image Wayne (no es su nombre verdadero) vino a verme por primera vez cuando tenía 72 años, poco tiempo después de haber tenido un ataque cardiaco. Una persona aparentemente saludable, se preguntaba por qué le había sucedido eso, debido a que no tenía ninguno de los factores de riesgo "habituales"; él hacía ejercicio regularmente, consumía una dieta saludable y bien balanceada, no tenía sobrepeso, y nunca fumó. Sus niveles de colesterol sanguíneo, medidos anualmente, siempre fueron mucho mejor que el promedio.

Después de su ataque cardiaco, Wayne investigó y leyó mucho por su cuenta. Wayne me hizo dos importantes preguntas en nuestra reunión inicial: ¿Por qué sucedió esto en primer lugar? ¿Hay algo más que pueda hacer para prevenir ataques cardiacos futuros?

Una de las primeras cosas que hicimos fue revisar el nivel de homocisteína de Wayne; éste estaba moderadamente elevado.

¿Qué Es la Homocisteína?

La homocisteína es un aminoácido formado en el cuerpo a partir de otro aminoácido llamado metionina; estos aminoácidos se forman debido al metabolismo de proteínas durante el proceso de digestión. Para que estos aminoácidos sean metabolizados por el cuerpo, se requieren ciertas vitaminas B, incluyendo vitamina B6 , vitamina B12 , y folato . Una deficiencia de alguna de estas vitaminas, particularmente de folato, puede conllevar a una elevación en los niveles sanguíneos de homocisteína, lo cual puede conllevar a daño en las arterias del corazón. La deficiencia de folato, B6, o B12 puede llamarse "sub-clínica," lo cual significa que la cantidad que puede medirse en la sangre es normal pero hay una deficiencia relativa en todo el cuerpo.

¿La Homocisteína Incrementa el Riesgo de Ataque Cardiaco?

La homocisteína elevada causa problemas en los vasos del corazón y otros vasos sanguíneos al dañar directamente a la pared de vasos y también al promover la formación de coágulos en los vasos. El daño a la pared de un vaso sanguíneo cardiaco finalmente puede conducir al desarrollo de aterosclerosis o "placa," la cual obstruye el flujo al corazón e incrementa el riesgo de ataque cardiaco. La acumulación de placa podría conllevar a una obstrucción gradualmente con el paso del tiempo, mientras que un coágulo sanguíneo podría conducir a una obstrucción más repentina y a un ataque cardiaco.

Se estima que del 5% al 20% de la población tiene niveles elevados de homocisteína. Los niveles de homocisteína incrementan con la edad, y la elevación es más común en hombres y en mujeres post-menopáusicas. Sin embargo, sigue siendo controversial si la homocisteína es o no un factor de riesgo para enfermedades cardiacas.

Se descubrió por primera vez que los niveles muy altos de homocisteína eran un problema en la década de 1960, cuando las personas con un defecto hereditario de una enzima responsable del metabolismo de homocisteína estaban sufriendo ataques cardiacos y apoplejías antes de los 30 años de edad. En la década de 1970, investigadores comenzaron a estudiar los efectos de los factores del estilo de vida, como el folato dietético y el tabaquismo, en personas que desarrollaban niveles elevados de homocisteína. Durante las últimas dos décadas, ha aparecido una conexión entre las elevaciones leves a moderadas de homocisteína y enfermedades cardiacas en algunos estudios, pero no en todos.

¿Qué Se Puede Hacer Sobre la Homocisteína Elevada?

Los niveles de homocisteína disminuyen cuando incrementa el consumo de folato y vitamina B6. (También es esencial el consumo de vitamina B12). Sin embargo, aún no hay evidencia de que tomar estas vitaminas finalmente conlleve a una reducción en los ataques cardiacos y otros eventos del corazón.

El consumo dietético recomendado (RDA) actual de folato para la población adulta en general es de 400 microgramos al día. Sin embargo, algunos estudios del folato y de la homocisteína parecen mostrar que los niveles más altos (al menos 800-1000 microgramos por día) son más efectivos para disminuir los niveles de homocisteína. (Tenga en cuenta que antes de tomar folato en una dosis de 400 mcg al día, es importante ser examinado para detectar deficiencia de vitamina B12, ya que altas dosis de folato pueden enmascarar síntomas peligrosos de deficiencia de vitamina B12.)

La vitamina B6 debería tomarse en una dosis de 3-20 mg diariamente. Los suplementos de vitamina B12 podrían ser necesarios para personas de la tercera edad, personas que toman medicamentos que reducen el ácido estomacal, o quienes consumen una dieta vegetariana).

El objetivo es llevar los niveles de homocisteína a menos de 10 micromoles por litro; con orientación y supervisión por parte de su médico, esto podría significar el ajuste individual de la cantidad de folato que consume. Las personas sin enfermedades cardiacas deberían ser tratadas con folato si sus niveles están por encima de 13, mientras que aquellos con enfermedades cardiacas deberían ser tratados si sus niveles están por encima de 10.

No se sorprenda si su médico es un tanto renuente a medir su nivel de homocisteína. Existe controversia considerable sobre si nosotros como comunidad médica deberíamos considerar a la homocisteína como un factor de riesgo independiente para enfermedades cardiacas. La renuencia y controversia se reflejan en el hecho de que muchas compañías de seguros no pagarán el costo del examen sanguíneo.

Desde su primera medición de homocisteína hace cuatro años, Wayne ha comenzado a tomar 1.0 miligramo de folato al día y sus niveles de homocisteína se han normalizado. Aunque Wayne ha tenido otros problemas de salud, no ha tenido otro evento cardiaco distinto desde su ataque cardiaco. Esto podría atribuirse no sólo al folato, sino a sus otros comportamientos saludables en el estilo de vida.