Facebook Pixel

"Filtraciones": Son Mas Comunes de lo Que Puede Darse Cuenta

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

"Filtraciones": Son Más Comunes de lo Que Puede Darse Cuenta

¿Es usted una mujer que duda de jugar su deporte favorito como el golf o el tenis, debido a que el ejercicio algunas veces causa "filtraciones"? ¿Se ve a sí misma buscando el pasillo de cuidado personal en el supermercado, buscando productos de higiene que nunca pensó necesitar? Usted no está sola.

Estudios indican que el 25% de las mujeres en los Estados Unidos entre las edades de 30 a 59 años enfrentan alguna forma de incontinencia urinaria (UI por sus siglas en inglés). El problema de muchas de estas mujeres es la incontinencia por estrés (SUI por sus siglas en inglés), una pérdida incontrolable de orina detonada por un súbito esfuerzo de risas, estornudos u otros movimientos abruptos. La incontinencia urinaria puede ser originada por varias causas, pero los músculos de la vejiga debilitados por el parto y la pérdida de estrógeno después de la menopausia hacen que la mujer de mediana edad sea especialmente propensa a la incontinencia urinaria.

Obstáculos para el Diagnóstico

No asuma que éste es un problema que puede ser descubierto en una visita de rutina a su médico. En un estudio reciente, se les preguntó a los médicos cómo identificaban a los pacientes con incontinencia urinaria. Los resultados de la encuesta mostraron que menos de la mitad de los médicos de práctica general incluían el UI en la forma de historial médico dada a los nuevos pacientes. Sólo cerca de la mitad dijo que ellos siempre o normalmente incluían preguntas relacionadas con el UI en sus entrevistas iniciales con nuevos pacientes. De forma sorprendente, relativamente pocos de los médicos de práctica general sabían incluso del protocolo de tratamiento determinado por la Agency for Health Care Policy and Research, que los médicos pueden seguir en el manejo de pacientes con UI.

Para empeorar el problema, muchas mujeres que experimentan incontinencia urinaria se resisten a buscar tratamiento médico. Ellas podrían estar avergonzadas de discutirlo, o pueden no considerarlo como una cuestión médica "real". Si la variedad de productos a la venta para la UI en las tiendas y los anuncios en las revistas es una indicación, las mujeres tienen muchas probabilidades de manejar el problema por ellas mismas.

Cómo Tratarlo

El primer paso hacia el conseguir ayuda es programar una cita con un médico quien esté familiarizado con al protocolo de manejo. Un examen físico completo puede identificar las causas de los padecimiento médicos y descartar otros como la infección o el daño nervioso, que algunas veces puede ser un factor que contribuye. Debido a que algunos medicamentos pueden detonar la incontinencia urinaria, es importante traer un lista de todos los medicamentos que tome actualmente esta visita inicial.

Colabore con su médico, usted puede determinar si la incontinencia es SUI, incontinencia de urgencia o una mezcla de ambos tipos. Si la incontinencia es diagnosticada como incontinencia por estrés, una de las primeras opciones de tratamiento que puede ser recomendado es un programa de ejercicios, llamado ejercicios Kegel, diseñados para fortalecer los músculos que controlan la vejiga. El exceso de peso puede agravar los síntomas de la incontinencia urinaria, así que perder peso puede ser parte del plan de tratamiento. Otros paquetes de opciones para el SUI son una variedad de procedimientos quirúrgicos. También existen programas especiales de terapia física que pueden ayudarle con sus síntomas. La pura incontinencia de urgencia puede ser controlada con terapia de medicamentos.

Aparatos

Existen varios aparatos disponibles que pueden ayudar físicamente a una mujer para controlar la función de la vejiga.

Uno es un anillo de soporte o un pesario, éste es insertado en la vagina para sostener el cuello de la vejiga, imitando los efectos de la cirugía con un procedimiento mucho menos invasivo. Otro es un instrumento con forma de globo que se inserta dentro de la uretra (un tubo que permite a la orina salir de la vejiga) y que bloquea físicamente el flujo de la orina. Este inserto de un sólo uso puede permanecer colocado por más de seis horas o hasta que se presente la micción.

Ninguno de estos aparatos está libre de riesgos, sin embargo; los pros y los contras de cada aparato deben ser considerados antes de tomar una decisión. Una tercera opción que podrá estar disponible en breve es un pequeño parche temporal que se embona en la entrada de la uretra, el cual aplica suficiente presión para contener el incontrolable flujo de orina.

Opciones Posteriores

Otras opciones de tratamiento incluyen estimulación eléctrica de los músculos alrededor de la uretra, diseñados para incrementar la fuerza del músculo, y la biorretroalimentación, lo cual permite a las mujeres identificar y tonificar músculos específicos que controlan la función de la vejiga. En algunos casos, las inyecciones de colágeno son usadas para tratar la incontinencia urinaria. El colágeno es una substancia orgánica inyectada dentro del área alrededor de la uretra para hinchar los tejidos, proporcionando algo de resistencia a las fugas de orina. Esto sólo es una solución temporal y las inyecciones deben ser repetidas cada pocos meses para que sean efectivas.

La dieta no parece ser un factor para la incontinencia urinaria, aunque puede ayudar evitar el alcohol y las bebidas con cafeína tales como el café, el té y las bebidas de cola. Sin embargo, no es una buena idea disminuir de manera arbitraria la ingesta de bebidas en un intento por lidiar con el problema. Esto es contraproducente debido a que concentra la orina, haciéndola más irritante al contacto con la piel.

Tomar Acción

Si está experimentando incontinencia urinaria, no espere que la ayuda venga hacia usted. Váyase a los hechos. La National Kidney and Urologic Diseases Information Clearinghouse ha lanzado una campaña de salud pública llamada Hablemos Acerca del Control de Vejiga en la Mujer. Las metas de este proyecto son educar a las mujeres acerca de la necesidad de buscar tratamiento para su condición y para incrementar la conciencia sobre la cuestión entre los médicos. Ellos tienen una serie de folletos disponibles que responden preguntas comunes acerca de la UI y están disponibles en la Internet (ver vínculo abajo).

La mayoría de las mujeres que tratan con los efectos de la incontinencia urinaria podrían ser ayudadas de una manera significativa con el tratamiento médico. Para aquellas mujeres que todavía están tratando de controlar el problema por su cuenta, el alivio puede estar tan cerca como una llamada telefónica.

Fuentes Adicionales de Información:

Bladder Control for Women Campaign
National Kidney and Urologic Diseases Information Clearinghouse
http://kidney.niddk.nih.gov/

National Association for Continence
http://www.nafc.org

Fuentes:

McFall, S, Yerkes, A, Bernard, M, LeRud, T. "Evaluation and Treatment of Urinary Incontinence," Archives of Family Medicine. 1997

Resnick, Neil. "Urinary Incontinence". Lancet . 1995.346: 94-99.



Último revisado Marzo 2005 por Jeff Andrews, MD

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!