Facebook Pixel

Estudio Encuentra que las Lineas para Dejar de Fumar Funcionan

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

Estudio Encuentra que las Líneas para Dejar de Fumar Funcionan

¿El hablar con un asesor para dejar de fumar por medio del teléfono puede ayudarle a dejar el cigarro? Investigación de pruebas clínicas controladas sugieren que la asesoría por teléfono proporcionada por estas líneas para dejar de fumar es efectiva en ayudar a los fumadores a dejarlo. Pero los investigadores en la University of California, San Diego (UCSD) querían descubir si el éxito visto en las pruebas clínicas era confirmado por las experiencias de los fumadores del mundo real con la líneas para dejar de fumar. Su investigación, publicada el 2 de octubre de 2002 en New England Journal of Medicine , sugiere que la asesoría para dejar de fumar ayuda a los fumadores a dejarlo y a permanecer libres del cigarro.

Acerca del Estudio

Los investigadores de UCSD enlistaron a la gente que llamó a la California Smoker's Helpline entre julio 1995 y noviembre 1996. Durante los momentos de alto volumen de llamadas, cuando los consejeros fueron incapaces de aconsejar a los que llamaban, ellos asignaron aleatoriamente a algunos de los que llamaban para recibir asesoría (hasta seis sesiones) y otros para estar en un grupo de control que no recibirían asesoría. No obstante, ya que sería poco ético no proporcionar asesoría a un fumador que lo deseaba, los asignados al grupo de control (1309 que llamaron) simplemente se les pidió volver a llamar para asesoría y los que estaban en el grupo de tratamiento (1973 que llamaron) los llamaron de nuevo los asesores. A todos los que llamaron se les mandaron materiales de autoayuda en el correo. Los que llamaron menores de 18 años y los que no hablan inglés o español fueron excluídos de este estudio.

Ya que la asesoría fue ofrecida a todos, algunos miembros del grupo de control sí llamaron de nuevo y recibieron asesoría, pero algunos no. Así que el grupo de control realmente contenía dos subgrupos: Uno que recibió asesoría y uno que no. Asimismo, el grupo de tratamiento consistía de dos subgrupos: (1) a los que se les llamaría de nuevo (aun si un consejero no les había llamado) y por tanto recibieron asesoría y (2) a los que no se les llamaría de nuevo y por tanto no recibirían asesoría. Los investigadores usaron un cálculo matemático para determinar cuántos de los que llamaban en el grupo de tratamiento se les llamaría y a cuántos no se les llamaría.

Los entrevistadores llamaron a los participantes a los 1, 3, 6 y 12 meses para preguntarles si estaban o no fumando. Los investigadores compararon las tasas de abstinencia (no fumar) en el grupo de tratamiento con las tasas de abstinencia en el grupo de control. También compararon las tasas de abstinencia del subgrupo de control que no volvió a llamar ni recibieron asesoría con el subgrupo de tratamiento a quien no se le llamaría de nuevo para asesoría.

Los Hallazgos

Comparado con el grupo de control como un todo, el grupo de tratamiento como una totalidad tuvo un índice de abstinencia ligeramente mayor a los 1, 3, 6 y 12 meses.

Sin embargo, las tasas de abstinencia en el subgrupo de tratamiento que no habrían vuelto a llamar para asesoría fueron dos veces más altas que las tasas del subgrupo de control que no recibieron asesoría. Esta segunda comparación proporciona evidencia más fuerte de que la asesoría por teléfono es más efectiva que sólo mandar a la gente materiales de autoayuda. Desafortunadamente, ya que las tasas de abstinencia a los 12 meses fueron bastantes bajas para ambos grupos (7.5% contra 4.1%), la diferencia absoluta en las tasas de abstinencia después de un año fue de sólo 3.4%.

Aunque estos estudios sugieren que la asesoría por teléfono es efectiva para ayudar a los fumadores a dejarlo, este estudio tiene sus limitaciones. Primero, el subgrupo de tratamiento a quien "no se le llamaría de nuevo ni recibiría asesoría" es un grupo teórico, que existe sólo como un porcentaje del grupo de tratamiento global. Este grupo no contiene ninguna persona específica para comparar con sus contrapartes en el subgrupo de control que no volvió a llamar para asesoría. Segundo, los participantes del estudio reportaron si estaban libres del cigarro o habían recaído. Este método de autorreporte está propenso al error ya que la gente podría sentirse obligada a decir que estaban libre de cigarro aun si habían recaído. Tercero, este estudio fue dirigido en California, donde hay una fuerte cultura anticigarro. Los fumadores en California podrían recibir más apoyo social para dejar de fumar y más ánimo para dejarlo a través de las ordenanzas locales para fumar que los fumadores en otros estados. Finalmente, los fumadores que llaman a una línea para dejar de fumar son bastante propensos de diferir en formas significativas (como motivación) que los fumadores que no llaman a una línea para dejar de fumar.

¿Cómo Le Afecta Esto?

¿Debe llamar a una línea para dejar de fumar si quiere dejar de hacerlo? Seguro. Los resultados de este estudio confirman los hallazgos de las pruebas clínicas de que la asesoría por teléfono junto con los materiales de autoayuda pueden ayudar a los fumadores a dejarlo éxitosamente. Pero tenga en mente que en general, sólo un pequeño porcentaje de fumadores en este estudio estaban libres del cigarro después de 12 meses. Aunque la asesoría parece ayudar, dejar de fumar todavía es un desafío real.

Otras opciones para ayudarle a dejar de fumar incluyen asesoría cara a cara, clases de cese de fumar, terapias de reemplazo de nicotina (parches y chicles) y ciertos medicamentos antidepresivos. Para mayor información sobre cómo dejar de fumar, hable con su médico y revise las fuentes adicionales debajo.

FUENTES ADICIONALES DE INFORMACIÓN:

“Freedom From Smoking” Smoking Cessation Program
American Lung Association
http://www.ffsonline.org

QuitNet
http://www.quitnet.com/

Tobacco Information and Prevention Resource
Centers for Disease Control and Prevention
http://www.cdc.gov/tobacco/

Fuentes:

Zhu SH, Anderson CM, Tedeschi GJ, et al. Evidence of real-world effectiveness of a telephone quitline for smokers. NEJM. 2002; 347: 1087-1093.

Schroeder SA. Conflicting dispatches from the tobacco wars. NEJM. 2002; 347: 1106-1109.



Último revisado Octubre 4, 2002 por Richard Glickman-Simon, MD

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!