Facebook Pixel

Estudiantes universitarios reprueban para hacer el grado nutricional

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

Estudiantes universitarios reprueban para hacer el grado nutricional

Un estimado de 1.2 millones de estadounidenses adolescentes acaban de marcharse de la universidad en su primer año de universidad. Millones más están dando la espalda a la escuela. Para sorpresa de nadie, no están comiendo tan bien como lo hacían cuando vivían en casa.

"Hay dos cosas que destacan", dice Christina Economos, PhD, profesora asistente en nutrición en Tufts University School of Nutrition Science and Policy. Lo primero es, que en el campus, "el consumo de frutas y verduras desciende." Lo segundo: "El nivel de actividad física...disminuye." Estos dos factores contribuyen a un tercer descubrimiento, señala la Dra. Economos, "el cual es un incremento de peso corporal - 5 libras en las mujeres y 3 libras en los hombres."

Preocupaciones de peso

Está bien. No es "el novato de 15" de lo que muchas personas hablan cuando se refieren al aumento de peso en el primer año pero el ligero aumento de peso - combinado con la disminución del consumo de frutas y verduras - sólo es una parte del problema.

Al final del año del novato, reporta la Dra. Economos, más del 50% de los estudiantes está comiendo demasiada grasa y entre el 70 al 80% está comiendo demasiada grasa saturada, el tipo de grasa que conlleva a la obstrucción de las arterias. Además, el 90% no logra cubrir la ingesta recomendada de fibra de 25 gramos al día. "Muchos alimentos procesados, mucha comida rápida," contribuye a la grasa extra y el déficit de fibra, señala la Dra. Economos.

Tanto hombres como mujeres se quedan deplorablemente escasos de calcio y casi la mitad de las mujeres en su primer año de universidad consume muy poco hierro .

Algo todo pagado en el comedor

Existen numerosas razones para que la nutrición caiga hacia demasiada grasa, muy poca fibra, etc. Tal vez lo más obvio es que "la comida en el campus es gratis para todos," como escribe la dietista de Bethesda, Ann Litt, en su nuevo libro, The College Student's Guide to Eating Well on Campus . La Dra. Economos está de acuerdo, decir que mucha de la grasa saturada extra, por lo tanto, se atribuye al "sub de roastbeef por la mañana, la pizza y al helado."

Sin embargo, hay más que eso, "hay opciones ilimitadas de alimentos y no están los padres para decirle cuánto, qué o cuándo comer," escribe Ms. Litt. Por ejemplo, señala que "comer en la cafetería es como comer en un restaurante," con enormes porciones y una inmensa gama de opciones. Entonces, comenta Ms. Litt, "el concepto de comer todo lo que pueda, en la mayoría de los servicios de comida de las escuelas, es una invitación abierta a comer demasiado."

Además, la falta de un horario constante; el hecho de que la comida es una "compañera familiar" y puede servir como una gran distracción, comodidad y sostén social durante el "caos" emocional y stress de la vida universitaria; el hecho de que sentarse y comer es una actividad social popular en la universidad y el consumo frecuente de alcohol, lo cual, desencadena sugerencias para comer en la ausencia de hambre y es fácil ver cómo los buenos hábitos de nutrición caen en favor de tomar cualquier cosa que sea conveniente, cómodo o socialmente aceptable.

El papel de los padres

¿Hay algo que puedan hacer los padres para ayudar a que sus hijos coman mejor en la escuela de lo que harían de otra forma?

Es importante modelar los buenos hábitos alimenticios. "Si los padres consumen en casa comida para llevar," dice Annie Gadzag, PhD, una investigadora en Tufts, "no es mandar a los estudiantes a la escuela y ellos mismos decidan el menú. Es invitarlos a ordenar puerco agridulce."

Además, los padres pueden intervenir con algunos consejos a los chicos que no quieren escucharlos, dice Ms. Litt. Sólo asegúrese de que sus consejos no sean "demasiado críticos". No decir, "¡Cuidado, vas a subir 15 libras!" sino: "Estas son algunas sugerencias acerca de lo que puedes guardar en el refrigerador del dormitorio."

Además, la Dra. Gadzag en Tufts aconseja estar disponible pero no ser intrusivo o crítico. "Si un chico sube 5 libras, no se escandalice acerca de eso. Si se vuelve vegetariano, no reaccione severamente."

Por supuesto, dice la Dra. Gadzag, "preocúpese acerca de la pérdida de peso muy rápida o severa," por que "eso puede indicar que está sucediendo algo más grave." "Deja de beber, eres irresponsable, solo andas de parranda," sea más abierto al hablar acerca del stress por el que se atraviesa al estar en la universidad, la cual es la razón por la que muchos estudiantes, en particular los hombres, beben demasiado.

En lo que respecta a la Dra. Gadzag, es estar "abierto y receptivo y no reaccionario. Pregunte cómo van las cosas." Asegúrese de que "mucho estrés nuevo puede ser difícil. Déjelos saber que usted está disponible. Lo que en realidad necesitan saber es que sus padres los aman incondicionalmente y los aceptan sin importar lo que suceda,"

Hoja nutricional engañosa para los estudiantes universitarios

Si quiere conocer lo mínimo que puede obtener para un status decente de nutrición, considere los siguientes consejos.

  • Consuma un mínimo de tres porciones de verduras al día.
  • Consuma por lo menos dos frutas al día.
  • Consuma por lo menos tres porciones al día de productos lácteos. Estos incluyen una taza de leche, 1 1/2 onzas de queso y una taza de yogur.
  • Desayune, no importa qué tan tarde se despierte. Comenzar el día con un alimento le da la energía suficiente para el día.
  • Acepte que va a adaptarse a nuevos horarios y por consiguiente con frecuencia estará comiendo tarde en la noche pero "esas comidas en la noche deben más como mini cenas, con un inicio y un final y no como una orgía interminable," aconseja Ms. Litt. Coma un tazón de sopa con pan tostado, yogur bajo en grasa con fruta y cereal con leche o una rebanada de pizza y una ensalada pequeña.
  • Si elige beber, hágalo de manera responsable. No más de dos bebidas para los hombres y una para las mujeres. Más de eso, puede ocasiona que se le critique, dañar el desempeño académico y conllevar a comer demasiado; el alcohol desencadena el apetito. Una bebida es una cerveza de 12 onzas, de 4 a 5 onzas de vino o un coctel hecho de 1 a 1 1/2 onzas de licor.
  • Tenga actividad regular física. Generalmente, los hábitos de ejercicio decaen en la universidad pero los investigadores en Tufts University han encontrado que las personas que mantienen algunos hábitos de ejercicio en la universidad, no sólo comen mejor sino que usan su tiempo de manera más productiva y su desempeño académico es mayor. "Una vez que entiende la estructura del ejercicio, tienen lugar otros hábitos de salud y se vuelve más productivo en otras áreas de su vida."



Último revisado Septiembre 2001 por EBSCO Publishing's Medical Review Board

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!