Facebook Pixel

Diabetes Tipo 2: Una Enfermedad de Adultos que se Presenta en Ninos

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

Diabetes Tipo 2: Una Enfermedad de Adultos que se Presenta en Niños

Las malas noticias son que los niños y adolescentes están experimentando un excesivo aumento en la diabetes tipo 2 , el tipo que solía referirse para la diabetes de inicio adulto porque sólo personas de edad mediana tendía a volverse lo suficientemente pesada y sedentaria como para ser susceptible al padecimiento.

Las peores noticias son que doctor tras doctor encargado de tratar a los niños con diabetes dice que no se dispone de posibilidades inmediatas para resolver el problema. Como lo comenta el Dr. Robert Sherwin, MD, presidente de la American Diabetes Association y director de la Diabetes Endocrinology Research Center en la Yale University School of Medicine, "no hay un remedio rápido."

No Es Un Problema Pequeño

La diabetes es una de las causas principales de ceguera en el país, la causa principal de enfermedad del hígado en etapa final y de amputaciones de la parte inferior de la pierna y el mayor contribuidor de ataques cardíacos y apoplejías . Y apesar que la gente afligida por la enfermedad históricamente ha sufrido de esas complicaciones en sus 50, 60 y 70 años de edad, los niños con el padecimiento que no son capaces de mantenerlo bajo control a través de cambios en su estilo de vida son mucho más propensos a perder la vista - o un pie - antes de llegar a los 40 años.

Aquellos jóvenes que son más propensos a ser afectados son los descendientes de afroamericanos, asiáticos e hispanos, así como los niños de los indios americanos y de los isleños del pacífico. Los niños descendientes de europeos no son inmunes; los doctores que tratan a las personas con diabetes también están encontrando más niños de este grupo. Cualquiera que sea la raza, las chicas con sobrepeso, particularmente las obesas, son más propensas a tener diabetes que los chicos.

Tipo 2 Continúa Diseminándose

Para tener una idea de la magnitud de la extensión de esta enfermedad entre la gente joven, considere que hace tan sólo 20 años, únicamente el 2% de todos los casos diagnosticados recientemente entre los jóvenes entre los 9 a los 19 años eran tipo 2, de acuerdo a la General Bernstein, MD, un ex presidente de la American Diabetes Association y un endocrinólogo superior del Beth Israel Medical Center in New York. La gran mayoría de los casos diagnosticados fueron tipo 1, antiguamente conocida como diabetes juvenil . Esa variación de la enfermedad no tiene nada que ver con el estilo de vida, sino que se desarrolla debido a un defecto en el páncreas que destruye su habilidad para producir insulina. Esta es la hormona que permite la transferencia de azúcar en la sangre o glucosa desde el flujo sanguíneo a todas las células del cuerpo, donde es usada como fuente de energía. (Si el azúcar no puede transferirse fuera del flujo sanguíneo, los niveles de azúcar en la sangre se elevan demasiado, la característica de la diabetes.)

Hoy en día, hasta el 50% de los nuevos casos de diabetes entre niños es de tipo 2, dice el Dr. Bernstein. "Presionado para dar un cálculo aproximado," agrega, "uno de cada 400 niños, cuando lleguen a los 20 años, tendrá diabetes tipo 2." Lo que lo hace más prevalente que la fibrosis quística , uno de los trastornos hereditarios más comunes en los Estados Unidos. En la variante tipo 2 de la enfermedad, la insulina continúa siendo secretada, pero las células del cuerpo se vuelven más y más resistentes a los esfuerzos de la hormona por depositar el azúcar de la sangre dentro de ellas. El exceso de peso , particularmente alrededor del abdomen, así como también la escasa actividad física, son lo que hace a los tejidos del cuerpo menos sensibles al trabajo del funcionamiento de la insulina, lo que mantiene al azúcar dentro del flujo sanguíneo.

¿Qué Se Puede Hacer?

La meta, por supuesto, es que los niños dejen de comer en cantidades excesivas y volverlos físicamente más activos. Nadie duda de esto, Pero si sus padres no pueden realizar estas medidas, ya que el 55% de los estadounidenses adultos tienen sobrepeso, ¿cómo se supone que los niños van a empezar? Para hacer todo aún más difícil es que los niños están siendo mejor criados para enfrentar la vida de manera confiable y optimista. El consejo sobre perder peso y ponerse en forma, en contraste, con frecuencia viene acompañado de restricciones y llamadas de atención, lo cual puede poner un enorme peso en la imagen que de sí mismo tiene el niño.

¿Qué pueden hacer los padres para ayudar a sus hijos, normalmente diagnosticados en la adolescencia temprana, para realizar una transición hacia un estilo de vida más saludable sin perturbar el sentido que sobre ellos mismos tengan, a medida que lidian con las bases psicológicas fundamentales de sus identidades como adultos?

"Esa es una muy buena pregunta," dice Susan B. Nunez, MD, quien trata niños con diabetes en el Department of Endocrinology and Metabolism at Crildren's National Medical Center en Washington, "y no hay una buena respuesta." Agrega Kenneth Lee Jones, MD, presidenta interina del Department of Pediatrics de la University of California, San Diego, School of Medicine, "va a ser una lucha larga. Va a ser como educar al público sobre fumar" porque los estadounidenses están tan acostumbrados a comer muchos alimentos con altas cantidades de calorías y a involucrarse en muy poca actividad física. Como dijo el Dr. Bernstein, los cambios en el estilo de vida son difíciles con "la seducción del entorno."

La Dieta Tradicional No Funciona

A pesar de las dificultades, algo en lo que muchos expertos están de acuerdo es en que, hablando en términos generales, los padres no deberían de tratar de someter a sus hijos a dietas de pérdida de peso por sí mismos. "No digan. 'No comas esto, no comas aquello,'" opina la Dra. Nunez. "No va a funcionar." En cambio, ella simplemente les dice a los niños que disminuyan el consumo de los alimentos que les gustan y que quieran conservar en sus planes de comida. "Por ejemplo," aconseja, "si están acostumbrados a comer tres rebanadas de pizza, redúzcalas a 2 ó 1 1/2. O si comen tres piezas de pollo frito, redúzcalas a dos, o a una pieza grande. De esa manera," dice, "no está restringiendo", sólo haciendo "modificaciones."

Ann Loranger, RD. CDE, una dietista que trabaja con la Dra. Nunez en el Children's para ayudar a la gente joven con diabetes a comer mejor, opina lo mismo. "Yo no doy dietas de control de calorías," dice, "sólo comida saludable." Al evitar enfocarse en el peso en sí mismo y en su lugar pensar en las mejores y más nutritivas elecciones, el niño tiene la posibilidad de perder algunas libras de más, o al menos detener el ganar de peso continuamente, sin el profundo sentido de privación que a menudo acompaña al "estar a dieta." En muchas personas, todo lo que implica comenzar a reducir los altos niveles de azúcar en la sangre es la pérdida de 10 libras.

Un Asunto Familiar

Los padres también tienen que comprometerse en ese baile delicado que implica saber cuándo intervenir y tomar el control y cuándo reconocer el derecho del niño a tomar sus propias decisiones. Eso puede ser particularmente difícil dado que la mayoría de los adolescentes y casi adolescentes, cuando se enteran de su diabetes, están demasiado impacientes para ejercer su independencia. "Los adolescentes tiene demasiada autonomía, merecidamente o no," dice William Dietz, MD, PhD, director de la Division and Nutrition and Physical Activity del Centers for Disease Control and Prevention. Los padres tienen mucho más control sobre lo que sus hijos pequeños comen.

Pero él y otros piensan que a pesar de que los padres manejan muchas cartas alimenticias y que, de hecho, es decisión de las madres y de los padres involucrar a la familia entera en más alimentación saludable en vez de distinguir al niño que padece diabetes. "Los adolescentes aún viven en familia," dice el Dr. Dietz. "Enfocarse en el adolescente sólo va a empeorar el problema. No es decisión de él modificar el ambiente en casa, sino de la familia. Y sus padres tienen que hacer que todos los demás se sumen" sirviendo comidas apropiadas con vegetales y frutas y cortes de carne bajos en grasa y sin tener a la mano botanas con alto contenido de grasa y de calorías.

La dietista Loranger está de acuerdo, diciendo es más probable que el ego del niño permanezca intacto si toda la familia se involucra. Ella nota que algunos padres llegan y dicen que la familia completa no puede comer lo mismo porque un niño es delgado y otro tiene sobrepeso. Pero, comenta, "todos deberían comer las mismas" comidas saludables. No quiere decir que un niño delgado sin diabetes no debe consumir suficientes productos, productos lácteos bajos en grasa y otras comidas nutritivas.

Ms. Loranger y otros aclaran que comer sanamente incluye el dejar helado y papas fritas en la cocina de manera que todos, incluyendo al niño con diabetes, puedan comer su botana favorita alguna veces. Pero dichos productos no deben ser lo principal en la dieta. No siempre tiene que estar disponibles. (Tal enfoque de dieta es más probable que ayude a más de una persona en el progreso del control en el hogar de la diabetes. En cualquier parte, del 45% al 80% de las personas con diabetes tienen un padre con la misma enfermedad.)

Educar a los Niños en el Supermercado y el en Salón de Clases

Como parte del proceso del rol del propio niño para convertirse en una persona que come más sanamente, la Dra. Nunez del Children, dice que "lo que normalmente sugiero a las familias es llevar al adolescente al supermercado y permitirle participar en la elección de las cosas que se llevarán a casa." Eso "les ayuda a tomar la responsabilidad" a medida que "aprenden sobre alimentos y nutrición."

Generalmente los expertos están de acuerdo en que las escuelas también deben jugar un rol importante en la educación de los niños sobre el comer saludablemente. "Los niños no sólo necesitan aprender en sus clases de salud sobre aves y abejas," dice el presidente de la American Diabetes Association, el Dr, Sherwin, "sino también a vivir con un estilo de vida saludable."

Las elecciones en la cafetería de la escuela también deben reflejar lo relacionado a la salud. "Si la escuela sirve comida de McDonald's o de Kentucky Fried Chicken," dice el Dr. Sherwin, "entonces el niño va a comer eso," en lugar de una comida con menos grasa. Además, el Dr. Jones nota que "necesitamos tener bebidas sin calorías en las cafeterías de las escuelas para que los niños no estén calmando su sed" con bebidas azucaradas. Incluso "si los niños beben enormes cantidades de leche y jugo sin tomar refresco," señala, podrían estar adquiriendo muchas calorías de los líquidos.

¡Muévase!

También el Dr. Jones y otros creen firmemente que las escuelas pueden hacer un mejor trabajo para animar a los niños a mantenerse activos. "una de las primeras cosas que se limita en las escuelas es la educación física," dice el Dr. Jones. Es una pena, explica, porque las escuelas pueden jugar una parte importante para hacer que los niños lleguen al punto en que vean la actividad física como divertida. Las escuelas deberían ayudar a los niños a no avergonzarse," comenta. "No debes de ser un atleta completo para participar."

Por supuesto, cada niño, al igual que cada adulto, es diferente y, los adultos necesitan tenerlo en cuenta al animar a sus hijos con diabetes a vivir más saludablemente. Por ejemplo, la Dra. Nunez dice que algunos adolescentes obesos se avergüenzan demasiado como para mover sus cuerpos frente a otros, y para este tipo de personas ella recomienda videos de ejercicios . Y apesar de que algunos niños pueden beneficiarse del participar en actividades físicas al aire libre con sus familias los fines de semana, otros pueden beneficiarse de salir a caminar solos o acompañados, en tanto que otros simplemente necesitan que les limiten su tiempo frente a la televisión y a la computadora. Muchos "chicos, si no tuvieran algo sedentario en que mantenerse ocupados, se levantarían y saldrían," dice el Dr. Jones.

La idea es tratar al chico con respeto, incluso al enseñarle que son necesarios algunos cambios significativos en su estilo de vida con el fin de evitar los estragos de la enfermedad. Lo único que puede pasar, sin importar qué tan buena intención tenga, es que probablemente se retracte

¿Cuáles Niños Deben Realizarse Una Prueba de Diabetes?

La diabetes tiene una mayor prevalencia en niños con sobrepeso, particularmente en los obesos . El sobrepeso para un niño de 5 pies, 2 pulgadas y 12 años es más de 136 libras, de acuerdo a la American Diabetes Association; obeso es más de 164. La asociación recomienda que los niños con sobrepeso y con por lo menos otros dos factores de riesgo sean sometidos a una prueba.

Otros factores de riesgo incluyen:

  • Presencia de diabetes en la familia
  • Ser descendiente de americanos nativos, africanos, hispanos o asiáticos (incluyendo la Isla del Pacífico)
  • Señales de resistencia a la insulina, como presión arterial alta , síndrome de ovario poliquístico (en las chicas), o acantosis nigricans (una mancha de pigmento oscuro aterciopelada, a menudo en el cuello)

Fuentes Adicionales de Información

Asociación Americana de la Diabetes (American Diabetes Association)
http://www.diabetes.org

National Institute of Diabetes & Digestive & Kidney Diseases
http://www.niddk.nih.gov/index.htm

Joslin Diabetes Center
http://www.joslin.harvard.edu/



Último revisado Marzo 2003 por Rhonda Kaufman, MD

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!