Definición

La enfermedad de Alzheimer es una afección progresiva que destruye las células del cerebro. Es la causa más frecuente de la demencia. Las personas que tienen esta enfermedad pierden lentamente la capacidad de aprender, controlar sus funciones y recordar.

Áreas del cerebro afectadas por la enfermedad de Alzheimer

© 2009 Nucleus Medical Art, Inc.

Causas

Todavía no se conoce la causa. Los estudios sugieren que dos mecanismos principales participan en el desarrollo de la enfermedad de Alzheimer:

  • Placas: depósitos anormales de una sustancia denominada beta amiloide en diferentes zonas del cerebro
  • Ovillos neurofibrilares: fibras enroscadas dentro de las neuronas

Factores de riesgo

Los factores que aumentan la probabilidad de contraer la enfermedad de Alzheimer incluyen:

  • Edad: 65 años en adelante
  • Lesión cerebral traumática previa y grave
  • Logros educativos más bajos
  • Síndrome de Down
  • Síndrome de Down en un familiar de primer grado
  • Mujeres menores de 35 años que dieron a luz un hijo con síndrome de Down
  • Tabaquismo
  • Antecedentes familiares de enfermedad de Alzheimer
  • Presencia de un tipo determinado de la variedad de apolipoproteína (APOE-e4)
  • Depresión
  • Niveles elevados de homocisteína
  • Enfermedades cardíacas

Los investigadores están estudiando las siguientes afecciones para verificar si están relacionadas con la enfermedad de Alzheimer:

  • Desnutrición y deficiencia de vitaminas en la infancia
  • Exposición a campos electromagnéticos
  • Exceso de metales de la sangre especialmente de cinc, cobre, aluminio y hierro
  • Ciertas infecciones virales
  • Diabetes
  • Nivel alto de colesterol

Síntomas

La enfermedad comienza con pérdidas leves de memoria. Después, se convierte en una pérdida profunda de la memoria y la función. La enfermedad de Alzheimer se divide en tres fases:

  • Inicial: la pérdida de la memoria y el conocimiento son notables pero la persona todavía puede controlar sus funciones de manera independiente
  • Intermedia: pérdida mental, cambios de personalidad, la persona se vuelve más dependiente de los demás para las necesidades básicas
  • Grave: pérdida de personalidad y funciones corporales; la persona depende completamente de otras personas para recibir atención

Los síntomas incluyen:

  • Mayor dificultad para recordar cosas, tales como:
    • Cómo llegar a lugares familiares
    • Nombres de amigos y familiares
    • Lugar donde se guardan objetos de uso cotidiano
    • Cálculos sencillos
    • Cómo realizar tareas (p. ej., cocinar, vestirse, bañarse)
  • Problemas para concentrarse en actividades
  • Dificultad para completar frases debido a la pérdida u olvido de palabras (esto avanza hasta una incapacidad completa para hablar)
  • Dificultad para realizar las tareas cotidianas como pagar las cuentas o la limpieza del hogar
  • Incapacidad para recordar la fecha, la hora del día, la estación del año
  • Cambios de humor
  • Abandono, pérdida de interés por actividades habituales
  • Caminar arrastrando los pies, lentamente
  • Falta de coordinación
  • Lentitud y posterior pérdida de movimientos voluntarios

Diagnóstico

No existen pruebas para diagnosticar esta enfermedad de manera definitiva. El médico le preguntará acerca de sus síntomas y antecedentes clínicos. Se le realizará un examen físico. El médico le hará varias preguntas. Esto le ayudará a descartar otras causas.

Las pruebas para descartar otras afecciones médicas pueden incluir:

  • Examen neurológico
  • Análisis del estado mental y psicológico
  • Tomografía computarizada (TC): un tipo de radiografía que usa una computadora para obtener imágenes del cerebro.
  • Resonancia magnética (RM): una prueba que utiliza ondas magnéticas para obtener imágenes del cerebro.
  • Electroencefalograma (EEG): un examen que mide las corrientes eléctricas del cerebro
  • Análisis de sangre y orina
  • Punción lumbar: para detectar los niveles de determinadas proteínas del cerebro que aumentan con la enfermedad de Alzheimer y para descartar otros trastornos

Tratamiento

No existe una cura para la enfermedad de Alzheimer. Tampoco existen maneras determinadas para lentificar su progreso. Se han aprobado cuatro medicamentos tratar algunos síntomas. Se están estudiando varios fármacos para verificar si pueden controlar los síntomas o lentificar su avance.

Medicamentos para aliviar los síntomas y lentificar el progreso de la enfermedad

Los medicamentos que se están usando y estudiando incluyen:

Control del estilo de vida

El control de la enfermedad incluye:

  • Crear un entorno en el que pueda recibir el cuidado que necesita
  • Optimizar su calidad de vida
  • Mantenerse sano
  • Ayudarse a usted mismo a lidiar con la frustración de no poder controlar su comportamiento
  • Proporcionar un ambiente calmo, tranquilo y predecible
  • Proporcionar lentes y aparatos auditivos adecuados, y relojes y calendarios que se puedan leer con facilidad
  • Escuchar música tranquila
  • Practicar un ejercicio liviano y adecuado para reducir la agitación y aliviar la depresión
  • Anime a su familia y amigos cercanos a visitarlo con frecuencia

Medicamentos psiquiátricos

Los medicamentos para tratar los síntomas psiquiátricos que pueden manifestarse con la enfermedad de Alzheimer incluyen:

  • Antidepresivos: para tratar la depresión
  • Ansiolíticos: para tratar la ansiedad
  • Antipsicóticos: para tratar la confusión grave, la paranoia y las alucinaciones

Ayuda para el cuidador

Cuidar a una persona con enfermedad de Alzheimer es extremadamente difícil y cansador. La persona que se encargue de esta labor necesita apoyo emocional, así como también un descanso regular.

Si se le diagnostica la enfermedad de Alzheimer, siga las instrucciones del médico.

Prevención

No existen pautas generales para prevenir la enfermedad de Alzheimer debido a que se desconoce su causa.