Image for preg. and household products

Cuando está embarazada, desea hacer todo los posible por proteger la salud de su bebé. Usted trata de descansar, hacer ejercicio, comer saludablemente y evitar el alcohol. Ahora, algunos expertos están diciendo que usted debe evitar la sobreexposición a algunos químicos domésticos. ¿Cuáles son estos químicos y cómo puede proteger a su bebé de estar expuesto a ellos?

Sustancias Tóxicas

Algunos de los químicos con los que entra en contacto podrían ser tóxicos, especialmente para su bebé no nacido. Los químicos y sustancias que pueden causar defectos de nacimiento se llaman teratógenos. La mayoría de las mujeres embarazadas conocen acerca de algunos teratógenos, incluyendo las drogas, el alcohol, los cigarros y algunos medicamentos de receta. No obstante, lo que podrían no saber es que los artículos comunes alrededor de la casa - incluyendo pintura, removedores de pintura, blanqueador, lejía, desechos de gato y limpiadores de hornos - pueden ser peligrosos para un bebé no nacido. Organizaciones como la Mayo Clinic y la March of Dimes recomiendan que las mujeres embarazadas eviten la exposición excesiva a estas sustancias.

Es importante que las mujeres embarazadas eviten el contacto directo y la exposición prolongada a las sustancias potencialmente tóxicas. Si usted está embarazada y vive o trabaja alrededor de químicos tóxicos, hable con su médico sobre lo que debe hacer para protegerse a sí misma y a su bebé. Pero si ocasionalmente entra en contacto con sustancias potencialmente tóxicas cuando está trabajando alrededor de la casa, he aquí algunas medidas preventivas que puede tomar para reducir el riesgo de que su bebé sea dañado.

Limpieza de la Casa

Blanqueadores, limpiadores de hornos y otros agentes limpiadores pueden dañar a un bebé no nacido. Una buena regla de oro mientras está embarazada es limitar su uso de estos químicos y tomar medidas protectoras cuando los use.

Hasta que su bebé nazca, usted podría desear considerar que alguien más tenga el poder de la limpieza de la casa que requiere sustancias tóxicas. De esta forma, las probabilidades de dañar a su bebé se reducirán. Si usted hace uso de agentes químicos de limpieza , use guantes de caucho y abra las ventanas para ventilar el cuarto. Pero si ha hecho un poco de limpieza desde que se embarazó, no se preocupe. Es improbable que la exposición ocasional e indirecta a estos químicos dañarán a su bebé.

Pintar y Otros Proyectos de Mejoría Doméstica

¿Está planeando renovar la nueva guardería? Es mejor que un miembro de la familia o un profesionista tome el cuidado de los proyectos de mejoría doméstica mientras está embarazada. La mayoría de pinturas y selladores desprenden gases tóxicos que podrían ser peligrosos para su bebé no nacido. Las lijas o raspadores de las paredes también podrían liberar partículas tóxicas en el aire que respira.

SI usted está restaurando una casa de antes de 1970, es posible que el plomo pudiera liberarse en el aire. La intoxicación con plomo puede causar problemas graves de desarrollo en los bebés no nacidos. Un asesor doméstico ambiental puede determinar la cantidad de plomo que está en su casa y aconsejarle sobre cuándo y cómo realizar restauraciones con seguridad.

Si se está pintando un cuarto en su casa o restaurando, he aquí algunas cosas que puede hacer para proteger a su bebé no nacido:

  • Seleccione una pintura a base de agua que esté diseñada para el uso interior que no contenga plomo ni mercurio.
  • Programe pintar o restaurar en un tiempo en el que no estará alrededor - cuando esté en el trabajo o de vacaciones o llevando mensajes.
  • Abra las ventanas y use extractores (arrojando aire desde el interior del cuarto hacia el exterior de una ventana) para ventilar la casa mientras está teniendo lugar la pintada o la restauración.
  • Cubra el aire acondicionado y las aberturas de retorno de calefacción para prevenir que los gases circulen a otras áreas de su casa.
  • Cuando esté almacenando pintura sin usar o químicos, asegúrese de que estén sellados ajustadamente y trate de almacenarlos en el exterior.

Jardinería y Cambiando el Desecho del Gato

Más de 50 millones de estadounidenses llevan un parásito en su sangre llamado Toxoplasma gondii , el cual causa una infección llamada toxoplasmosis . La mayoría de la gente no tiene síntomas de esta infección ya que su sistema inmune los protege de enfermarse. Las mujeres embarazadas, por otro lado, tienen que ser más precavidas ya que el parásito puede dañar seriamente a un bebé no nacido, causando síntomas como ceguera y retraso mental.

La forma más común en la que la gente se infecta con el parásito Toxoplasma es a través de los gatos. Los gatos contraen el parásito comiendo roedores infectados, aves u otros animales. El parásito Toxoplasma se pasa luego a las heces del gato, la forma en la que la mayoría de humanos entran en contacto con ello. Tome estas precauciones cuando esté haciendo la jardinería o cambiando la caja de desecho de su gato para reducir su riesgo de contraer toxoplasmosis:

  • Use guantes y evite tocar su boca cuando esté trabajando en un jardín que podría estar contaminado con Toxoplasma .
  • Lave minuciosamente todas las frutas y verduras que pudieran haberse cultivado en tierra contaminada.
  • Haga que alguien más cambie la caja de desechos de su gato mientras está embarazada, si es completamente posible.
  • Si usted cambia la caja de desechos, use guantes de caucho y salga o abra las ventanas para evitar el respirar los vapores contaminados.

¿Cómo le afecta esto?

Mientras usted deba usar el sentido común y evitar la sobreexposición a sustancias obviamente tóxicas (las que desprenden gases notables) cuando esté embarazada, es importante mantener esta información en perspectiva. No se han dirigido estudios aleatorios para analizar los efectos de los químicos domésticos sobre bebés no nacidos, así que es poco claro si el uso ocasional de estos químicos puede afectar significativamente la salud de su bebé. Por tanto, debe estar alerta - no paranoica - cuando esté usando sustancias potencialmente tóxicas alrededor de la casa.