Definición

Una ecografía permite analizar los órganos internos utilizando ondas sonoras de alta frecuencia. Si se realiza una ecografía Doppler, el doctor podrá ver el flujo de sangre en los vasos sanguíneos mayores.

Ecografía abdominal

Imagen informativa de Nucleus
© 2009 Nucleus Medical Art, Inc.

Partes del cuerpo involucradas:

Una ecografía abdominal permite analizar:

  • Abdomen
  • Hígado
  • Bazo
  • Páncreas
  • Vesícula biliar
  • Riñones
  • Ovarios y útero (incluso el útero embarazado y el feto interior)
  • Aorta y otras arterias abdominales (a través de la ecografía Doppler)

Razones para realizar el procedimiento

La ecografía se utiliza para detectar problemas en la cavidad abdominal. Puede mostrar los órganos y el movimiento. Se realiza con más frecuencia por los siguientes motivos:

  • Para diagnosticar una lesión o enfermedad del hígado, la vesícula biliar, el bazo, el páncreas, los riñones u otros órganos del abdomen.
  • Para ayudar a determinar la causa del dolor abdominal.
  • Para identificar cálculos de la vesícula biliar o cálculos renales.
  • Para evaluar tumores, quistes, abscesos u otras masas en el abdomen.
  • Para ayudar a determinar por qué ha aumentado de tamaño un órgano interno.
  • Para examinar un útero embarazado y el feto en el interior.
  • Para evaluar la aorta y detectar la presencia de un aneurisma.
  • Para evaluar el estrechamiento de las arterias del abdomen.
  • Para evaluar una lesión del bazo.
  • Para evaluar una enfermedad hepática o pancreatitis.
  • Para localizar un objeto extraño en el abdomen, como una bala.

Factores de riesgo de complicaciones durante el procedimiento

  • Tanto la obesidad como la deshidratación pueden dificultar la identificación de los órganos durante la prueba.
  • El aire en los intestinos puede bloquear la vista de los órganos internos.
  • La presencia de bario u otros materiales de contraste en el intestino (a partir de otros tipos de radiografías o exámenes) puede bloquear las vistas de los órganos internos.

¿Qué esperar?

Antes del procedimiento

Probablemente, el médico hará lo siguiente:

  • Examen físico
  • Ocasionalmente, otras pruebas, como análisis de sangre
Pregunte sobre cualquier limitación en la dieta. Le pueden pedir que esté en ayunas de 8 a 12 horas antes de la prueba. Esto reducirá la cantidad de gas en los intestinos. Para algunos tipos de ecografías, es necesario que la vejiga esté llena. Le pedirán que beba seis o más vasos de agua y que no orine antes de la ecografía.

Use ropa cómoda y holgada.

Durante el procedimiento

Le pedirán que se quede recostado e inmóvil sobre una mesa plana en una sala oscura. La oscuridad ayuda a ver las imágenes en la pantalla.

Anestesia

Ninguna

Descripción del procedimiento

El técnico coloca un gel en el abdomen. Se presiona un transductor contra la piel. Éste es un dispositivo manual y pequeño que transmite las imágenes. El gel ayuda a que las ondas sonoras se muevan entre la piel y el transductor.

Se envían ondas sonoras de alta frecuencia hacia los órganos internos. Los órganos reflejan las ondas sonoras nuevamente hacia la piel. El transductor las recibe y se convierten en una imagen visible en la máquina.

Las imágenes se observan a medida que aparecen en la pantalla de la máquina. Se puede tomar una imagen estática o un video de imágenes en movimiento. Se le puede pedir cambiar de posición o contener la respiración durante el examen.

Después del procedimiento

Se limpiará el gel del abdomen.

¿Cuánto durará?

30 minutos

¿Dolerá?

Una ecografía no es dolorosa. El gel puede sentirse frío apenas se lo colocan. El transductor puede originar una sensación de presión. La presión sobre una vejiga llena se siente incómoda.

Posibles complicaciones

No existen complicaciones habitualmente relacionadas con este procedimiento.

Hospitalización promedio

Ninguna

Cuidado posoperatorio

  • Limpiar el gel de la piel
  • Reanudar las actividades normales a menos que el médico indique lo contrario

Resultado

Los expertos analizan e interpretan las imágenes, y entregan un informe al médico. El médico le hará unas recomendaciones para el tratamiento en base a este informe.

Llame al médico si ocurre lo siguiente

  • Los síntomas empeoran