Facebook Pixel

Eccema

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

Enfoque al Paciente

El uso de probióticos por la madre y el recién nacido puede ayudar a prevenir o tratar el eccema.

Aunque evidencia temprana sugirió que el aceite oral de onagra, una fuente de ácido gama linolénico (GLA, por sus siglas en inglés), mejoraba los síntomas del eccema, estudios más recientes han encontrado poco o ningún beneficio. La crema de manzanilla también ha sido estudiada en ensayos controlados, pero este estudio reporta fracasar para incluir análisis estadísticos de los resultados.

Otros tratamientos naturales que su paciente podría estar usando incluyen: probióticos ; las hierbas bardana, Coleus forskohlii, y trébol rojo ; y complementación de cromo , quercetina , vitamina B6 y zinc , Para riesgos de seguridad potenciales con las substancias más comunes, lea los artículos completos sobre hierbas/suplementos.

Además, muchos pacientes interesados en la medicina alternativa creen que las toxinas acumuladas son la causa del eccema y esto puede ser corregido mediante "desintoxicación". Este último puede involucrar cambios alimenticios, "limpieza de colon," y complementación con hierbas y suplementos específicos. Puede ocurrir desnutrición en las formas más extremas de este enfoque.

Principales Terapias Naturales Propuestas

  • Probióticos [+3]
  • Manzanilla (Tópica) [+1]
  • Aceite de Onagra [-2X]

(Los números más altos indican una evidencia mayor; el modificador X indica resultados contradictorios. Consulte la Introducción para más detalles acerca de la escala de puntuación.)

Probióticos +3

El uso de probióticos durante el embarazo y después del parto puede ayudar a reducir el riesgo de eccema infantil. En un estudio doble ciego controlado con placebo que involucró a 159 mujeres, las participantes recibieron ya sea placebo o cápsulas de Lactobacilos GG comenzando de 2 a 4 semanas antes de la fecha esperada de parto. 1 Después del parto, las madres que amamantaban continuaron tomando placebo o el probiótico durante 6 meses; a los niños alimentados con fórmula recibieron placebo de manera oral por el mismo periodo de tiempo. Los resultados mostraron que el uso de Lactobacilos GG redujo el riesgo de eccema desarrollándose en los fetos a aproximadamente el 50%.

Según dos estudios pequeños doble ciego controlado por placebo en bebés, los probióticos (Bifidobacterium lactis o Lactobacillus GG) pueden ser útiles para reducir también los síntomas existentes de eccema. 2,3

Manzanilla +1

Un estudio parcialmente ciego (ceguera debilitada por la diferencia en color y olor de los tratamientos usados) en comparación con la crema de manzanilla al 0.5% de crema de hidrocortisona y el placebo en 69 personas previamente no tratadas con eccema. 4 Los autores reportaron que después de 2 semanas, la manzanilla fue ligeramente superior a la hidrocortisona y marginalmente superior al placebo (extrañamente, el placebo superó a la hidrocortisona). Sin embargo, no se realizó un análisis estadístico.

Un estudio controlado (no se declaró si fue ciego) dio seguimiento a 146 personas con eccema que previamente habían sido tratadas con 0.1% de valerato de diflucortolona. 5 Por un periodo de 3 a 4 semanas, las extremidades derechas afectadas fueron tratadas con una de las tres terapias de mantenimiento: 0.25% de hidrocortisona, 0.75% fluocortina butil ester, o 5% de . Las extremidades izquierdas fueron tratadas con crema de manzanilla. Los autores del estudio concluyeron que la crema de manzanilla fue tan efectiva como el 0.25% de hidrocortisona, más efectiva que el 0.75% de fluocoritna butil ester, y claramente superior al 5% de bufexamaco; pero una vez más, no se presentaron análisis estadísticos de los resultados.

Para más información, incluyendo la dosis recomendada y cuestiones de seguridad, consulte el artículo sobre Manzanilla .

Aceite de Onagra - 2X

Una revisión de 1989 por Morse y varios más, de ensayos publicados y no publicados concluyó que el aceite de onagra redujo frecuentemente el eccema después de varios meses de uso, con las mejorías más grandes notables en los pruritos. 6 Sin embargo, esta revisión ha sido agudamente criticada por incluir estudios mal diseñados y posiblemente resultados mal interpretados del estudio. 7

Un ensayo más reciente doble ciego controlado por placebo de 16 semanas de duración de EPO en 58 niños con eccema no encontró diferencias significativas entre el grupo tratado y el grupo del placebo. 8 También se observaron resultados negativos en un estudio doble ciego controlado con placebo de 16 semanas de duración en 102 personas con eccema. 7 De manera adicional, un estudio doble ciego de 24 semanas de duración en 160 adultos con eccema no encontró beneficio de GLA del aceite de borraja sobre el placebo. 9

Un estudio doble ciego controlado con placebo en 51 niños sí encontró beneficio terapéutico con EPO; pero en contraste con la revisión de Morse, los pruritos no mejoraron significativamente. 10

Para más información, incluyendo la dosis recomendada y cuestiones de seguridad, consulte el artículo sobre Acido Gama- Linolénico .

Otras Terapias Naturales Recomendadas

Un estudio controlado sugiere que la pimienta de cayena en forma tópica, podría ser útil para el prurigo nodularis. 11

Una mezcla de Hierbas chinas vendida en Zemaphyte ha sido popular en el Reino Unido para el tratamiento del eccema, pero un estudio doble ciego controlado con placebo de 20 semanas de duración en 40 individuos encontró ser inefectivo. 12

Un pequeño estudio doble ciego controlado por placebo, de 30 días de duración, fracasó en encontrar a la vitamina B6 (a dosis de 50 mg al día) útil para el eccema. 15 De manera similar, un estudio doble ciego controlado por placebo de 8 semanas de duración acerca del zinc a dosis un poco altas de 67 mg diarios fracasó en encontrar beneficio alguno para los síntomas de eccema. 16 Las hierbas bardana, trébol rojo y Coleus forskohlii, así como los suplementos cromo y quercetina también han sido sugeridos para el eccema, pero no hay evidencia que actualmente apoye estos tratamientos.

Amamantar o el uso de fórmula purificada de aminoácido para bebés podría reducir el riesgo de eccema. 13,14

Interacciones con Otros Medicamentos

Lea el artículo de cada suplemento para una descripción completa de las interacciones que aquí se resumen:

Farmacéuticos Usados para el Eccema: Terapias Naturales con Interacciones Potenciales de Apoyo
FarmacéuticoTerapia NaturalInteracción
Corticosteroides (cremas tópicas)Regaliz tópicaPosible potenciación de la acción del medicamento

References

1.   Kalliomaki M, Salminen S, Arvilommi H, et al. Probiotics in primary prevention of atopic disease: a randomised placebo-controlled trial. Lancet . 2001;357:1076-1079.

2.   Isolauri E. Probiotics in human disease. Am J Clin Nutr . 2001;73(suppl):1142S-1146S.

3.   Majamaa H, Isolauri E. Probiotics: a novel approach in the management of food allergy. J Allergy Clin Immunol . 1997;99:179-185.

4.   Patzelt-Wenczler R, Ponce-Poschl E. Proof of efficacy of Kamillosan® cream in atopic eczema. Eur J Med Res . 2000;5:171-175.

5.   Aertgeerts P, Albring M, Klaschka F, et al. Comparison of Kamillosan cream (2 g ethanolic extract from chamomile flowers in 100 g cream) versus steroid (0.25% hydrocortisone, 0.75% fluocortin butyl ester) and non-steroid (5% bufexamac) external agents in the maintenance therapy of eczema [translated from German]. Z Hautkr . 1985;60:270-277.

6.   Morse PF, Horrobin DF, Manku MS, et al. Meta-analysis of placebo-controlled studies of the efficacy of Epogam in the treatment of atopic eczema. Relationship between plasma essential fatty acid changes and clinical response. Br J Dermatol . 1989;121:75-90.

7.   Berth-Jones J, Graham-Brown RA. Placebo-controlled trial of essential fatty acid supplementation in atopic dermatitis. Lancet . 1993;341:1557-1560.

8.   Hederos CA, Berg A. Epogam evening primrose oil treatment in atopic dermatitis and asthma. Arch Dis Child . 1996;75:494-497.

9.   Henz BM, Jablonska S, van de Kerkhof PC, et al. Double-blind, multicentre analysis of the efficacy of borage oil in patients with atopic eczema. Br J Dermatol . 1999;140:685-688.

10.   Biagi PL, Bordoni A, Hrelia S, et al. The effect of gamma-linolenic acid on clinical status, red cell fatty acid composition and membrane microviscosity in infants with atopic dermatitis. Drugs Exp Clin Res . 1994;20:77-84.

11.   Stander S, Luger T, Metze D. Treatment of prurigo nodularis with topical capsaicin. J Am Acad Dermatol . 2001;44:471-478.

12.   Fung AY, Look PC, Chong LY, et al. A controlled trial of traditional Chinese herbal medicine in Chinese patients with recalcitrant atopic dermatitis. Int J Dermatol . 1999;38:387-392.

13.   Kramer MS, Chalmers B, Hodnett E, et al. Promotion of breastfeeding intervention trial (PROBIT). JAMA . 2001;285:413-420.

14.   Niggemann B, Binder C, Dupont C, et al. Prospective, controlled, multi-center study on the effect of an amino-acid-based formula in infants with cow's milk allergy/intolerance and atopic dermatitis. Pediatr Allergy Immunol . 2001;12:78-82.

15.   Mabin DC, Hollis S, Lockwood J, et al. Pyridoxine in atopic dermatitis. Br J Dermatol . 1995;133:764 - 767.

16.   Ewing CI, Gibbs AC, Ashcroft C, et al. Failure of oral zinc supplementation in atopic eczema. Eur J Clin Nutr . 1991;45:507 - 510.



Último revisado Junio 2002 por EBSCO CAM Editorial Board

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!