Facebook Pixel

Hepatitis B - El STD "Oculto"

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

Hepatitis B - El STD "Oculto"

La hepatitis B es una enfermedad bastante común transmitida sexualmente. Sin embargo, a diferencia de otras enfermedades transmitidas sexualmente, hay tanto un tratamiento como una vacuna.

Anne y Joe, ambos abogados al final de sus 30 años de edad, han estado saliendo formalmente durante seis meses. Después de tener ligeros síntomas de gripe durante un mes, Anne fue diagnosticada con hepatitis B. Joe de inmediato se sometió a una prueba, y para su sorpresa, descubrió que es un portador crónico de hepatitis B (HBV). A pesar de que lo más probable era que Anne contrajo el virus de Joe, el no está seguro de cómo lo obtuvo. Sin embargo, él recuerda, vagamente, que una de sus novias anteriores tuvo síntomas similares a los de Anne, durante algunos meses.

Anne tiene un 90 por ciento de posibilidades de recuperarse completamente del HBV dentro de varios meses. Si no se recupera, ella al igual que Joe, continuarán hasta desarrollar hepatitis B crónica. Entonces tendrían que lidiar con una enfermedad de por vida que puede provocar insuficiencia hepática y cáncer del hígado. La hepatitis también los pone en alto riesgo de insuficiencia renal o cáncer de hígado. Dado que Joe ya es un portador crónico, todas sus futuras parejas sexuales deberán vacunarse para el HBV antes de tener sexo, y deben, por lo menos, practicar el sexo seguro.

¿Qué es la Hepatitis B?

La hepatitis B es una enfermedad común, aunque seria, caracterizada por la inflamación del hígado. Es propagada por el virus altamente infeccioso de la hepatitis B, a menudo a través de contacto sexual sin protección. De ahí que el HBV es considerado una enfermedad transmitida sexualmente (STD, por sus siglas en inglés). A pesar de que hay otro tipos de hepatitis, no se transmiten tan fácilmente a través del contacto sexual.

La mayoría de las persona que contraen el HBV, se recuperan dentro de seis meses. Sin embargo, un pequeño porcentaje de ellas, no puede eliminar el virus de su cuerpo y desarrollan hepatitis B crónica. Ellas pueden experimentar daño actual del hígado que puede provocar cirrosis (cicatrización del hígado), insuficiencia hepática o cáncer de hígado. Más de 200,000 estadounidenses se contagian de HBV cada año y, más de un millón de personas en los Estados Unidos son portadores crónicos.

La hepatitis B crónica consiste de dos etapas posibles: Portador crónico o activo crónico. Los portadores no tienen la enfermedad activa, pero puede reactivarse en cualquier momento. Los pacientes con hepatitis crónica activa tiene inflamación continua del hígado. Los pacientes que son portadores crónicos o hepatitis crónica activa son contagiosos para otros y están en riesgo de cirrosis y cáncer de hígado. Los pacientes con hepatitis crónica activa están en un riesgo mucho más alto de cirrosis y cáncer de hígado que los que son portadores crónicos, pero a largo plazo, los portadores de hepatitis B también están en un riesgo mayor de estas enfermedades.

Las buenas noticias son que el HBV es prevenible.

¿Cómo se Propaga la Hepatitis B?

La hepatitis B se transmite a través del contacto con líquidos corporales infectados, como sangre, semen y secreciones vaginales, más a menudo a través de sexo sin protección. También puede transmitirse a través de la sangre mediante cortaduras, heridas abiertas y por objetos afilados contaminados con sangre infectada, como agujas hipodérmicas; perforaciones en la oreja o el cuerpo; tatuarse; navajas de rasurar o cepillos de dientes. Las madres pueden transmitirlo a sus recién nacidos al dar a luz o poco después. El HBV es 100 veces más contagioso que el VIH que provoca el SIDA.

¿Cuáles Son Los Síntomas de la Hepatitis B?

A menudo, la hepatitis B es referida como una "infección silenciosa" porque muchas personas no tienen ningún síntoma. A menudo, estas personas no se dan cuenta que están enfermas. De hecho, la mayoría de los bebés y de los niños que tienen HBV no parecen del todo enfermos. Muchos adultos no desarrollan síntomas al inicio, pero cerca del 50% experimentan algunos síntomas después del período de incubación de 40 a 140 días. Ya sea que tengan no síntomas, una persona con HBV puede trasmitir el virus a otra persona. Esto explica porqué del 30 al 40 por ciento de las personas con HBV, como Joe, no están seguras de cómo lo obtuvieron.

Cuándo los síntomas están presentes, pueden varias de ligeros y similares a los de la gripe hasta severos. Los síntomas comunes incluyen la falta de apetito, nausea, vómito, diarrea, fatiga, fiebre y dolores musculares o de las articulaciones. Algunas personas también tiene orina oscura, heces fecales claras o ictericia.

¿Cómo es Tratada y Diagnosticada la Hepatitis B?

La única forma de saber si usted tiene el HBV es haciéndose una prueba de sangre que detecta el antígeno o anticuerpo del HBV en su sangre.

No hay más tratamientos específicos para el HBV agudo, además de los que tratan los síntomas individuales como la náusea, el vómito y la diarrea. Cerca del 90 por ciento de los adultos limpian el virus de su sistema en un período de seis meses y después se vuelven inmunes a él. El otro 10 por ciento se vuelven portadores crónicos.

No hay cura para el HBV crónico. Si usted está crónicamente infectado, puede o no tener síntomas. De cualquier forma, el virus está en su sangre, lo que significa que puede ser transmitido a otros mientras esté atacando constantemente su hígado.

Actualmente, hay dos medicamentos que han sido aprobados por la FDA como tratamientos para el HBV crónico. El Interferón ha mostrado que ayuda a normalizar las enzimas del hígado, lo cual reduce la posibilidad del daño del hígado. Sin embargo menos del 50 por ciento de las personas con HBV crónico son capaces de tomar Interferón, y sólo una tercera parte de ellos experimentan beneficios significativos a largo plazo. La lamivudina (Epivir-HBV) es otro medicamento actualmente disponible para tratar la infección por hepatitis B. La lamivudina está en una clase de medicamentos llamados inhibidores nucleósidos de transcriptasa inversa.

¿Cómo Puedo Prevenir la Hepatitis B?

Ahora está disponible una vacuna segura y efectiva para el HBV. La vacuna del HBV es recomendada por el U.S. Centers for Disease Control and Prevention para todos los recién nacidos, bebés, adolescentes y cualquiera que esté en alto riesgo debido a su estilo de vida o trabajo. Las poblaciones con alto riesgo incluyen médicos, dentistas, enfermeras, técnicos laboratoristas y empleados y residentes de casas de salud. La vacuna consiste en una serie de tres inyecciones dadas durante seis meses. En la mayoría de los casos, la vacuna para el HBV proporcionan inmunidad de por vida.

Después de una posible exposición a la hepatitis B, la inmunoglobulina y la vacuna pueden darse para prevenir la hepatitis B o disminuir su severidad si es que se presenta (llamada profilaxis post-exposición). Sin embargo, la medida preventiva más efectiva es evitar exponerse usted mismo al virus. Para hacer eso, tome las siguientes medidas:

Use condones: Asegúrese de practicar el sexo seguro usando un condón de látex cuando tenga sexo vaginal, anal u oral.

Protéjase usted mismo de una posible transmisión: Sea cuidadoso al manejar líquidos corporales. Use guantes protectores y use blanqueador cuando limpié sangre. No comparta agujas, navajas para rasurar o cepillos dentales.

Tome acción inmediata si está expuesto: Si averigua que ha estado expuesto al HBV, consiga una inyección de inmunoglobulina a la hepatitis B lo más pronto posible - no más de dos semanas después de la exposición. También asegúrese de estar vacunado contra la hepatitis B y que se le administre inmediatamente la primera inyección de una serie de tres inyecciones.

Fuentes Adicionales de Información

Hepatitis B Foundation
101 Greenwood Avenue, Suite 570
Jenkintown, PA 19046
Teléfono: (215) 884-8786
Fax: (215) 887-1931
E-mail: hep-b@Libertynet.org
Internet: http://www.hepb.org/

Una organización no lucrativa que brinda apoyo, información y referencias y, educación a las personas afectadas por la hepatitis B. Trabaja para eliminar la hepatitis B a través de sus programas de investigación y educación comunitaria. Proporciona diarios y materiales educativos.

Hepatitis B Coalition Immunization Action Coalition
1573 Selby Avenue
St. Paul, MN 55104
Teléfono: (612) 647-9009
Fax: (612) 647-9131
E-mail: editor@immunize.org
Internet: http://www.immunize.org

Una organización no lucrativa que trabaja para prevenir la transmisión de la hepatitis B en grupos de alto riesgo: Realiza la vacunación de bebés, niños y adolescentes; y promueve la educación y tratamiento de las personas con hepatitis B crónica. Proporciona un diario y materiales educativos.

Hepatitis Foundation International (HFI)
30 Sunrise Terrace
Cedar Grove, NJ 07009-1423
Teléfono: 1-800-891-0707 or (201) 239-1035
Fax: (201) 857-5044
E-mail: hfi@intac.com
Internet: http://www.hepfi.org

Una organización no lucrativa que fomenta la concientización en todo el mundo sobre la prevención, diagnóstico y tratamiento de todos los tipos de hepatitis; proporciona programas de educación a los pacientes y a los profesionales; distribuye un diario y materiales educativos; y apoya la investigación. Proporciona una red telefónica de ayuda que permite que los pacientes hablen con otros en circunstancias similares.

National Digestive Diseases Information Clearinghouse (NDDIC)
2 Information Way
Bethesda, MD 20892-3570
Teléfono: (301) 468-6344
Fax: (301)-907-8906
E-mail: nddic@aerie.com
Internet: http://www.niddk.nih.gov

Una casa que recauda información, fundada por el US government's National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases. Proporciona información y publicaciones sobre enfermedades digestivas (incluyendo todos los tipos de diabetes) para médicos, pacientes y público en general. Trabaja conjuntamente con organizaciones profesionales y de pacientes y agencias de gobierno para coordinar la fuentes de información acerca de las enfermedades digestivas.



Último revisado Febrero del 2003 por Elizabeth Smoots, MD

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!