Facebook Pixel

Dietas Bajas en Carbohidratos: Una Opcion Viable para Perder Peso

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

Dietas Bajas en Carbohidratos: Una Opción Viable para Perder Peso

Desde hace años, la dieta baja en carbohidratos ha sido el centro de una furiosa controversia. Los entusiastas dicen que la dieta es fácil, virtualmente sin dolor, y conduce a una rápida pérdida de peso. Los nutriólogos y dietistas cuentan con que la pérdida de peso por una dieta baja en carbohidratos es temporal y que generalmente se recupera en un año. También surge el espectro del colesterol elevado y los niveles de triglicéridos como resultado de un contenido más alto en grasa en la dieta. Los entusiastas cuentan con que los cambios metabólicos detonados por la dieta bajan los niveles de azúcar en la sangre y los niveles de insulina, lo cual contribuye a perder peso y a tener una salud mejor. Este continuo va y viene ha conducido a los investigadores a diseñar un estudio que pudiera valorar el efecto de la dieta baja en carbohidratos y otros factores metabólicos después de un año. Los resultados de su estudio fueron publicados en el número de mayo 18 del 2004 de la revista Annals of Internal Medicine . Los investigadores encontraron que cuando se trata de una pérdida total de peso, las dietas bajas en carbohidratos y las dietas convencionales bajas en grasa producen resultados similares después de un año. También encontraron, sorprendentemente, que las dietas bajas en carbohidratos ofrecieron resultados metabólicos más favorables que sus homólogas bajas en grasa.

Acerca del Estudio

Los investigadores estudiaron a 132 adultos con sobrepeso severo, con un índice de masa muscular de por lo menos 35. (Indice de masa corporal o BMI (por sus siglas en inglés) es una medida conveniente del peso de la persona con relación a su estatura. Un BMI normal es de 18 a 24. Las personas con un BMI de 25 a 29 se considera que tienen sobrepeso, y las personas con un BMI de más de 30 son consideradas obesas.) Cada participante fue asignado de manera aleatoria a que siguiera una dieta baja en carbohidratos o una dieta baja en grasa. En el grupo de la dieta baja en carbohidratos, los participantes comieron no más de 30 gramos (g) de carbohidratos al día. En el grupo de la dieta baja en grasa, los participantes siguieron una dieta que redujo su consumo de calorías diarias a 500 calorías al día, con menos del 30% de su consumo de calorías proveniente de la grasa. Al inicio del estudio, cada participante fue pesado y se le tomaron muestras de sangre. Esto se repitió a los seis meses y luego al año.

Los Resultados

En los primeros seis meses del estudio, el grupo bajo en carbohidratos perdió más peso y más rápidamente que el grupo bajo en grasa. Sin embargo, después de un año los investigadores no encontraron diferencias significativas en la cantidad de peso perdido en ambos grupos (11-19 libras contra 7-19 libras, respectivamente). Sin embargo, encontraron que los participantes que siguieron la dieta baja en carbohidratos habían aumentado su triglicéridos y sus niveles de colesterol HDL (favorable) y un control favorable del azúcar en la sangre en comparación con aquellos que siguieron la dieta convencional baja en grasa.

¿Cómo le Afecta Esto?

Los investigadores concluyeron que a pesar del hecho de que ambos grupos en el estudio perdieron cantidades similares de peso, el grupo que siguió la dieta baja en carbohidratos logró un resultado mejor para su salud debido a que los niveles totales de triglicéridos fueron reducidos y sus niveles de colesterol HDL se incrementaron.

Un segundo estudio publicado en el mismo número de la revista Annals dio seguimiento a 120 personas con sobrepeso durante seis meses y encontró que los participantes en la dieta baja en carbohidratos perdieron un promedio de 26 libras, en comparación con las 14 libras que perdieron los participantes de la dieta baja en grasa. Otra vez, en este estudio, aquellos que siguieron la dieta baja en carbohidratos tuvieron más cambios benéficos en los triglicéridos y los niveles de HDL que aquellos en la dieta baja en grasa.

También una editorial publicada en el número del 18 de mayo del 2004 de la revista Annals, concluyó que, basados en los resultados de estos dos estudios, los dietistas y nutriólogos no pueden descartar más las dietas bajas en carbohidratos. En su lugar, los pacientes con sobrepeso deberían estar alentándolos a que experimenten con varios métodos para perder y luego mantener su peso, y que estos métodos pueden incluir dietas bajas en carbohidratos mientras incluyan fuentes saludables de grasa y proteína y sean complementados con el ejercicio diario.

Al final, desde luego, la receta para perder peso y mantenerlo por largo plazo sigue siendo la misma; reducir el número de calorías que come (dieta) mientras aumenta el número de calorías que quema (ejercicio). Casi cualquier dieta puede llevarlo a perder peso en corto plazo. La prueba verdadera de la dieta baja en carbohidratos, como con cualquier dieta, es la habilidad de producir una pérdida de peso estable y persistente y mejorar los resultados de salud durante el largo recorrido. Aunque los cambios metabólicos encontrados en este estudio son tranquilizadores, la verdadera prueba será cuando la dieta nos lleve a tasas menores de diabetes, apoplejías y enfermedades de las arterias coronarias. Hasta que esto se conozca, parece que la dieta baja en carbohidratos tiene un lugar legítimo en el proceso de adelgazar que tanto se necesita en Estados Unidos. Por otra parte, está muy claro que no es una bala mágica.

FUENTES ADICIONALES DE INFORMACIÓN:

American Dietetic Association
http://www.eatright.org/Public

National Institute of Diabetes & Digestive & Kidney Diseases
http://www.niddk.nih.gov/health/nutrit/nutrit.htm

Fuentes:

Stern L, Iqbal N, Seshadri P et al. The effects of low carbohydrate versus conventional weight loss diets in severely obese adults: one-year follow-up of a randomized trial. Ann Intern Med. 2004;140:778-785.

Willett WC. Reduced-carbohydrate diets: no roll in weight management? Ann Intern Med. 2004;140:836-837.

Yancy WS, Olsen MK, Guyton JR, et al. a low carbohydrate, ketogenic diet versus a low fat diet to treat obesity and hyperlipidemia. Ann Intern Med. 2004;140:769-777.



Último revisado Mayo 20, 2004 por Richard Glickman-Simon, MD

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!