Definición

La deshidratación es la condición que resulta de una pérdida excesiva del agua del cuerpo. El cuerpo requiere una cierta cantidad de agua y de otros elementos, llamados electrolitos, para funcionar adecuadamente. Los fluidos se pierden al momento de sudar, orinar, al moverse y al respirar. Tanto el beber y el comer ayudan a remplazar los fluidos que se pierden, especialmente el tomar muchos líquidos. La deshidratación ocurre cuando el cuerpo pierde demasiada agua y ésta no es remplazada.

Causas

La deshidratación ocurre cuando los fluidos perdidos superan a los que se ingieren. Los factores que contribuyen a la deshidratación incluyen:

  • Vómitos
  • Diarrea
  • Fiebre alta
  • Exposición al sol y al calor
  • Ejercicio excesivo
  • Medicamentos, por ejemplo:
    • Diuréticos (pastillas líquidas)
    • Laxantes
  • Ingestión inadecuada de líquidos debido a:
    • Problemas de mobilidad
    • Problemas mentales o de memoria
    • Reducción en la sensación de sed
    • Deseo de limitar la incontinencia
  • Desequilibrio de los fluidos causado por una enfermedad, tales como:

Factores de riesgo

Un factor de riesgo es aquello que incrementa su probabilidad de contraer una enfermedad o condición.

  • Edad:
    • Menores de 2 años de edad
    • 65 y más
  • Vivir en un asilo
  • Afecciones neurológicas, como apoplejía o parálisis cerebral
  • Problemas de memoria o demencia
  • Afecciones médicas crónicas
  • Participar en competencias atléticas

Síntomas

Los síntomas varían dependiendo del grado de deshidratación. Esta puede ser muy grave, potencialmente mortal, y requerir asistencia médica inmediata.

Los síntomas pueden incluir:

  • Boca seca
  • Producción lacrimal limitada
  • Sed
  • Debilidad
  • Micción disminuida
  • Orina concentrada
    • Color más oscuro
    • Olor penetrante
  • Piel arrugada o tensa cuando se pellizca
  • Ojos hundidos
  • Labios resecos y partidos
  • Mareo o sensación de desvanecimiento
  • Somnolencia
  • Náuseas
  • Irritabilidad
  • Confusión
  • Fiebre
  • Baja presión arterial
  • Pulso acelerado
  • Pérdida de peso
  • En niños, puntos suaves y hundidos en el cráneo

Punto suave en un cráneo infantil

Punto suave infantil
© 2009 Nucleus Medical Art, Inc.

Diagnóstico

El médico le preguntará acerca de sus síntomas y antecedentes clínicos, y le realizará un examen físico. Es probable que ésta incluya una revisión de sus signos vitales. Para ayudar a proveer a su doctor de la información necesaria, lleve un diario de:

  • Su peso diario
  • El número de veces que usted vomita o del movimiento de sus intestinos
  • Su consumo de líquidos y alimentos
  • Las veces que orina
  • Viajes recientes
  • Tratamientos que usted se haya realizado

Las pruebas pueden incluir:

  • Muestras de heces: para indagar las causas de la diarrea
  • Exámenes de orina: para revisar la concentración de orina
  • Exámenes sanguíneos: para revisar los líquidos y la composición química del cuerpo

Tratamiento

Las terapias se enfocan a rehidratar el cuerpo, remplazar los electrolitos perdidos y prevenir complicaciones. En caso de que una enfermedad subyacente se llegara a identificar, las terapias también pueden tratarlas, si es que esto es conveniente.

El tratamiento incluye:

Restitución de líquido

Para ayudar a remplazar los fluidos:

  • Beba pequeñas cantidades de líquidos transparentes cada 15 a 30 minutos. Para los niños pequeños, esto podría significar una cucharadita cada algunos minutos.
  • Incremente la cantidad de líquido según pueda tolerarlo.
  • Tome sólo líquidos transparentes, como bebidas deportivas o soluciones especiales de electrolitos, durante las primeras 24 horas.
  • Si usted no puede conservar ningún líquido en el estómago, trate de chupar cubos de hielo.
  • Evite las bebidas con alcohol o cafeína, tales como el café, los tes y los refrescos. Estos promueven la pérdida de fluidos.
  • Evite las bebidas dulces, los jugos de fruta y la gelatina porque pueden empeorar la diarrea.
  • Si usted es incapaz de remplazar adecuadamente los fluidos y su estado no mejora, consulte a su médico. Usted puede necesitar fluidos por vía intravenosa o alguna otro cuidado médico.

Nutrición

Las modificaciones en su dieta incluyen:

  • Si usted tiene diarrea pero no sufre de vómito, continúe comiendo pequeñas cantidades de alimento frecuentemente.
  • En caso de vómito, una vez que ha logrado ingerir algunos líquidos, reduzca su consumo lenta y gradualmente hasta regresar a su dieta original.
  • Coma una dieta balanceada con frutas, almidones y líquidos.
  • Solo coma pequeñas raciones de carnes rojas y proteínas.
  • Evite la comida picante y los productos lácteos hasta que sus síntomas hayan desaparecido.

Medicamentos

Los medicamentos pueden incluir:

  • Antieméticos: para los vómitos graves
  • Medicamentos antidiarreicos: en caso de diarrea grave o calambres abdominales
  • Antibióticos: para la diarrea grave causada por una infección bacterial

Si se le diagnostica deshidratación, siga las indicaciones de su médico.

Prevención

Para prevenir la deshidratación:

  • Beba muchos líquidos, incluso si usted está ocupado o enfermo.
  • Beba líquidos de manera regular mientras hace ejercicio o cuando se encuentre al aire libre en un día caluroso. Tome descansos frecuentes para ingerir líquidos.