El resplandor del embarazo; todos lo hemos visto. Tal vez fue una amiga, a unos cuantos meses de su fecha de parto, que se veía espléndida y radiante. Quizás la mujer detrás de usted en la fila de la tienda de comestibles parecía lista para reventar, pero seguía resplandeciente.

Después aparece la dicha de un nuevo bebé. Cuando no puede dejar de mirar esos diminutos dedos y contar esos preciosos deditos de los pies. Cuando se mantiene despierta en la noche, sólo para observar dormir a ese dulce pedacito de alegría. Siente un intenso amor, pero podría sentirse abrumada tan intensamente. Las mujeres luchan con sus emociones a lo largo de este periodo. Algunas podrían sentirse tristes y no entender el motivo. A algunas de ellas se les podría diagnosticar depresión postparto.

La depresión posparto es un tipo de depresión que afecta a las mujeres después de dar a luz. Es común sentirse triste o tener "melancolía" después de dar a luz, pero si este estado de ánimo depresivo continúa durante varios días o semanas, llega a ser depresión postparto.

Debido a algunos resultados trágicos de la depresión postparto, se ha realizado más investigación para aprender a ayudar a las mujeres que sufren de ella. El nacimiento de un bebé tiene efectos biológicos, sociales y psicológicos profundos. Estos efectos no sólo se presentan después del nacimiento, las mujeres experimentan cambios en su cuerpo y mente desde el momento de la concepción. Investigadores en Bristol University en Inglaterra se enfocaron en cómo se afecta el estado de ánimo durante y después del embarazo. Los resultados de su estudio se publicaron en el British Medical Journal. *

Estudiando el Estado de Ánimo y el Embarazo

El estudio involucró más de 9,000 mujeres embarazadas. Se utilizaron dos cuestionarios que evalúan el estado de ánimo e identifican la depresión: la escala de Edinburgh de depresión postnatal y la subescala del índice de depresión experimental de Crown Crisp. Las mujeres llenaron las encuestas a las semanas 18 y 32 del embarazo así como a la semana 8 y al octavo mes después del parto.

Los resultados mostraron el nivel más alto de depresión en la semana 32 del embarazo y el nivel más bajo en el octavo mes después del parto. La proporción de las mujeres con probable depresión fue la siguiente:

  • 8% en la semana 18 del embarazo
  • 5% en la semana 32 del embarazo
  • 1% en la semana 8 después del parto
  • 1% en el octavo mes después del parto

Los autores del estudio notan que los cuestionarios de autoevaluación, tales como los que se utilizaron aquí, no proporcionan un diagnóstico clínico de depresión. Sin embargo, los valores son consistentes con el porcentaje de mujeres que reportan depresión en otros momentos de la vida, que está entre el 10 y el 15 por ciento.

Aunque la conciencia de la depresión postparto está aumentando, la depresión a lo largo del embarazo relativamente se sigue sin estudiar. Esta investigación pone a la luz la necesidad de buscar e identificar la depresión durante el embarazo, así como también después del alumbramiento. Los autores del estudio señalan que aunque no está claro cómo, el estado de ánimo de la madre podría tener un efecto importante en el ambiente uterino y el desarrollo del bebé.

Usted Puede Conseguir Ayuda

Existe ayuda para tratar la depresión. Se calcula actualmente que el 80% de la depresión se puede tratar: si se identifica. Hable con su doctor sobre cómo se siente usted. Y si se siente deprimida, pida una canalización a un profesional que se especialice en mujeres y depresión.

Para aprender más sobre la depresión, cómo identificarla y cómo conseguir ayuda, visite nuestro Centro para la Depresión .