El doctor llega tarde. Usted está medio desnudo. Y nadie sabe su nombre. Bienvenido al cuidado de la salud del siglo XXI.

¿Se sienta durante 40 minutos en la sala de espera, sólo para que la enfermera lo lleve a una sala de examinación quien le indica que se quite la ropa sin presentarse o saludarlo? Cuando finalmente ve al doctor, ella pasa quizás 10 minutos con usted, sin establecer ninguna comunicación.

En el ambiente del "cuidado controlado" de la actualidad, los médicos están presionados para consultar a tantos como cinco o seis pacientes en una hora, dejando poco tiempo para que usted haga preguntas y discuta abiertamente sus síntomas y preocupaciones. ¿Cómo puede encontrar un doctor con las mejores credenciales, que sea muy gentil con los pacientes y que tenga una personalidad cálida? Existen muchas formas de encontrar a un médico, pero sólo unos cuantos métodos producirán la química correcta.

Encontrando un Nuevo Médico

Su hospital local o clínica médica de la comunidad tiene mayor probabilidad de tener un servicio de canalización de médicos. Úselo. Cuando llame al servicio, haga sus preguntas acerca de la preparación del doctor. Una lista simple de preguntas podrían parecerse a éstas:

  • ¿El doctor es hombre o mujer?
  • ¿Cuánto tiempo ha estado en práctica el doctor?
  • ¿A qué escuela de medicina fue el doctor?
  • ¿Cuántos años tiene?
  • ¿Cuáles son sus especialidades?
  • ¿El médico está certificado por un Consejo médico?
  • ¿Cuáles son las áreas de interés o de investigación del médico?
  • ¿Este doctor está aceptando nuevos pacientes?
  • ¿El doctor está dispuesto a reunirse conmigo para hacerle mis preguntas antes de consultarlo sobre mi problema en específico?
  • ¿El doctor habla español? (o cualquier idioma que podría necesitar?
  • ¿Puedo localizar al doctor fuera de su horario?

Generalmente, también las recomendaciones de palabra son una buena fuente de canalización. Pero recuerde que las expectativas de un médico de su amigo podrían no corresponder a las suyas. Conozca al doctor usted mismo, antes de tomar cualquier decisión.

Entreviste al Doctor

Quizás la mejor manera de determinar si un médico es una buena elección para usted es concertar una cita o consulta para conocerlo, antes de tratar su(s) problema(s) específico(s) de salud. La mayoría de los consultorios tendrán en cuenta su solicitud de una entrevista y generalmente se encargarán de que tenga una visita breve en el consultorio, dependiendo de cuánto tiempo dure la reunión. Pregunte acerca la política de honorarios del consultorio antes de la entrevista.

En el lapso de la entrevista, esté consciente de sus instintos y de su primera reacción cuando conozca al médico.

  • ¿Mantiene contacto ocular con usted?
  • ¿Responde a sus preguntas y le explica completamente cualquier cosa que podría no quedar clara?
  • ¿Usted siente que la apuran o que no le toman importancia?
  • ¿Cuál es la actitud general del médico? ¿Está abierto a sus preguntas o se encuentra tratando de justificar y explicar sus solicitudes?

Conozca Su Historial Médico

La Dra. Christiane Northrup, autora de Women's Bodies, Women's Wisdom (vea la sección de Fuentes de Información), resalta la importancia de saber su historial médico: "Es útil para cada mujer obtener su registro médico, social e historial familiar ," dice ella. "Nuestros pacientes llenan un extenso cuestionario que cubre su historial médico, su historial familiar y un 'perfil de vida diaria' en los cuales van comprobando los efectos de su situación de vida, trabajo, relaciones y otros factores en su salud." Entender su historial familiar puede hacer una gran diferencia cuando describa a un médico sus problemas de salud.

Mantenga una Copia de Sus Registros Médicos

Sus registros médicos son un "historial" médico por escrito que usted y su doctor continuamente deben actualizar y mantener. Si se está cambiando a un nuevo doctor, saque dos copias de sus registros: uno preparado para su nuevo doctor y otro para su propio registro. Léalos totalmente. Familiarícese con los contenidos y terminología. Si los registros no son legibles, pregunte a las enfermeras en el consultorio del doctor para interpretarlos. Invierta en un pequeño diccionario médico para ayudarlo a entender la básica terminología médica y las abreviaciones.

Asegúrese de obtener una copia completa de sus registros, incluyendo las notas de avance del doctor. Si se ha realizado cualquier procedimiento de radiología (tales como rayos x mamogramas, etc.), también es crucial que tenga una copia de estos reportes.

La mayoría de los consultorios médicos tienen procedimientos especiales para liberar registros médicos. Probablemente tendrá que firmar un formulario de autorización antes de que le liberen los registros. Debe recoger los registros en persona y algunas veces existe un pequeño cargo para sacarles copias y recopilarlos.

La Visita al Consultorio: Su Tiempo

Vaya a su visita al consultorio con una lista de sus síntomas, los medicamentos que usted toma y cualquier alergia por medicamentos y una idea general de cuándo inician sus síntomas. Si el doctor parece que se encuentra apurado o preocupado, llámelo a su consultorio. Generalmente le digo, "Parece que está ocupado y yo necesito más de su tiempo." Haga que su médico esté consciente de cómo sus acciones lo hacen sentir.

Insista en hablar con el doctor antes de que se desnude con el fin de que pueda conocerlo "cara a cara" en un ambiente neutral. Si su doctor no acepta esta solicitud, probablemente es una buena idea buscar a un médico en otro lugar. No ignore sus instintos o corazonadas.

Controlando Su Cuidado de Salud: Un Proceso de Tres Pasos

  • 1. Pregunte . La importancia de hacer preguntas no se puede resaltar lo suficiente. Pregunte sobre sus opciones de tratamiento. Obtenga una descripción de cualquier procedimiento o examen médico que se recomiende, así como también sus riesgos. Pida folletos o literatura. Pida al doctor que hable en términos que usted entienda. Averigüe dónde se llevará a cabo el procedimiento o prueba. ¿Es capaz de llevar a alguien con usted en el área de tratamiento? No sea tímido. Es su salud la que está en juego.
  • 2. Clarifique . Si no entiende la(s) recomendación(es) de tratamiento, pida que se las aclaren. Obtenga una segunda opinión. Consiga una tercera opinión, si todavía tiene dudas. Hable con amigos que hayan tenido problemas médicos similares. Llame al doctor si piensa en preguntas adicionales después de su visita. Deje un mensaje con su asistente o una enfermera. Actualmente algunos consultorios le ofrecen la opción de enviar sus preguntas por correo electrónico o dejar las preguntas en el buzón de voz.
  • 3. Evalúe . Haga su tarea. Utilice la biblioteca, Internet y otras fuentes de información médicas para realizar algo de investigación. Los libros y las revistas son herramientas increíblemente útiles cuando se buscan padecimientos y tratamientos médicos. Recientemente, encontré una protuberancia en mi seno y me vi forzada a buscar mis opciones. Usando un base de datos en el Internet, fui capaz de localizar la dirección de correo electrónico de un experto en ginecología. Le escribí al médico y su respuesta indicó que yo estaba en el camino correcto con mi plan de tratamiento.

El Dr. Warren Slack investiga el valor de usar el Internet para encontrar información de cuidado de la salud en su libro, Cybermedicine: How Computing Empowers Doctors and Patients for Better Healthcare (vea la sección de Fuentes de Información). Aunque el Internet no es una fuente de información médica infalible, la información que se selecciona de la 'Red' no proporciona una base para el paciente y el doctor para iniciar un diálogo.

Decida Con Calma

Tome el tiempo para encontrar un doctor que cubra sus necesidades. Recuerde hacer preguntas sobre cualquier diagnóstico, tratamiento o procedimiento médico. Si usted supiera las respuestas, ¡no necesitaría al doctor!