Aunque se han hecho muchos intentos para identificar ADHD usando examinación psicológica estandarizada, no existe examen estándar o conjunto de exámenes para diagnosticar ADHD. El diagnóstico es un asunto de grado, y lo debe hacer un profesional en salud mental con experiencia en esta área que haya valorado minuciosamente el comportamiento de su hijo en una variedad de situaciones. La familia y maestros o empleados (en el caso de adolescentes o adultos) deben involucrarse en este proceso. Todos los elementos de la evaluación son asuntos de opinión, expectativa, y comparación. Además, todos los comportamientos asociados con ADHD son normales, en algún grado, en todos los niños en ciertas etapas del desarrollo.

Es importante identificar otras posibles causas del comportamiento inapropiado, si éstas están presentes. Enfermedades físicas como algunas formas de epilepsia , influencias del entorno como discordia familiar, y una variedad de trastornos mentales relacionados pueden producir patrones en el comportamiento similares a ADHD. Los niños con ADHD con frecuencia tienen otros problemas, como dificultades de aprendizaje, trastorno negativista desafiante , o trastorno de la conducta .

El criterio de diagnóstico más detallado se encuentra en el Manual de Diagnóstico y Estadísticas de Trastornos Mentales, ahora en su cuarta edición. Debido a que la mayoría de casos de ADHD se diagnostican en la niñez, el criterio de diagnóstico está adaptado hacia los niños. The American Academy of Pediatrics recomienda que se usen las siguientes indicaciones para el diagnóstico en niños de 6 a 12 años de edad:

Se debería iniciar el diagnostico si un niño muestra señales de dificultad en:

  • Escuela
  • Rendimiento académico
  • Relaciones con compañeros y familiares

Durante el diagnóstico, se debería recabar la siguiente información directamente de los padres, cuidadores, maestros, u otros profesionales de la escuela:

  • Valoración de síntomas de ADHD en diferentes entornos (casa y escuela)
  • Edad a la que comenzaron los síntomas
  • En qué medida afecta el comportamiento a la capacidad del niño para desempeñarse

El profesional en el cuidado de la salud debería examinar al niño para detectar:

  • Otras condiciones que podrían estar causando o agravando los síntomas
  • Problemas de aprendizaje y lenguaje
  • Agresión
  • Comportamiento negativo
  • Depresión o ansiedad

Para que se haga un diagnóstico de ADHD, los síntomas deben:

  • Estar presentes en dos o más de los entornos del niño (casa, escuela, actividades)
  • Haber comenzado para el momento en el que el niño tenga siete años de edad
  • Dificultar el rendimiento en la escuela, en casa, y/o en situaciones sociales
  • Interferir con la capacidad del niño para desempeñarse durante al menos seis meses

En ocasiones, se usa un ensayo del tratamiento para solidificar el diagnóstico, pero la respuesta al tratamiento no confirma un diagnóstico de ADHD. Un diagnóstico es tan importante como difícil debido a que con frecuencia compromete a un niño a años de tratamiento con medicamentos fuertes de los que se podría abusar.