Facebook Pixel

El Tratamiento Antibiotico No Reduce el Riesgo de Eventos Coronarios

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

El Tratamiento Antibiótico No Reduce el Riesgo de Eventos Coronarios

La enfermedad coronaria cardíaca (CHD, por sus siglas en inglés) es en sí el asesino más grande de estadounidenses. CHD es un término general para muchas enfermedades que afectan al corazón incluyendo el ataque cardíaco , la angina de pecho (dolor grave en el pecho) y la enfermedad aterosclerótica cardiovascular . En los Estados Unidos en 2002, las CHD causaron una de cada cinco muertes. De hecho, cerca de cada 26 segundos un estadounidense sufre un evento coronario y cerca de cada 60 segundos, alguien muere de uno.

Muchos factores de riesgo para CHD - como fumar, comer una dieta alta en grasa y no hacer suficiente ejercicio - son bien conocidos. Pero ya que muchas personas con CHD no tienen ninguno de estos factores de riesgo bien aceptados e identificados, los estudios clínicos continúan buscando factores no identificados que podrían contribuir a CHD. La infección bacteriana ha sido implicada en el desarrollo de CHD. Una bacteria en particular, Chlamydia pneumoniae , ha sido asociada con un doble del riesgo de lesiones ateroscleróticas y ataque cardíaco.

Ya que se ha descubierto esta bacteria dentro de las lesiones ateroscleróticas, se sostiene razonar que el tratamiento antibiótico (que se usa para matar a las bacterias) podría tener un efecto positivo en el desarrollo de CHD. Estudios iniciales que usan antibióticos reportaron que la terapia antibiótica podría llevar a una reducción en el riesgo, pero otros estudios han fracasado en confirmar un beneficio.

Un estudio publicado en la edición del 21 de abril del 2005 de la New England Journal of Medicine evaluó el efecto de un año de tratamiento azitromicina en la prevención de eventos coronarios en las personas que tenían CHD estable. La azitromicina (Zithromax®) pertenece a una clase de medicamentos llamados antibióticos macrólidos y es efectiva en tratar infecciones causadas por Chlamydia pneumoniae .

Acerca del Estudio

El estudio involucró a más de 4000 hombres y mujeres, edad promedio de 65 años, que tenían CHD estable. Estos participantes fueron asignados aleatoriamente para recibir ya fueran 600 miligramos de azitromicina o una tableta de placebo equivalente una vez a la semana por un año.

El punto final primario del estudio fue la primera ocurrencia en un paciente de cualquiera de lo siguiente: Muerte debido a CHD; un ataque cardíaco no fatal; procedimiento quirúrgico para restablecer el suministro sanguíneo al corazón; u hospitalización para angina inestable. Los puntos finales secundarios incluían apoplejía, endarterectomía de carotida (extirpación del interno de una arteria bloqueada) y colapso cardíaco seguido por resucitación.

Durante el primer año, se entrevistó a los pacientes a las tres y seis semanas y luego cada tres meses para discutir si estaban tomando el medicamento semanalmente, si estaban experimentando cualquier efecto secundario y si había habido cualquier evento de punto final. Para el resto del estudio, el cual promedió casi cuatro años, se entrevistó a los pacientes cada seis meses.

Los Hallazgos

Los resultados mostraron que el grupo de eventos definidos como el punto final primario ocurrió con casi la misma frecuencia para el grupo de azitromicina y el grupo de placebo. De hecho, la frecuencia de la ocurrencia del punto final primario fue de 22.3% en el grupo de azitromicina y 22.4% en el grupo de placebo. Adicionalmente, no hubo diferencia entre los dos grupos para ninguna ocurrencia de punto final individual, ya sea primaria o secundaria.

El grupo de azihtromax experimentó una tasa ligeramente más alta de síntomas gastrointestinales (náuseas, dolor abdominal y diarrea) así como pérdida auditiva en comparación al grupo de placebo.

Otro estudio publicado en la misma edición del New England Journal of Medicine también llegó a la misma conclusión. En este estudio, más de 4000 participantes que habían sido hospitalizados para el síndrome coronario agudo fueron asignados aleatoriamente para recibir 400 miligramos de gatifloxacina, un antibiótico conocido por ser efectivo contra la Chlamydia pneumoniae , o placebo. Los participantes tomaron el antibiótico por 10 días cada mes por un promedio de dos años. Justo como el estudio anterior, no se observó ninguna reducción en la tasa de eventos cardiovascualres para el grupo que tomaba gatifloxacina.

¿Cómo Esto Le Afecta A Usted?

Aunque estos resultados son convincentes, este estudio tiene algunas limitaciones. Los participantes en ambos estudios ya tenían enfermedades cardíacas preexistentes - quizás, un antibiótico podría ayudar a rechazar los eventos coronarios si se diera a la gente antes de que desarrollaran enfermedad cardíaca.

Además, existe la posibilidad de que los tratamientos no se continuaran lo suficiente o que la dosis fuera demasiado pequeña. ¿Debemos interpretar que los resultados del estudio significan que sólo si tomamos más por más tiempo, podría reducir el riesgo? No. Tomar antibióticos para la prevención de eventos coronarios en la ausencia de una prueba clara de un beneficio es un riesgo que todavía no es digno de tomar. El uso de largo plazo de antibióticos puede llevar a un incremento en los efectos secundarios relacionados al antibiótico. Adicionalmente, hay la posibilidad de que las bacterias desarrollarán una resistencia al antibiótico tomado.

Ya que la ciencia todavía tiene que encontrar un apoyo adecuado del uso antibiótico para prevenir los eventos coronarios, es mejor adherirse a lo que ya sabemos que funciona - hacer mucho ejercicio, comer saludablemente y no fumar.

FUENTES ADICIONALES DE INFORMACIÓN:

American College of Cardiology
http://www.acc.org/

American Heart Association
http://www.americanheart.org

National Center for Chronic Disease Prevention and Health Promotion
http://www.cdc.gov/nccdphp

National Heart, Lung, and Blood Institute
http://www.nhlbi.nih.gov

Women's Heart Foundation
http://www.womensheartfoundation.org

Fuentes:

Anderson JL. Infection, antibiotics, and atherothrombosis – end of the road or new beginnings? N Engl J Med . 2005;352(16):1706-1709.

Cannon CP, et al. Antibiotic treatment of Chlamydia pneumoniae after acute coronary syndrome. NEJM . 2005;352(16):1646-1654.

Grayston JT, et al. Azithromycin for the secondary prevention of coronary events. N Engl J Med . 2005;352(16):1637-1645.

Heart disease and stroke statistics – 2005 update. American Heart Association Web site. Disponible en: Http://www.americanheart.org/downloadable/heart/1105390918119HDSStats2005Update.pdf. Accedido el 24 de abril del 2005.



Último revisado 27 de abril del 2005 por Richard Glickman-Simon, MD

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!