Facebook Pixel

Estudio Descubre que Comer Pescado Disminuye el Riesgo de Demencia en los Ancianos

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

Estudio Descubre que Comer Pescado Disminuye el Riesgo de Demencia en los Ancianos

La relación entre alimentación y función cerebral está atrayendo cada vez más la atención de los científicos, y el pescado, en particular, es uno de los alimentos que ha sido estudiado por sus posibles efectos en la salud. El pescado es rico en ácidos grasos omega 3, los que al parecer son importantes en el desarrollo y mantenimiento de una apropiada función nerviosa del sistema nervioso central. Además, investigación anterior ha sugerido que una alimentación rica en pescado podría proteger en contra de la demencia.

Actualmente un nuevo estudio, publicado en la BMJ (anteriormente British Medical Journal) , respalda más esa teoría, descubriendo que los adultos mayores que comen pescado al menos una vez a la semana tuvieron un riesgo significativamente menor de padecer demencia en comparación con las personas que nunca comieron pescado.

Acerca del Estudio

Investigadores franceses utilizaron información de un estudio epidemiológico existente sobre los efectos cognoscitivos y funcionales del envejecimiento entre los adultos mayores. Durante 1991-1992, investigadores visitaron a 1674 personas de 68 años de edad y mayores que no padecían demencia y que vivían en su hogar en el suroeste de Francia. Entre otras cosas, los investigadores registraron con qué frecuencia los participantes consumían pescado y mariscos. El consumo fue clasificado de acuerdo a cuatro categorías:

  • Diario
  • Al menos una vez a la semana (pero no todos los días)
  • De vez en cuando (pero no cada semana)
  • Nunca

Los investigadores dieron seguimiento a los participantes del estudio a los dos, cinco y siete años después de la visita inicial para determinar cuántos de ellos habían desarrollado demencia. Ellos utilizaron una de dos herramientas comúnmente utilizadas para diagnosticar la demencia: El "mini examen del estado mental" o las normas del Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders . Un neurólogo confirmó los diagnósticos.

Entonces los investigadores calcularon la incidencia de demencia dentro del grupo de estudio y la relación del consumo de pescado por parte de los participantes. Al hacer los análisis estadísticos, los investigadores controlaron otros factores que podrían afectar el riesgo de demencia, incluyendo edad, sexo y nivel de educación.

Los Resultados

Despúes de hacer el ajuste de edad y sexo, los investigadores descubrieron que los participantes que comían pescado al menos una vez a la semana tuvieron un riesgo 34% menor de ser diagnosticados con demencia en comparación con las personas que nunca habían comido pescado.

Sin embargo, cuando el nivel de educación fue incluido en el análisis, el análisis mostró que el efecto protector de comer pescado era parcialmente explicado por un nivel de educación más alto. (La frecuencia de consumo de pescado fue más alta en las personas con una educación más alta).

Aunque estos resultados son interesantes, estos no permitieron a los investigadores declarar de manera definitiva que comer pescado previene la demencia. Como con muchos estudios, éste tiene una cantidad de limitaciones. Por ejemplo, es posible que las personas no hayan recordado su consumo actual de pescado y mariscos o que sus patrones de alimentación cambiaran de manera importante durante el periodo de estudio. Este es un problema común con los cuestionarios de investigación. Además, los investigadores no consideraron los antecedentes familiares de demencia prematura. Y por último, el tamaño del grupo de estudio fue relativamente pequeño.

¿Dé Qué Manera Esto le Afecta a Usted?

Aunque los investigadores siguen analizando los posibles efectos benéficos del pescado en el riesgo de padecer demencia, existen varias buenas razones para incluir el pescado como una parte regular de su alimentación saludable. El pescado es una buena fuente de proteínas y éste contiene ácidos grasos omega-3, los cuales la investigación ha mostrado que son protectores en contra de la enfermedad cardiovascular. De hecho, la American Heart Association recomienda comer al menos dos porciones (de tres onzas cada una) de pescado a la semana para la salud del corazón.

Cuando agregue pescado a su alimentación, asegúrese de que éste reemplace las fuentes de grasas no saludables de su alimentación, tales como los ácidos grasos saturados en la grasa de carnes rojas y de productos lácteos altos en grasas. Y si comprar y cocinar pescado fresco no es conveniente para usted, aún puede obtener los beneficios al comprar filetes de pescado congelados o pescado enlatado, como atún, macarela, arenque y sardinas.

Algunas personas prefieren tomar píldoras de aceite de pescado en lugar de comerlo, pero se han hecho menos investigaciones sobre los posibles beneficios de estas píldoras. Y debido a que estas píldoras podrían tener potenciales efectos secundarios, consulte a su médico antes de tomarlas o tomar cualquier complemento alimenticio.

FUENTES ADICIONALES DE INFORMACIÓN:

National Institute on Aging
http://www.nih.gov/nia/

Alzheimer’s Disease Education & Referral Center
http://www.alzheimers.org

Fuentes:

Barberger-Gateau P, Letenneur L, Deschamps V, et al. Fish, meat, and risk of dementia: cohort study. BMJ. 2002;325:932-933.



Último revisado Oct 29, 2002 por Richard Glickman-Simon, MD

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!