Facebook Pixel

El Tiempo lo es Todo: Diabetes Tipo 1 y Dieta Infantil

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

El Tiempo lo es Todo: Diabetes Tipo 1 y Dieta Infantil

La diabetes tipo 1 es una enfermedad caracterizada por altos niveles de azúcar en la sangre (glucosa) ocasionados por una falta total de insulina en el cuerpo. Esta falta de insulina sucede cuando el sistema inmunológico del cuerpo ataca y destruye a las células productoras de insulina del páncreas, un proceso llamado autoinmunidad de islote (IA). Esta evita que el páncreas produzca insulina, la proteína responsable de mover la glucosa de la sangre hacia las células donde es utilizada como energía.

La IA podría estar presente durante años antes que un niño sea diagnosticado con diabetes tipo 1. Algunos investigadores creen que ciertos alimentos, si son introducidos en la alimentación del niño a una edad temprana, podrían provocar el desarrollo de IA. Sin embargo, la investigación en esta área ha sido inconsistente y algunas veces contradictoria.

En la edición del 1 de Octubre de 2003 de Journal of the American Medical Association, dos estudios examinaron el impacto de varios alimentos comunes (cereal, leche materna, productos lácteos y productos que contienen gluten, una proteína que se encuentra en la harina de trigo) sobre la incidencia de IA en niños que están en riesgo de desarrollar diabetes tipo 1.

El primer estudio descubrió que introducir cereales en la alimentación de bebés en alto riesgo entre el nacimiento y los tres meses o hasta los siete meses de edad podría incrementar el riesgo de desarrollar IA.

El segundo estudio observó el tiempo y la duración de la lactancia, la introducción de productos lácteos y la introducción de alimentos sólidos. Este descubrió que dar alimentos sólidos a un bebé (en particular alimentos que contienen gluten) antes de los tres meses de edad también podría incrementar el riesgo del niño de desarrollar IA.

Acerca de los estudios

El primer estudio incluyó a 1183 bebés con antecedentes familiares de diabetes tipo 1. Los investigadores registraron la edad de los bebés en la primera exposición al cereal ya fuera que hubieran desarrollado o no IA. También recolectaron muestras de sangre de cada niño a las edades de 9, 15 y 24 meses y cada año a partir de entonces, también analizaron a cada uno en busca de tres anticuerpos capaces de dañar a las células productoras de insulina. Cualquier niño que resultara positivo de uno o más anticuerpos o con diabetes tipo 1 en dos visitas consecutivas era definido como haber desarrollado IA.

El segundo estudio dio seguimiento a 1610 bebés nacidos de padres con diabetes tipo 1. Los investigadores recolectaron muestras de sangre al momento de nacer, a los nueve meses y a los dos, cinco y ocho años de edad. Nuevamente, los investigadores hicieron análisis en busca de anticuerpos que indicaran el desarrollo de IA en dos muestras de sangre consecutivas. Ellos utilizaron entrevistas familiares y cuestionarios para recolectar información sobre hábitos de lactancia y complementos alimenticios.

Los resultados

En el estudio con cereal, los bebés con edades de cero a tres meses o después de la edad de siete meses que comieron cereal por primera vez tuvieron un riesgo mayor de desarrollar IA que aquellos que lo comieron por primera vez entre las edades de cuatro a seis meses.

En el estudio con leche materna y alimentos sólidos, los investigadores descubrieron que agregar alimentos que contienen gluten a la alimentación de los bebés menores de tres meses de edad que tenían antecedentes familiares de diabetes tipo 1, incrementó significativamente su riesgo de desarrollar IA. También descubrieron que la lactancia no tuvo asociación con el desarrollo de IA.

¿De qué manera le afecta?

Basándose en los resultados del primer estudio, los investigadores creen que existe un ventana de oportunidad para introducir cereal a la alimentación de los bebés con edades entre los cuatro y los seis meses. Introducir cereal ya sea antes o después de esta ventana, al menos en niños con riesgo de desarrollar diabetes tipo 1, podría incrementar su riesgo de IA.

Los resultados del segundo estudio señalan a una ventana similar de oportunidad con la introducción de alimentos que contienen gluten. El estudio descubrió que introducir alimentos que contienen gluten (como panes, galletas, pasteles, gachas de cereal, pasta o productos de harina) a niños menores de tres meses de edad provocó un riesgo cinco veces mayor de desarrollar IA que si hubieran sido introducidos después de los tres meses de edad.

¿Cómo explican los investigadores estos descubrimientos? Una posibilidad es que introducir ciertos alimentos demasiado rápido podría desencadenar una respuesta inmunológica anormal en un bebé cuyos sistemas inmunológico y digestivo no están lo suficientemente maduros para controlar un nuevo tipo de alimentos. También es posible que el retraso en la introducción de estos alimentos hasta que los bebés sean mayores incrementa su cantidad, lo cual coloca a sus jóvenes sistemas bajo estrés adicional.

En general, la American Academy of Pediatrics recomienda que los alimentos sólidos, en particular los cereales, no sean introducidos sino hasta que el niño tenga de cuatro a seis meses de edad. Basándose en estos dos estudios, suena como si tuvieran razón.

FUENTES ADICIONALES DE INFORMACIÓN:

American Academy of Pediatrics
http://www.aap.org/

American Diabetes Association
http://www.diabetes.org/

National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases
http://health.nih.gov/result

Fuentes:

Norris JM, Barriga K, Klingensmith G, et al. Timing of initial cereal exposure in infancy and risk of islet autoimmunity. JAMA. 2003;290:1713-1720.

Type 1 diabetes. The American Diabetes Association.
Disponible en: Http://www.diabetes.org/type1/type1.jsp
Accedido el 1 de octubre de 2003

Ziegler AG, Schmid S, Huber D, et al. Early infant feeding and risk of developing type 1 diabetes-associated autoantibodies. JAMA. 2003;290:1721-1728.



Último revisado Oct. 2, 2003 por Richard Glickman-Simon, MD

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!