Facebook Pixel

Ejercicio Y Efectiva Perdida de Peso para Tratar el Sindrome X

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

Ejercicio Y Efectiva Pérdida de Peso para Tratar el Síndrome X

El síndrome X (también conocido como el síndrome metabólico ) es una constelación de factores de riesgo cardiovasculares que incluyen colesterol alto , incremento en el peso, presión arterial elevada y resistencia a la insulina (una sensibilidad reducida a la insulina, lo que eventualmente causa diabetes si se deja sin tratar.) Desafortunadamente, como con la obesidad y la diabetes, la prevalencia del síndrome X en los Estados Unidos está en aumento. Se estima que tantos como 40 millones (eso es casi uno de cada seis) de adultos tienen el síndrome, ya sea que lo sepan o no.

Aunque cada componente individual del síndrome X ha resultado aumentar el riesgo de la enfermedad de las arterias coronarias (CHD por sus siglas en inglés), resistencia a la insulina y esto es resultante de hiperinsulinemia (exceso de insulina en la sangre) ahora se cree que es el riesgo más importante. Sin embargo, el único factor de riesgo comúnmente reconocido y tratado con medicamentos es la presión arterial alta. Desafortunadamente, algunos pacientes con el síndrome X tratados con medicamentos antihipertensivos solos experimentan un empeoramiento de sus niveles de colesterol y resistencia a la insulina.

En un esfuerzo por atender este problema, un grupo de investigadores se propuso identificar un enfoque no farmacológico para tratar el síndrome X. Los resultados de este estudio fueron publicados en la edición del 8 de septiembre del 2003 en los Archives of Internal Medicine. Los investigadores encontraron que un plan de tratamiento que combina el ejercicio y la pérdida de peso puede disminuir efectivamente tanto la hiperinsulinemia como la presión arterial en los pacientes con síndrome X.

Acerca del estudio

Un total de 53 hombres y mujeres con el síndrome X fueron asignados aleatoriamente a uno de tres grupos: Sólo ejercicio, ejercicio más un plan de pérdida de peso, o un grupo de control. Se les instruyó a los participantes en el grupo de ejercicio a ejercitarse de tres a cuatro veces por semana durante 26 semanas. El ejercicio consistió de 10 minutos de ejercicios de calentamiento, 35 minutos de actividad aeróbica (ciclismo, caminar o trotar) y 10 minutos de ejercicios de enfriamiento.

Los participantes en el grupo de ejercicio más pérdida de peso siguieron el mismo programa de ejercicio que el grupo de sólo ejercicio. También participaron en un programa de control de peso con base en el manual LEARN, el cual se enfoca en cinco elementos de pérdida de peso: Estilo de vida, ejercicio, actitudes, relaciones y nutrición.

Se le pidió al grupo de control no hacer cambios a sus hábitos normales alimenticios y de ejercicio.

Se evaluó la presión arterial, el nivel de colesterol, el acondicionamiento aeróbico, la composición corporal y la tolerancia a la glucosa (una medida de resistencia a la insulina) de cada participante tanto antes como después de recibir tratamiento.

Los resultados

Los investigadores encontraron que los pacientes en el grupo de ejercicio y pérdida de peso perdieron más peso y redujeron su nivel de sobreproducción de insulina (hiperinsulinemia) en alrededor del 47%. Los del grupo de sólo ejercicio perdieron menos peso y redujeron su nivel de hiperinsulinemia por sólo 27%. Los participantes que mostraron la mayor pérdida de peso también mostraron la mayor reducción en su nivel de hiperinsulinemia. Adicionalmente, los niveles de presión arterial de los que estaban en el grupo de ejercicio y pérdida de peso también se redujeron significativamente comparados con el grupo de control.

¿Cómo esto le afecta a usted?

Los resultados del estudio sugieren que el ejercicio más la pérdida de peso es un tratamiento efectivo para la hiperinsulinemia y la presión arterial alta en los pacientes con el síndrome X.

También enfatiza la importancia de la pérdida de peso en mejorar los factores de riesgo cardíaco asociados con el síndrome X. Aunque el ejercicio solo resultó en niveles decrecientes de hiperinsulinemia en este estudio, este decremento fue significativamente mayor cuando se añadió un programa de control de peso extenso.

Mientras la terapia con medicamentos con frecuencia es una parte necesaria del tratamiento del síndrome X, los medicamentos son riesgosos y no curan la enfermedad. Este estudio, y otros como él, continúan recordándonos que la cura para el síndrome X no se encontrará en la prescripción de su médico ni en su farmacia local, sino en su motivación para cambiar su estilo de vida.

FUENTES ADICIONALES DE INFORMACIÓN:

The American Diabetes Association
http://www.diabetes.org

The American Heart Association
http://www.americanheart.org

Fuentes:

Watkins LL, Sherwood A, Feinglos M, et al. Effects of exercise and weight loss on cardiac risk factors associated with syndrome X. Arch Int Med. 2003;163:1889-1895.



Último revisado 12 de septiembre del 2003 por Richard Glickman-Simon, MD

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!