Su médico le preguntará acerca de su historial médico, cuáles medicamentos está tomando actualmente, y si alguien en su familia sufre de cálculos renales.

Exámenes Usados para Diagnosticar un Cálculo Renal

Cultivo de Orina

Su médico tomará una muestra de su orina y la enviará al laboratorio para ver si hay una infección en su orina.

Rayos X o Sonograma

Su médico usará uno de estos procedimientos para intentar localizar el cálculo. Un sonograma es una técnica de diagnóstico que combina ondas sonoras e imágenes computarizadas para ver órganos internos; este procedimiento proporciona una imagen más detallada que la que usted recibiría en una sola radiografía.

Pielograma Intravenoso (IVP)

Para esta prueba, se inyecta un medio de contraste dentro de una vena. El medio de contraste resalta áreas que por el contrario serían difíciles de observar en su tracto urinario mientras sale de su sistema. Esto facilita que el médico vea el cálculo renal en una radiografía. Este procedimiento se usa menos comúnmente hoy en día con los excelentes resultados de la tomografía computarizada.

Tomografía Computarizada (CT)

Este procedimiento usa rayos X para tomar imágenes altamente detalladas de sus órganos internos. Una tomografía computarizada puede detectar cálculos renales pequeños que los rayos X regulares no logran detectar.

Exámenes Usados para Determinar el Tipo de Cálculo Renal

Examen Sanguíneo

Ayuda a identificar factores (como altos niveles de calcio, ácido úrico, o la presencia de infección) que pueden causar que se desarrolle un cálculo renal.

Recopilación de Orina en 24 Horas

La orina será examinada para detectar acidez y niveles de sustancias, como calcio, ácido úrico, y oxalato, que pueden formar la base de los cálculos renales. Este examen proporciona un análisis más preciso que el que su médico obtendría en una sola muestra de orina.

Análisis del Cálculo

Una vez que se retira un cálculo, se puede analizar en un laboratorio para determinar su composición química. Esto podría ayudar a que su médico tome decisiones acerca de la manera en la que pueda prevenir la formación adicional de cálculos.