Facebook Pixel

Ejercicio y Asma: ?Esta el Ejercicio Arriesgando Su Salud?

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

Ejercicio y Asma: ¿Está el Ejercicio Arriesgando Su Salud?

women walking Ha terminado un gran entrenamiento cuando empieza a toser. Tiene un tiempo difícil para respirar y su pecho se siente tenso. ¿Se presionó muy fuerte a sí mismo? Quizás. Pero no está fuera de forma. Al menos, no piensa así. Pero esta no es la primera vez que ha ocurrido después de hacer ejercicio.

¿Le suena familiar? Si así es, entonces puede ser parte del 15% de la población, incluyendo a los atletas en la cima como Dennis Rodman, quien experimenta asma inducida por el ejercicio (EIA), dice William Storms, M.D., un alergólogo de Asthma and Allergy Associates (Asma y Alergia, Asociados) en Colorado Springs, CO.

Simplemente puesto, EIA es asma desencadenado por el ejercicio, Comúnmente ataca de 10 a 15 minutos después del entrenamiento o durante la sesión de entrenamiento, particularmente en el inicio de ejercicio más intenso.

Los síntomas incluyen:

  • sibilancia
  • toser
  • tensión en el pecho
  • falta de aliento

Otros síntomas, aunque un poco más raros, pueden incluir calambres estomacales, dolor de pecho, náuseas o dolores de cabeza, dice Storms.

No Sólo un Problema para la Gente con Asma

EIA afecta a hombres y mujeres de todas las edades y niveles de estado físico y típicamente ocurre en la gente que sufre de asma día a día. De acuerdo a la Asociación Pulmonar Estadounidense, 14.6 millones de estadounidenses sufren de asma, haciendo del asma la séptima afección crónica más común en Estados Unidos.

"Casi todos los que tienen asma están en riesgo de sufrir (EIA)," dice Sally Wenzel, M.D., un médico del personal en el Centro Nacional Médico Judío y de Investigación en Denver, Colorado. Esta es una razón por la que muchos asmáticos eligen no hacer ejercicio, que es desafortunado porque los doctores en realidad recetan ejercicio a los pacientes con asma. Los asmáticos físicamente sanos, después de todo, normalmente tienen menos ataques y necesitan menos medicamentos, dice Wenzel.

Irónicamente, EIA puede afectar a la gente que no sufre de ataques diarios de asma. Algunos expertos estiman que aproximadamente dos tercios de EIA tienen asma; el otro tercio es gente que tiene fiebre pero no otros síntomas de asma.

¿Cómo Desencadena el Ejercicio los Ataques de Asma?

Por razones que son un poco confusas, el ejercicio puede desencadenar un ataque de asma. Esto no significa, empero, que EIA ataca cada vez su ejercicio.

De acuerdo a Storms, los cambios en la temperatura y humedad en las vías respiratorias pueden jugar una parte de EIA. La respiración rápida debida al ejercicio puede enfriar y secar las vías respiratorias, causando así que se aprieten los músculos alrededor de las vías respiratorias que a su vez lleva a los síntomas del asma.

Frecuentemente se incrementan los síntomas cuando los contaminantes, el polen o el aire frío o seco están presentes, Esto es el porque EIA es más común en los deportes de clima frío como el patinaje de velocidad, el patinaje de figura y esquiar a campo traviesa.

Generalmente los síntomas se eliminan en un lapso de 20 minutos. Entonces por duraciones de hasta tres horas después, con frecuencia llamado el período refractario , la gente puede experimentar síntomas asmáticos menores si reanudan el ejercicio, dice Wenzel.

Diagnóstico: No hay Necesidad de Dejar el Ejercicio

Desafortunadamente, EIA con frecuencia se pasa por alto y se diagnostica mal, lo que puede llevar a problemas de salud mayores en el camino. "Si la gente no tiene la afección diagnosticada, ya sea que no se ejercitarán o dejarán de hacerlo," dice Storms, añadiendo que un buen diagnóstico involucra una prueba de respiración normalmente realizada después del ejercicio, "Debido a que son sedentarios, su salud se deteriora."

Storms recomienda ir a un especialista que pueda diagnosticar el problema correctamente. Si el especialista no puede dar el cuidado al problema, entonces encuentre otro. "Siga buscando hasta que encuentre un buen especialista, porque éste es un problema que puede tratarse eficazmente," dice.

Tratamientos para Ayudar a Mantenerlo Activo

Las opciones de tratamiento para EIA son numerosas. La mejor opción varía de persona a persona y puede incluir medicamentos que son ya sea inhalados o tomados vía oral. Los beta agonistas inhalados son quizás el tratamiento más común, dice Wenzel. porque son tomados antes del ejercicio, relajan los músculos en las vías respiratorias para ayudar a prevenir la estenosis.

Debido a disponible una gran variedad de tratamientos, EIA no debe prohibir a nadie ser activo. "Todos deben ser capaces de participar en el ejercicio a cualquier nivel que quieran," dice Storms.

Tome, por ejemplo, las estadísticas del Centro Nacional Médico Judío y de Investigación que revela que 67 de los 597 atletas en el equipo olímpico de los Estados Unidos en 1984 sufrían de EIA. Los atletas con EIA ganaron 41 de las medallas ese año.

Previniendo EIA

La clave para prevenir o reducir la frecuencia de EIA es hacer ejercicio sensiblemente. Las siguientes son algunas pautas generales; hable con su doctor sobre qué medidas funcionarían para usted.

Controle Su Asma Día a Día

Inhaladores

Use un inhalador 15 minutos antes del ejercicio si se lo recomienda su doctor. Llévelo mientras está ejercitando y úselo si experimenta síntomas de asma. Si no tiene el medicamento consigo cuando experimenta EIA, muévase al lugar más cálido y más húmedo que pueda encontrar. "Esto ayuda a calentar y humedecer las vías respiratorias," dice Wenzel.

Cómo Usar un Inhalador Correctamente

Usar un inhalador puede ser difícil, dice Sally Wenzel, M.D., un médico del personal del Centro Nacional Médico Judío y de Investigación en Denver, Colorado.

Algunos errores comunes incluyen inhalar muy pronto o muy tarde y respirar muy rápido. Cuando inhala muy rápido, normalmente el spray acaba en el fondo de su garganta que implica que no recibe los beneficios completos del inhalador. "Cuando rocíe en el fondo de su garganta," dice Wenzel, "será absorbido en el torrente sanguíneo y puede causar que su ritmo cardíaco se acelere."

Para evitar estos errores, siga este consejo de Wenzel:

  • Practique la respiración primero. Sin oprimir el bote, sostenga el inhalador cerca de dos dedos de ancho de su boca. Tome un respiro de tamaño promedio y sáquelo.
  • Ahora mientras inhala lentamente, oprima el bote y active el inhalador.
  • Continúe inhalando de tres a cinco segundos después de activar el inhalador.
  • Contenga la respiración de cinco a diez segundos.
  • Libere su aliento naturalmente.
  • Espere de 20 a 30 segundos antes de repetir el proceso.

Deportes Acuáticos

Considere añadir la natación a su programa de ejercicios, Debido a que el aire es más caliente y más húmedo cuando nada, hay menos probabilidad de un ataque de EIA. El único deporte acuático que la gente susceptible de EIA debe evitar es el buceo, dice Storms. El aire presionado que respira incrementa el riesgo de un ataque de asma.

Clima frío

Use una mascarilla o bufanda sobre su nariz y boca cuando haga ejercicio en clima frío, dice Wenzel. Esto calienta el aire antes de alcanzar sus pulmones.

Respiración por la nariz

Respire a través de su nariz. Aunque esto puede ser difícil conforme se incrementa la intensidad de su entrenamiento, la respiración a través de la nariz ayuda a calentar el área antes de que alcance sus vías respiratorias.

Período Refractario

Induzca un período refractario. De treinta a 60 minutos antes de hacer ejercicio, haga un calentamiento corto donde sude. "Esto no debe ser intenso," dice Wenzel. "sólo lo suficiente para aumentar su ritmo cardíaco y respiración ligeramente." Entonces tome un descanso. Cuando esté listo para ejercitar de 30 a 60 minutos después, puede ser menos susceptible a sufrir un ataque de asma.

Evite el Polen

Haga ejercicio adentro cuando los conteos de polen sean altos. Si tiene que hacer ejercicio afuera, hable con su doctor sobre adaptar su medicamento para controlar su asma, dice Storms.

enfermedad

Evite el ejercicio cuando tenga un resfriado o gripa o cuando su asma diaria no esté bajo control.

intensidad

Observe la intensidad de sus entrenamientos. "Entre mayor sea el entrenamiento," dice Storms, "más graves tenderán a ser los síntomas." Las actividades como el tenis con descansos periódicos de esfuerzo pueden ser menos probables de causar EIA que los deportes de resistencia como correr o andar en bicicleta.

Refrésquese

Para prevenir EIA después de hacer ejercicio, enfríese con 10 a 15 minutos de actividad más ligera como caminar lentamente y estirarse.

Fuentes Adicionales de Información

The American Lung Association
www.lungusa.org

The Asthma and Allergy Foundation of America
www.aafa.org

Asthma in America: A Landmark Survey
www.asthmainamerica.com

Fit Facts from the American Council on Exercise
http://www.acefitness.org/

National Jewish Medical and Research Center
www.njc.org



Último revisado Mayo 2003 por Elizabeth Smoots, MD

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!