No hay exámenes específicos para confirmar o eliminar completamente el diagnóstico de artritis reumatoide.

Su profesional en el cuidado de la salud podría comenzar a sospechar de artritis reumatoide después de tomar un historial cuidadoso de sus síntomas y realizar un examen físico minucioso.

Según The American College of Rheumatology, si usted tiene cuatro de los siete síntomas listados a continuación durante más de seis semanas, se le considera que tiene artritis reumatoide:

  • Rigidez matutina que dura más de una hora
  • Artritis en al menos tres articulaciones
  • Artritis de las articulaciones de la mano
  • Artritis en ambos lados del cuerpo (por ejemplo, que involucra ambas manos o ambos pies)
  • Un examen sanguíneo positivo para factor reumatoide (RF)
  • Presencia de abultamientos debajo de la piel, llamados nódulos reumatoides
  • Rayos X que muestran señales de artritis reumatoide que afecta las articulaciones

Examinación

Si existe alguna pregunta sobre el diagnóstico, su médico podría recomendar otros exámenes para confirmar el diagnóstico o para evaluar si sus órganos internos también están implicados. Tales pruebas podrían incluir las siguientes:

Exámenes sanguíneos - Numerosos exámenes sanguíneos pueden indicar la presencia de un trastorno autoinmune. Éstos incluyen:

  • Factor reumatoide
  • Índice de sedimentación de eritrocitos
  • Anticuerpo antinuclear
  • Proteína C-reactiva

Exámenes de imagen - Los exámenes de imagen se pueden usar para visualizar los órganos internos, para ver si la artritis reumatoide los ha afectado. Áreas específicas del cuerpo para ser examinadas con pruebas de imagen podrían elegirse con base en sus síntomas. Los exámenes de imagen podrían incluir:

Artrocentesis - Remover parte del líquido articular para su examinación en el laboratorio podría revelar la presencia de glóbulos blancos, cristales, o bacterias. Este examen se usa con más frecuencia para excluir otras causas de artritis.