Definición

La hepatitis C es una infección del hígado provocada por el virus de la hepatitis C (VHC).

Hepatitis

© 2009 Nucleus Medical Art, Inc.

Causas

Las personas infectadas con el virus llevan el VHC en la sangre. Se contagia con más frecuencia a través del contacto con sangre infectada, por ejemplo:

  • La inyección de drogas ilegales con agujas que se comparten
  • Recibir transfusiones de sangre infectada con la el VHC (antes de 1992) o a través de la ropa (antes de 1987)
  • Recibir el trasplante de algún órgano infectado con el VHC
  • Recibir un tratamiento de diálisis renal a largo plazo (la máquina puede tener sangre con VHC)
  • Compartir cepillos de dientes, máquinas de afeitar, cortaúñas y otros artículos de higiene personal que hayan entrado en contacto con sangre infectada con VHC
  • Recibir un pinchazo accidental con una aguja infectada con VHC (especialmente para los trabajadores de la salud)
  • Contacto frecuente con personas infectadas con VHC (especialmente para los trabajadores de la salud)
  • Haberse hecho un tatuaje, perforación corporal o acupuntura con equipo no esterilizado o esterilizado impropiamente.

La hepatitis C se puede extender a través:

  • De una madre infectada con el VHC a su hijo durante el nacimiento
  • Contacto sexual con alguien infectado con el VHC
  • Compartir una pajilla (o tubo de inhalación) cuando se inhalan drogas con alguien infectado con VHC
  • Recibir una transfusión de sangre

El VHC no se puede transmitir en los siguientes a través de:

  • El aire
  • La piel sana
  • Contacto social cotidiano
  • Lactancia

Factores de riesgo

Factores que incrementan su probabilidad de sufrir esta infección:

  • Haber recibido una transfusión de sangre antes de 1992
  • Haber usado productos de curación como gasas o vendas antes de 1987
  • Un tratamiento de diálisis de riñón de largo plazo
  • Haberse tatuado
  • Haberse hecho alguna perforación corporal
  • Inyectarse drogas ilícitas, especialmente si se comparten las agujas
  • Haber tenido contacto sexual con parejas que hayan tenido hepatitis C u otras enfermedades transmitidas sexualmente.

Síntomas

El 80% de las personas con hepatitis C no presentan síntomas. Con el tiempo, la enfermedad puede causar un daño grave al hígado.

Los síntomas pueden incluir:

  • Fatiga
  • Pérdida de apetito
  • Ictericia (color amarillento en la piel y los ojos)
  • Orina de color más obscuro
  • Deposiciones ligeras o blancuzcas
  • Heces flojas de color claro
  • Dolor abdominal
  • Dolores y malestares
  • Comezón
  • Urticaria
  • Dolor articular
  • A los fumadores, de improviso, les puede dejar de gustar el sabor del cigarrillo
  • Náuseas
  • Vómitos

Una infección crónica de hepatitis C puede causar algunos de los síntomas arriba mencionados y también:

  • Debilidad
  • Fatiga intensa
  • Pérdida de apetito

La hepatitis C puede tener complicaciones serias tales como:

  • Infección crónica que provocará cirrosis (cicatrización) y una progresiva insuficiencia hepática
  • Mayor riesgo de sufrir cáncer de hígado

Diagnóstico

El médico le preguntará acerca de sus síntomas y antecedentes clínicos. Se le realizará un examen físico. También le consultará sobre los factores de riesgo.

Las pruebas pueden incluir:

  • exámenes sanguíneos: para verificar la presencia de anticuerpos para la hepatitis C o material genético del virus (los anticuerpos son proteínas que elabora el cuerpo para combatir el virus de la hepatitis C)
  • Estudios de la función hepática: para determinar y observar inicialmente el funcionamiento del hígado
  • Ultrasonido del hígado: para evaluar el daño hepático
  • Biopsia del hígado: extracción de una muestra de tejido hepático para su examinación

Tratamiento

La hepatitis C suele tratarse con tratamientos combinados, que consisten en:

Estos medicamentos pueden provocar efectos secundarios complicados. Además, su porcentaje de éxito puede ser limitado.

En los casos en los que no son eficaces, la hepatitis C puede causar cirrosis (cicatrización) y daño grave al hígado. Se puede necesitar un trasplante de hígado.

Prevención

Para prevenir llegar a ser infectado con la hepatitis C:

  • No inyectarse drogas. Compartir agujas representa el riesgo más alto. Busque ayuda para dejar de consumir drogas.
  • No tener relaciones sexuales con parejas que tienen ETS.
  • Practique el sexo seguro (usando condones de látex) o absténgase del sexo.
  • Limite la cantidad de personas con las que mantiene relaciones sexuales.
  • Evitar compartir productos de higiene personal, como cepillos de dientes.
  • Evite manejar artículos que puedan estar contaminados son sangre infectada con VHC.
  • Done su propia sangre antes de una cirugía electiva para que sea usada en caso de que se requiera de una trasfusión.

Para prevenir la expansión de la hepatitis C a otros si usted está infectado:

  • Dígaselo a su dentista o doctor antes de hacerse revisiones o tratamientos.
  • Vacúnese contra la hepatitis A y la hepatitis B.
  • No done sangre u órganos para trasplante.