la víctima al hospital donde puede recibir cuidado médico avanzado.

Realizando la RCP

Los espectadores pueden proporcionar la RCP temprana, dándole respiración artificial a la víctima y presionando el pecho para apoyar la circulación de sangre. Las estadísticas muestran que el índice de supervivencia es del doble cuando se aplica la RCP mientras que alguien llegue con un desfibrilador.

La American Heart Association imparte clases para enseñar a las personas cómo administrar la RCP. Mickey S. Eisenberg, MD, PhD, espectador internacional abogado de la causa de RCP y director de los Centros Médicos de la Universidad de Washington del servicio de medicina de emergencia, estudió a personas jóvenes y adultos mayores de 60 años y encontró que son capaces de aprender la técnica de salvar vidas por internet y posteriormente hacer la RCP a un maniquí de manera exitosa.

Desfibriladores: La diferencia entre la vida y la muerte

La desfibrilación aplicada a tiempo juega un papel importante en mejorar las probabilidades de que alguien sobrevivirá a un paro cardíaco repentino sin sufrir daño cerebral. Las pautas de cuidado de emergencia renovadas de la American Heart Association ponen un fuerte énfasis en la desfibrilación a tiempo y mejoran el acceso a los AED. Las clases de AED-RCP incluyen información acerca de cómo usar estos aparatos.

Dos estudios recientes publicados en The New England Journal of Medicine reportan índices de supervivencia sin precedentes del 53% después de que los guardias de seguridad del casino que estaban capacitados administraron RCP y AED; y del 40% después de que las azafatas hicieron lo mismo. Investigadores de la Universidad de Arizona reportaron que el alto índice de éxito en los casinos depende de no más de tres minutos entre el tiempo del colapso y la desfibrilación.

Estudios anteriores han mostrado mejores índices de supervivencia en comunidades donde los oficiales de policía entrenados, a menudo los primeros en aparecer en un caso de emergencia, portan desfibriladores. El doctor Eisenberg cree que podrían salvarse muchas vidas si hubiera un desfibrilador a la mano y los miembros de la familia supieran cómo usarlo.

La investigación del doctor Eisenberg ha demostrado que los adultos mayores pueden usar correctamente el AED después de mirar un video corto. Otro estudio de la Universidad de Washington mostró que los estudiantes de sexto grado podían colocar y activar los mecanismos de manera precisa durante una sesión de entrenamiento.

Respecto a los costos

Un AED cuesta aproximadamente $3,000 y actualmente un médico debe aprobar la compra. El doctor Eisenberg anticipa que un aumento de demanda reducirá el costo, tal como ha sido con otros equipos electrónicos.

Algunos médicos cuestionan la rentabilidad del uso de AED. Los National Institutes of Health y la American Heart Association han iniciado un estudio para evaluar la posibilidad y rentabilidad para entrenar a la gente y colocar desfibriladores en edificios de departamentos, centros comerciales, complejos de oficinas, asilos de ancianos y en áreas deportivas.

Licksell, que atribuye el estar viva gracias a un desfibrilador, dice, "Me gustaría que estuviera en lugares públicos, como campos de golf e iglesias, cualquier lugar donde haya mucha gente. Algunas personas dicen que no vale la pena, pero si tan sólo se salva una vida, si lo vale. Estoy aquí para hablar de ello, porque el Suffolk County Police Department hizó la inversión".

Fuentes Adicionales de Información

American Heart Association
http://www.americanheart.org

Learn CPR--CPR Information and Training Resources
http://www.learncpr.org

Citizen CPR Foundation, Inc.
http://www.citizencpr.org

"Outcomes of rapid defibrillation by security officers after cardiac arrest in casinos," by D. Terence, et al. The New England Journal of Medicine , October 26, 2000, Vol. 343, No. 17, pp. 1206-1209.

"Use of Automated External Defibrillators by a U.S. Airline," by R.L. Page, et al. The New England Journal of Medicine , October 26, 2000, Vol. 343, No. 17, pp. 1210-1216.



Último revisado Abril 2003 por Rhonda Kaufman, MD

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!