Su médico le preguntará acerca de sus síntomas e historial clínico, y le realizará un examen físico. En particular, él examinará cuidadosamente sus nódulos linfáticos. La mayoría de los nódulos linfáticos agrandados o inflamados son a causa de infección, no de linfomas. Si se sospecha de infección, usted podría recibir medicamentos y se le podría pedir que regrese para una re-examinación.

Biopsia de Nódulo Linfático

Si la inflamación persiste, su médico podría ordenar una biopsia de nódulo linfático. Para esta prueba, su médico retirará total o parcialmente un nódulo linfático. Un patólogo examinará la muestra de tejido bajo un microscopio. Los resultados de la biopsia mostrarán si hay cáncer, y si es así, el tipo de cáncer que está presente.

El linfoma podría ser:

  • Agresivo (de alto grado) - crece rápidamente y causa síntomas serios
  • Indolente (de bajo grado) - crece más lento y produce pocos síntomas

Además de la examinación microscópica del linfoma, se podrían realizar otros estudios para determinar su tipo y grado, incluyendo citometría de flujo y estudios de marcador celular.

Clasificación en Etapas

Si se encuentra cáncer, el tratamiento dependerá de la etapa de su cáncer. El médico ordenará exámenes adicionales para determinar la etapa del cáncer. La clasificación en etapas es un cuidadoso intento por determinar si el cáncer se ha propagado, y si lo ha hecho, cuáles partes del cuerpo están afectadas.

Exámenes adicionales para determinar la etapa podrían incluir:

  • Exámenes de orina y de sangre
  • Examen físico adicional
  • Rayos X de varias partes del cuerpo, incluyendo los pulmones, vejiga, riñones, nódulos linfáticos
  • Tomografía computarizada - una serie de rayos X unidos mediante una computadora para crear imágenes detalladas de áreas internas del cuerpo
  • Ultrasonografía - un procedimiento en el cual se hacen rebotar ondas sonoras en tejidos y los ecos producen una imagen
  • Imagen de Resonancia Magnética - una prueba que usa ondas magnéticas y una computadora para tomar imágenes de estructuras internas del cuerpo
  • Biopsia de médula ósea - se retira una muestra de tejido de la médula ósea a través de una aguja y se examina bajo un microscopio para revisar la presencia de células cancerosas
  • Laparoscopía - una examinación visual del abdomen usando un tubo de fibra óptica con una punta iluminada (un laparoscopio). El médico puede retirar muestras de tejido usando instrumentos adicionales. Las muestras de tejido se revisarán para detectar células cancerosas.

Se usan las siguientes etapas para clasificar el linfoma no Hodgkin:

Etapa I - El cáncer involucra una sola región del nódulo linfático. O bien, si el cáncer comenzó en un órgano, está limitado a ese órgano.

Etapa II - El cáncer se ha propagado a dos o más regiones de nódulos linfáticos del mismo lado del diafragma. O bien, si el cáncer comenzó en un órgano, se ha propagado a uno o más grupos de nódulos linfáticos del mismo lado del diafragma.

Etapa III - El cáncer se ha propagado a dos o más regiones de nódulos linfáticos de ambos lados del diafragma.

Etapa IV - El cáncer se ha propagado a otras partes del cuerpo además de los nódulos linfáticos.