Definición

La glucosa se genera a partir de la descomposición de los alimentos. Es la fuente de energía del cuerpo. Puede pasar de la sangre a las células a través de una hormona llamada insulina. Sin insulina, la glucosa se acumula en la sangre. Esta afección es llamada hiperglucemia. Al mismo tiempo, las células del cuerpo carecen de glucosa (energía).

La ausencia de insulina, o la resistencia a ella, causa diabetes. En la diabetes tipo 2, el cuerpo es resistente a los niveles altos de insulina. El cuerpo contiene una gran cantidad de insulina pero las células no pueden utilizarla.

Los niveles altos de azúcar en sangre durante un período prolongado pueden dañar órganos vitales, como riñones, ojos y nervios.

El páncreas

La insulina se produce en el páncreas.
© 2009 Nucleus Medical Art, Inc.

Causas

Dos afecciones contribuyen con la hiperglucemia en la diabetes tipo 2:

  • La resistencia a la insulina relacionada con la grasa corporal en exceso
  • La incapacidad del cuerpo de producir una cantidad adecuada de insulina

Factores de riesgo

Los factores que aumentan las probabilidades de desarrollar diabetes tipo 2 incluyen:

  • Edad: personas de 40 años o más y personas más jóvenes que son obesas y pertenecen a grupos étnicos vulnerables
  • Bajo peso al nacer
  • Sexo: más frecuente en mujeres de edad avanzada que en hombres
  • Obesidad o sobrepeso (en especial, exceso de peso en la parte superior del cuerpo y el abdomen)
  • Ausencia de actividad física
  • Miembros de la familia con diabetes tipo 2
  • Antecedentes de diabetes gestacional
  • Antecedentes de problemas de tolerancia a la glucosa
  • Raza: afroamericanos, hispanos, estadounidenses nativos, estadounidenses de origen asiático o isleños del pacífico
  • Trastornos endocrinos (síndrome de Cushing, hipertiroidismo, acromegalia, poliquistosis ovárica, feocromocitoma, glucagonoma)
  • Medicamentos (pentamidina, ácido nicotínico, glucocorticoides, tiacida)
  • Factores genéticos

Un estudio reveló que la ingesta de alto contenido de ciertos alimentos puede generar riesgos. Estos alimentos incluyen carne roja, pan con bajo contenido de fibra, huevos y queso. * 11

Síntomas

Es posible que no manifieste·síntomas durante años. Los síntomas debido al alto contenido de azúcar en sangre o a complicaciones por la diabetes pueden incluir:

  • Pérdida de peso
  • Aumento de la necesidad de orinar
  • Sed excesiva
  • Hambre
  • Fatiga
  • Visión borrosa
  • Irritabilidad
  • Infecciones recurrentes o frecuentes
  • Mala cicatrización de las heridas
  • Angina
  • Calambres dolorosos en las piernas al caminar
  • Adormecimiento u hormigueo en las manos o en los pies
  • En mujeres: infecciones vaginales frecuentes
  • Problemas en las encías
  • Comezón
  • Impotencia

Diagnóstico

El médico le preguntará acerca de sus síntomas y antecedentes clínicos. También le preguntará acerca de sus antecedentes familiares. Se le realizará un examen físico.

El diagnóstico se basa en los resultados de los análisis de sangre y otros criterios, incluso:

  • Síntomas de diabetes y un análisis de sangre al azar que revela un nivel de azúcar en sangre superior o igual a 200 mg/dl [11,1 mmol/l]
  • Análisis de azúcar en sangre con ayuno ocho horas o más que revelan niveles de azúcar en sangre superiores·o iguales a 126 mg/dl (7,0 mmol/l) en dos días diferentes
  • Prueba de tolerancia a la glucosa que mide el azúcar en sangre dos horas después de consumir glucosa con una medición superior·o igual a 200 mg/dl (11,1 mmol/l)

mg/l = miligramos por decilitro de sangre, mmol/l = milimol por litro de sangre

Tratamiento

El tratamiento tiene el objetivo de:

  • Mantener el azúcar en sangre a niveles tan normales como sea posible
  • Prevenir o retrasar las complicaciones (la atención médica habitual es importante)

Dieta

Pérdida de peso

Si tiene sobrepeso, consulte con el médico acerca de un objetivo de peso razonable. Desarrolle con el médico un programa de dieta seguro. Si baja de peso, el cuerpo responderá mejor a la insulina.

La educación en grupos puede ayudar a las personas recientemente diagnosticadas a bajar peso hasta alcanzar el objetivo deseado. * 8

Ejercicio

Actividad física:

  • Puede hacer que el cuerpo se vuelva más sensible a la insulina.
  • Ayuda a alcanzar y mantener un peso saludable.
  • Puede reducir los niveles de grasa en la sangre.
  • Según los resultados, mejora el control de azúcar en sangre. Los ejercicios aeróbicos, un buen estado físico y un entrenamiento de la resistencia pueden ayudar a mejorar los niveles de hemoglobina glicosilada (HbA1c). * 2 Presenta una medición de los niveles promedio de glucosa en sangre durante los últimos tres meses. Los investigadores también comprobaron que el entrenamiento de la resistencia·y el fortalecimiento·a largo plazo pueden mejorar la HbA1c, incluso cuando los participantes no bajan de peso. * 12

Consulte con el médico acerca de las restricciones. Trabaje con el médico para elaborar un plan de actividades. Incluso una sesión breve de asesoramiento puede ayudar a aumentar los niveles de actividad. * 9

La diabetes es un factor de riesgo para enfermedades cardíacas. El ejercicio puede ayudar a reducir este riesgo.

Medicamentos por vía oral

Los medicamentos administrados vía oral pueden utilizarse para reducir el azúcar en sangre:

  • Medicamentos·que inducen a las células del páncreas a crear un mayor nivel de insulina (p. ej., sulfonilureas [gliburida, tolazamida])
  • Sensibilizadores de insulina: una clase de medicamentos·que ayudan al cuerpo a utilizar mejor la insulina (p. ej., rosiglitazona y pioglitazona)
  • Bloqueantes del almidón: una clase de medicamentos·(p. ej., acarbosa y miglitol) que reducen la absorción de glucosa en el torrente sanguíneo
  • Medicamentos que reducen la producción·de glucosa en·el hígado (p. ej., metformina)
  • Análogos de la amilina (p. ej., pramlintida)
  • Inhibidor de la dipeptidil peptidasa i.v. (DPP-4) (p. ej., sitagliptina)
  • Miméticos de la incretina (p. ej., exenatida)

Algunos estudios comprobaron que el uso de ciertos medicamentos·para alcanzar·un nivel muy bajo de glucosa en sangre puede aumentar el daño. Consulte con el médico acerca de su programa de medicamentos. * 3,6,7,10

Insulina

En algunos casos, el cuerpo no produce suficiente·insulina. Por ello, podría ser necesario utilizar inyecciones de insulina.

Son necesarias cuando los niveles de azúcar en sangre no se pueden mantener bajos después de probar con cambios en el estilo de vida y en los·medicamentos.

Medición·de glucosa en sangre

El control de los niveles de glucosa en sangre durante el día puede ayudarlo a mantenerse encaminado. También, ayudará a su médico a determinar si el tratamiento es apropiado. Esta medición es fácil de realizar con un detector de glucosa en sangre. El mantenimiento de un registro de los niveles de glucosa en sangre es especialmente importante si toma insulina.

La HbA1c también puede controlarse·en el consultorio de su médico. Los médicos aconsejan que los niveles de HbA1c no superen el 7%. Este nivel puede ayudar a evitar complicaciones de·la diabetes.

Es posible que no sea necesario realizar las mediciones habituales de azúcar en sangre en pacientes con diabetes tipo 2. Puede no ser necesario en el caso de personas con una afección que se mantiene razonablemente bajo control, incluso sin la administración de insulina. * 4 Consulte con el médico antes de interrumpir el control de azúcar en sangre.

Tratamientos·alternativos

Un estudio se centró en personas con una diabetes tipo 2 específica. Cuando recibieron vitamina E, revelaron una disminución en los índices de problemas cardíacos. * 5

Si se le diagnostica diabetes tipo 2, siga las instrucciones del médico.

Prevención

Los cambios en el estilo de vida parecen ser muy efectivos. Para reducir las probabilidades de experimentar diabetes tipo 2:

  • Realice actividad física con regularidad.
  • Mantenga un peso saludable.
  • Lleve una dieta bien equilibrada.
    • Ingiera suficiente cantidad de fibra.
    • Evite los alimentos grasosos.
    • Limite los alimentos azucarados, como las gaseosas.