Facebook Pixel

?Cuando es el Dolor de Cabeza una Advertencia de un Padecimiento Mas Grave?

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

¿Cuándo es el Dolor de Cabeza una Advertencia de un Padecimiento Más Grave?

Anterior | Siguiente | Dolor de Cabeza: Esperanza A Través de la Investigación

Como cualquier otro tipo de dolor, los dolores de cabeza pueden servir de señales de advertencia de trastornos más graves. Esto es particularmente cierto para los dolores de cabeza causados por tracción o inflamación.

Los dolores de cabeza por tracción pueden ocurrir si las partes sensibles al dolor de la cabeza son empujadas, oprimidas o desplazadas como, por ejemplo, cuando los músculos oculares están tensos para compensar un cansancio de los ojos (astenopía). Los dolores de cabeza provocados por inflamación incluyen aquellos relacionados con la meningitis así como aquellos que son resultado de una enfermedad de los senos nasales, de la espina, del cuello, oídos y dientes. Las infecciones de oído y dientes y el glaucoma pueden causar dolores de cabeza. En trastornos orales y dentales, el dolor de cabeza se experimenta como un dolor en la cabeza entera, incluyendo la cara.

Los dolores de cabeza por tracción e inflamación son tratados curando el problema subyacente. Esto puede implicar una cirugía, antibióticos u otros medicamentos.

Las características de los varios tipos de dolor de cabeza por tracción e inflamación varían de acuerdo al trastorno:

Tumor cerebral. Los tumores cerebrales son diagnosticados a cerca de 11,000 personas cada año. A medida que crecen, algunas veces estos tumores provocan dolor de cabeza al empujar la capa externa del tejido nervioso que cubre al cerebro o al presionar contra las paredes de los vasos sanguíneos sensibles al dolor. El dolor que resulta de un tumor cerebral puede ser periódico o continuo. De manera típica, el dolor se siente como una presión fuerte que se aplica a la cabeza. El dolor se quita cuando el tumor es destruido por medio de la cirugía, radiación o quimioterapia.

Apoplejía. El dolor de cabeza puede acompañar a varios padecimientos que pueden causar una apoplejía, incluyendo la hipertensión o presión arterial alta, la arterioesclerosis, y las enfermedades cardíacas. Los dolores de cabeza también están asociados con apoplejías completas, cuando las células cerebrales mueren por falta de suficiente oxígeno.

Muchos dolores de cabeza relacionados con la apoplejía pueden ser prevenidos con un cuidadoso control del padecimiento del paciente a través de la dieta, el ejercicio y los medicamentos.

Los dolores de cabeza ligeros a moderados están asociados con ataques isquémicos transitorios (TIA por sus siglas en inglés), que es el resultado de una falta temporal de suministro de sangre al cerebro. El dolor de cabeza se presenta cerca del coágulo o de la lesión que bloquea el flujo sanguíneo. La similitud entre la migraña y los síntomas de los TIA pueden provocar problemas con el diagnóstico. El caso raro de una persona menor de 40 años que padezca de los TIA puede ser mal diagnosticado de padecer migraña; de manera similar, los pacientes mayores propensos a los TIA que sufren de migraña pueden ser mal diagnosticados de tener dolores de cabeza relacionados con la apoplejía.

Punción lumbar. Cerca de un cuarto de las personas que se someten a una punción lumbar o punción espinal desarrollan un dolor de cabeza. Muchos científicos creen que estos dolores de cabeza resultan de un goteo del líquido cerebro espinal que fluye a través de las membranas sensibles al dolor que están alrededor del cerebro y bajan por la médula espinal. El líquido, sugieren, se drena a través de los diminutos hoyos hechos por la aguja de la punción lumbar, provocando que las membranas se froten de manera dolorosa contra los huesos del cráneo. Dado que el dolor de cabeza solo ocurre cuando el paciente se levanta, la "cura" es permanecer acostados hasta que el dolor de cabeza siga su curso--que puede ser de unas pocas horas hasta varios días.

Trauma en la Cabeza. Los dolores de cabeza pueden aparecer después de un golpe en la cabeza, ya sea de manera inmediata o varios meses después. Existe poca relación entre la severidad del trauma y la intensidad del dolor de cabeza. Una causa del dolor de cabeza por trauma es la formación de cicatrices en el cuero cabelludo. Otra es la ruptura de los vasos sanguíneos lo que provoca una acumulación de sangre llamada hematoma. Esta masa de sangre desplaza el tejido cerebral y causa dolores de cabeza así como debilidad, confusión, pérdida de la memoria y ataques. Los hematomas pueden ser drenados para producir un rápido alivio de los síntomas.

Arteritis y meningitis. La arteritis, una inflamación de ciertas arterias en la cabeza, afecta principalmente a personas mayores de 50 años. Los síntomas incluyen dolor de cabeza punzante, fiebre y pérdida del apetito. Algunos paciente experimentan una visión borrosa o pérdida de la misma. Un tratamiento oportuno con medicamentos corticoesteroides ayuda a aliviar los síntomas.

Los dolores de cabeza también son provocados por infecciones de las meninges, la cubierta blanda del cerebro, y la flebitis, una inflamación de las venas.

Neuralgia trigeminal. La neuralgia trigeminal, o tic douloureux, es el resultado de un trastorno del nervio trigeminal. Este nervio proporciona sensibilidad a la cara, los dientes, la boca y a la cavidad nasal y también habilita a los músculos de la boca para que puedan masticar. Los síntomas son un dolor de cabeza y un dolor facial intenso que se presenta en periodos cortos y agudos que empiezan al menor toque o movimiento de los puntos detonantes en la cara o la boca. Las personas con neuralgia trigeminal a menudo temen lavarse los dientes o masticar del lado de la boca que está afectada. Muchos pacientes de neuralgia trigeminal son controlados con medicamentos, incluyendo la carbamazepina. Los pacientes que no responden a los medicamentos pueden ser ayudados mediante la cirugía del nervio trigémino.

Infección de los senos nasales . En una condición llamada sinusitis aguda, una infección viral o bacterial del tracto respiratorio superior se propaga a la membrana que limita las cavidades de los senos paranasales. Cuando cualquiera de estas cuatro cavidades se llena con el líquido viral o bacterial, se inflama, provocando dolor y algunas veces dolor de cabeza. El tratamiento para la sinusitis aguda incluye antibióticos, analgésicos y descongestivos. La sinusitis crónica puede ser provocada por una alergias tales como por irritantes como el polvo, la ambrosía, el pelo animal y el humo de cigarro. Los investigadores científicos están en desacuerdo sobre si la sinusitis crónica detona el dolor de cabeza.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!