Facebook Pixel

Hechos acerca del Sindrome de Piernas Inquietas (RLS por sus siglas en ingles)

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

Hechos acerca del Síndrome de Piernas Inquietas (RLS por sus siglas en inglés)

Panorama General | Insomnio | Narcolepsia | Apnea del sueño | Ronquidos | Síndrome de las Piernas Inquietas | De Vuelta al Sleep Center

¿Qué es el Síndrome de Piernas Inquietas?

El síndrome de piernas inquietas (RLS) es un trastorno del sueño en el cual una persona experimenta sensaciones desagradables en las piernas descritas como arrastrantes , reptantes , hormigueantes , opresivas o dolorosas . Estas sensaciones normalmente ocurren en el área de la pantorrilla pero pueden sentirse en cualquier parte del muslo o del tobillo. Una o ambas piernas pueden ser afectadas. Para algunas personas, las sensaciones también se sienten en los brazos. Estas sensaciones ocurren cuando la persona con RLS se recuesta o se sienta por periodos de tiempo prolongados, tales como en un escritorio, conduciendo un coche o viendo una película.

Las personas con RLS describen una irresistible urgencia de mover las piernas cuando las sensaciones se presentan. Normalmente, mover las piernas, caminar o masajear las piernas o hacer flexiones de rodilla puede traer alivio, al menos brevemente. Los síntomas del RLS empeoran durante periodos de relajación y disminución de la actividad. Los síntomas del RLS también tienden a seguir un ciclo diario establecido, con el atardecer y las horas de la noche siendo más problemáticas para los que padecen de RLS que en las horas de la mañana.

Las personas con RLS pueden encontrar difícil para relajarse y dormirse debido a su fuerte urgencia por caminar o hacer otras actividades para aliviar la sensación en sus piernas. Ellos con frecuencia duermen mejor hacia el final de la noche o durante las horas de la mañana. Debido a la falta de sueño en la noche, las personas con RLS pueden sentirse somnolientas en el día de forma ocasional o regular. La gravedad de los síntomas varía de una noche a otra y también en el transcurso de los años. Para algunos individuos, puede haber periodos donde el RLS no cause problemas, pero normalmente los síntomas regresan. Otras personas pueden experimentar síntomas severos diariamente.

Muchas personas con RLS también tienen un trastorno relacionado con el sueño llamado movimientos periódicos de la extremidades (PLMS por sus siglas en inglés) . El PMLS es caracterizado por sacudidas involuntarias o movimientos de flexión de rodilla durante el sueño que típicamente ocurren cada 10 a 60 segundos. Algunas personas pueden experimentar cientos de tales movimientos por la noche, los cuales pueden despertarlos, interrumpir su sueño y despertar a la pareja en la cama. Las personas que tienen RLS y PLMS tienen problemas tanto para dormir como para permanecer dormidas y pueden experimentar somnolencia extrema durante el día. Como resultado de problemas tanto para dormir como para permanecer despiertas, las personas con RLS pueden tener dificultades con su trabajo, vida social y actividades recreativas.

Características comunes del Síndrome de Piernas Inquietas

Algunos síntomas comunes del RLS incluyen:

  • Sensaciones desagradables en las piernas (algunas veces también en los brazos), con frecuencia descritos como arrastrantes, reptantes, hormigueantes, opresivas o dolorosas,
  • Sensaciones en las piernas que son aliviadas al caminar, estirarse, doblar las rodillas, masajear o tomar baños fríos o calientes
  • Incomodidad en la pierna que ocurre cuando nos recostamos o nos sentamos por periodos de tiempo prolongados
  • Empeoramiento de los síntomas en la tarde y durante la noche

Otras posibles características incluyen:

  • Movimientos involuntarios de la piernas (y ocasionalmente los brazos) mientras dormimos
  • Dificultad para dormir o permanecer dormido
  • Somnolencia o fatiga durante el día
  • Causa de molestia en la pierna no detectada por pruebas médicas
  • Miembros de la familia con síntomas similares

¿Qué lo causa?

Aunque la causa es desconocida en la mayoría de los casos, ciertos factores pueden ser asociados con el RLS:

  • Antecedentes familiares. Es sabido que el RLS viene en algunas familias; los padres pueden pasar la enfermedad a sus hijos.
  • Embarazo. Algunas mujeres experimentan RLS durante el embarazo, especialmente en los últimos meses. Normalmente los síntomas desaparecen después del parto.
  • Bajos niveles de hierro o anemia . Las personas con esta enfermedad pueden ser propensas a desarrollar el RLS. Los síntomas pueden mejorar una vez que el nivel de hierro o la anemia sean corregidos.
  • Enfermedades crónicas. La insuficiencia renal con bastante frecuencia conduce al RLS. Otras enfermedades crónicas tales como la diabetes, la artritis reumatoide y la neuropatía periférica también podrían estar asociadas con el RLS.
  • Consumo de cafeína. Disminuir el consumo de cafeína puede mejorar los síntomas.

¿Quién adquiere el RLS?

En RLS se presenta en ambos sexos. Los síntomas pueden empezar en cualquier momento, pero son normalmente más comunes y más severos entre las personas mayores. De las personas jóvenes que experimentan síntomas del RLS algunas veces se cree que tienen "dolores crecientes" o pueden ser consideradas "hiperactivas" debido a que no pueden quedarse fácilmente sentadas en la escuela.

¿Cómo es diagnosticado?

No existe una prueba de laboratorio que pueda hacer el diagnóstico del RLS, cuando alguien con RLS va a ver al médico, normalmente no hay nada anormal que el médico pueda ver o detectar en su examen. Por eso el diagnóstico depende de lo que la persona describa al médico. El historial normalmente incluye una descripción de las sensaciones típicas de las piernas que conducen a la urgencia de mover éstas o caminar. Estas sensaciones son notadas a empeorar cuando las piernas están en reposo, por ejemplo, cuando se sienta o se recuesta y durante la tarde o la noche.

La persona con RLS puede quejarse acerca de problemas para dormir o somnolencia durante el día. En algunos casos, la pareja de cama se quejará de los movimientos de piernas de la persona y de sacudirse durante la noche. Para ayudar a hacer el diagnóstico, el médico puede preguntar acerca de todos los problemas médicos actuales y del pasado, antecedentes familiares y medicamentos en curso. Un examen físico y neurológico completo puede ayudar a identificar otros padecimientos que podrían estar asociados con el RLS, tales como un nervio dañado (neuropatía o nervio pellizcado) o anormalidades en los vasos sanguíneos. Pruebas básicas de laboratorio pueden ser hechas para valorar la salud general y para descartar anemia. Los estudios posteriores dependen de los hallazgos iniciales. En algunos casos, el médico puede sugerir un estudio de toda la noche para determinar si el PMLS u otros problemas del sueño están presentes. En la mayoría de las personas con RLS, no serán descubiertos problemas médicos nuevos durante el examen físico o en algunas otras pruebas, excepto el estudio de sueño, el cual detectará si el PLMS está presente.

¿Cómo es tratado?

En casos leves de RLS, algunas personas descubren que actividades tales como tomar un baño caliente , masajear las piernas , usar una almohadilla caliente o una compresa de hielo , hacer ejercicio y eliminar la cafeína ayudan a aliviar los síntomas. En casos más severos, los medicamentos son prescritos para controlar los síntomas. Desafortunadamente, ningún medicamento es efectivo para todos con RLS. Los individuos responden de forma diferente a los medicamentos basados en la severidad de los síntomas, otros padecimientos médicos y otros medicamentos que estén siendo tomados. Un medicamento que inicialmente se ha encontrado efectivo puede perder su efectividad con el uso nocturno. Por eso, puede ser necesario alternar entre diferentes categorías de medicamentos para mantener los síntomas bajo control. Aunque muchos diferentes medicamentos pueden ayudar a aquellos que padecen del RLS, aquellos más comúnmente usados se encuentran en las siguientes tres categorías:

  • Benzodiazepinas son depresores del sistema nervioso central que no son completos supresores de las sensaciones del RLS o movimientos de piernas, pero permiten a los pacientes conseguir más sueño a pesar de estos problemas. Algunos medicamentos en este grupo pueden resultar en somnolencia durante el día. Las benzodiazepinas no deben ser usadas por personas con apnea de sueño. Los
  • Agentes dopaminérgicos son medicamentos usados para tratar la enfermedad de Parkinson y también son efectivos para muchas personas con RLS y PMLS. Estos medicamentos han mostrado reducir los síntomas del RLS y los movimientos de piernas en la noche.
  • Opiáceos son medicamentos analgésicos y relajantes que pueden suprimir el RLS y el PLMS en algunas personas. Estos medicamentos algunas veces pueden ayudar a las personas con síntomas severos o implacables. Aunque existe el potencial de que las benzodiazepinas y los opiáceos lleguen a formar hábito, esto normalmente no ocurre con las dosis administradas a la mayoría de los pacientes con RLS.

Un acercamiento no farmacéutico llamado estimulación nerviosa eléctrica transcutánea puede mejorar los síntomas en algunas personas que padecen RLS quienes también tienen PLMS. La estimulación eléctrica es aplicada a el área de las piernas o los pies, normalmente antes de la hora de dormir, por 15 a 30 minutos. Este enfoque ha mostrado ser útil en reducir las sacudidas de la noche. Debido a los avances recientes, los médicos hoy en día tienen una variedad de medios para tratar el RLS. Sin embargo, no existe el tratamiento perfecto y hay mucho más que conocer acerca del tratamiento que actualmente parece ser exitoso.

Artículos relacionados de HealthGate

Fuente:

National Institutes of Health

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!