Definición

La displasia hace referencia a un crecimiento o desarrollo anormal. En la displasia cervical, esta situación se da en las células que cubren la superficie del cuello uterino. En algunos casos, puede ser un cambio precanceroso. Si no se trata, puede provocar cáncer de cuello uterino.

Cuello uterino

órganos femeninos, cuello uterino
© 2009 Nucleus Medical Art, Inc.

Causas

Esta afección es provocada por un virus de transmisión sexual denominado virus del papiloma humano (VPH). El virus provoca cambios anormales de las células del cuello uterino. Existen diferentes tipos de VPH, que pueden ser de riesgo alto o bajo. El nivel de riesgo depende de su capacidad para causar enfermedades cervicales significativas. La enfermedad más importante es el cáncer.

Factores de riesgo

Los factores que incrementan el riesgo de padecer displasia cervical son:

  • Sexo: femenino
  • Mantener relaciones sexuales con varias personas
  • Comienzo temprano de actividad sexual (antes de los 18 años de edad)
  • Tener hijos a temprana edad (antes de los 16 años)
  • Tabaquismo
  • Enfermedades de transmisión sexual (especialmente VPH)
  • Herpes genital
  • Infección por VIH
  • Antecedentes de exposición en el útero a dietiltibestrol (DES), una sustancia similar al estrógeno que se administra para prevenir abortos en embarazos de alto riesgo

Síntomas

No suele haber síntomas observables. Estos cambios se descubren mediante los exámenes que se describen a continuación.

Diagnóstico

Los procedimientos para detectar la displasia cervical incluyen:

Prueba de Papanicolaou

Regulares frotis de Papanicolaou pueden ayudar a diagnosticar o monitorear la displasia cervical. Se recogen células del cuello uterino y se las envía al laboratorio para analizarlas. Si se detecta un crecimiento celular anormal, se realiza una colposcopia. En este proceso, se examina el cuello uterino a través de un microscopio de bajo aumento.

Análisis de VPH en ADN

Sirve para detectar el VPH en los tejidos cervicales y determinar el tipo de virus. Existen varios tipos de VPH, algunos representan un riesgo mayor de cáncer que otros. El examen suele realizarse mediante el método más reciente de prueba de Papanicolaou con base líquida. La presencia de células anormales y ADN con VPH alto riesgo incrementa el riesgo de padecer una enfermedad significativa. En ese caso, se requerirán más exámenes y tratamiento.

Colposcopia y biopsia

Se recubre el cuello uterino con una solución de vinagre. Dicha sustancia hace que resalten las células anormales. Se utiliza un dispositivo con aumento para examinar el cuello uterino. Se realizará una biopsia en cualquier área en donde se observen cambios anormales. Una biopsia es la extracción de diminutos fragmentos de tejido. También se extraerá una muestra de las células del canal del cuello uterino. Para hacerlo, se utiliza un pequeño cepillo. Luego, se envía la biopsia y la muestra de células del canal cervical al laboratorio para analizarlas. En el laboratorio, el crecimiento anormal de células se clasifica según los siguientes niveles:

  • Leve
  • Moderado
  • Grave (carcinoma in situ)
  • Canceroso

Tratamiento

El tratamiento varía en función de la gravedad de la displasia, la ubicación y el tamaño del área donde se encuentran las células anormales. El grado de cambio también es un factor importante. Los cambios de bajo grado no suelen requerir tratamiento, pueden controlarse mediante pruebas periódicas de Papanicolaou. La displasia de bajo grado, generalmente, desaparece por sí sola. Los métodos de tratamiento incluyen:

Biopsia de Cono

La biopsia consiste en extraer un diminuto fragmento de tejido en forma de cono de la abertura del cuello uterino. Luego, se analiza el tejido obtenido. Los resultados mostrarán si este crecimiento celular anormal es canceroso.

Procedimiento de escisión electroquirúrgica con asa (PEEA)

Se toma una pequeña biopsia del cervix con un asa de cable calentada por corriente eléctrica. Los resultados indicarán si alguna de las células anormales es precancerosa o cancerosa.

Nota: en las técnicas de biopsia de cono y de biopsia PEEA, se extraen todos los tejidos anormales en cuestión. Estos procedimientos pueden emplearse para el tratamiento y el diagnóstico del cáncer.

Criocirugía

La criocirugía congela y destruye la displasia del cervix. Este método no se recomienda para tratar áreas extensas de displasia.

Tratamiento con Láser

El tratamiento con láser emplea un haz de luz concentrada y de alta energía para destruir las células anormales. Este método es más conveniente que la criocirugía, ya que se destruye menos cantidad de tejido normal circundante. Si bien el proceso de curación es más rápido que el de otros métodos, el tratamiento con láser es costoso y no siempre está disponible.

Si Se Encuentra Cáncer

La biopsia de cono y la PEEA son métodos habituales para curar la displasia. Sin embargo, si dichas biopsias muestran evidencia de cáncer invasivo:

Su médico discutirá estas opciones con usted.

Seguimiento:

La displasia cervical requiere controles frecuentes. Hable con su médico para planificar citas regulares para realizarse la prueba de Papanicolaou. Esta prueba puede realizarse cada tres a seis meses.

Prevención

Modificaciones del estilo de vida:

  • Métodos sexuales seguros para prevenir infección por VIH
  • Revisiones regulares de Papanicolaou a los 18 años de edad o al inicio de la actividad sexual, lo que ocurra primero
  • Si usted fuma, deje de hacerlo

Vacuna

Gardasil es la primera vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH) para prevenir:

  • Cáncer cervical
  • Lesiones genitales precancerosas
  • Verrugas genitales debido a determinados tipos de VPH

La vacuna está aprobada para su uso en mujeres de 9 a 26 años de edad. Se aplica en tres dosis a lo largo de un período de seis meses. También debe planificarse una actualización. Esta vacuna protege contra cuatro tipos de VPH:

  • Tipos 16 y 18: responsables del desarrollo de cáncer de cuello uterino
  • Tipos 6 y 11: responsables de las verrugas genitales
La vacuna también es útil para las mujeres que ya están infectadas. En algunos casos, ayuda a mitigar la enfermedad.