Facebook Pixel

Implementando Multiples Cambios en el Estilo de Vida para Disminuir Efectivamente la Presion Arterial

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

Implementando Múltiples Cambios en el Estilo de Vida para Disminuir Efectivamente la Presión Arterial

Casi 50 millones de estadounidenses (de un total de 285 millones) tienen presión arterial alta o hipertensión. La presión arterial se mide como la presión sistólica sobre la presión diastólica, en milímetros de mercurio (mm Hg). La hipertensión se define como una presión arterial (BP, por sus siglas en inglés) de 140/90 mm Hg o mayor. El riesgo de presión arterial alta incrementa con la edad, así que más de la mitad de los estadounidenses de 60 ó más años son hipertensos.

La hipertensión es el factor de riesgo principal para apoplejía y también es un factor de riesgo principal para las enfermedades cardíacas . Pero incluso la presión arterial debajo de 140/90 mm Hg incrementa el riesgo de enfermedad cardiovascular. De hecho, la mayoría de los pacientes con apoplejía y enfermedad cardíaca tiene una presión arterial dentro del rango normal a normal-alto, de 120/80 a 139/89 mm Hg. (Una presión arterial óptima está por debajo de 120/80 mm Hg.)

La dieta de los Enfoques Alimenticios para Detener la Hipertensión (DASH) , que enfatiza el consumo de frutas, verduras y productos lácteos bajos en grasa, así como reducir en consumo de grasa, carnes rojas y dulces, ha demostrado reducir la presión arterial, pero sólo bajo condiciones experimentales. También se ha establecido que la pérdida de peso, el consumo reducido de sodio, el incremento en la actividad física y el consumo limitado de alcohol son capaces de disminuir la presión arterial. Aunque ningún estudio ha mostrado los efectos implementando en realidad estas recomendaciones simultáneamente.

En un estudio publicado en abril 23/30 de 2003 del Journal of the American Medical Association , los investigadores encontraron que las personas con o sin hipertensión pueden reducir notablemente su nivel de presión arterial a través de una combinación de pérdida de peso, ejercicio, consumo reducido de sal y la dieta DASH.

Acerca del Estudio

Los investigadores matricularon a 810 adultos en cuatro centros clínicos entre los meses de enero de 2000 a junio de 2001. Los participantes tenían un promedio de 50 años; el 62% fueron mujeres; el 34% fueron afroamericanos. Todos los participantes tenían una presión arterial de normal a ligeramente elevada o hipertensión Etapa 1 (BP sistólica de 120 - 159 mm Hg; BP diastólica de 80 - 95 mm Hg) y ninguno estuvo tomando medicamentos antihipertensivos.

Los sujetos del estudio fueron divididos en tres grupos:

  • Grupo de Sólo Consejo : Recibieron una sesión de 30 minutos con un dietista registrado, el cual les ofreció consejos en general y les mostró material educativo impreso sobre la disminución de la BP incluyendo pérdida de peso, consumo de sodio, actividad física y la dieta DASH.
  • Grupo Establecido : Durante seis meses, este grupo tuvo 18 sesiones de asesoría con respecto a cambios establecidos de estilo de vida para disminuir la BP, incluyendo pérdida de peso, consumo reducido de sal y mayor actividad física. A este grupo también se le pidió tratar de alcanzar las siguientes metas durante los siguientes seis meses:
    • Pérdida de peso de al menos 15 libras
    • Por lo menos 180 minutos por semana de ejercicio de intensidad moderada
    • No más de 100 mEg de sodio al día (equivalente a aproximadamente 2.3 gramos)
    • Para los hombres, no más de 2 bebidas alcohólicas por día; una para las mujeres
  • Establecido Más DASH : Este grupo recibió sesiones de asesoría y estableció metas idénticas a las del grupo establecido. También recibieron consejo para seguir la dieta DASH.

A los seis meses, los investigadores midieron la presión arterial de los participantes. También midieron la pérdida de peso, los niveles de condición física y los cambios en los patrones alimenticios.

Los Resultados

A los seis meses, la presión arterial disminuyó en los tres grupos, pero la disminución fue significativamente mayor en los grupos Establecido y Establecido Más DASH. La presión arterial sistólica disminuyó un promedio de 11.1 mm Hg en el grupo Establecido Mas DASH, 10.5 en el grupo Establecido y un 6.6 en el grupo de Sólo Consejo. La presión arterial diastólica disminuyó un promedio de 6.4 mm Hg en el grupo Establecido Mas DASH, 5.5 en el grupo Establecido y 3.8 mm Hg en el grupo de Sólo Aviso.

En el grupo Establecido Más DASH, el porcentaje de personas con hipertensión disminuyó durante los seis meses de 37 a 12, en el grupo Establecido de 37 a 17 y en el grupo de Sólo Aviso de 38 a 26. Al final de los seis meses, el 19% del grupo de Sólo Aviso, el 30% del grupo Establecido y el 35% del grupo Establecido Mas DASH tuvo una óptima presión arterial.

Además, en todos los grupos se observó pérdida significativa de peso, el consumo de frutas y verduras incrementó considerablemente en el grupo Establecido Más DASH, en comparación con los otros dos grupos y, al final del estudio, los participantes en los grupos Establecido y Establecido Más DASH mejoraron significativamente sus puntuaciones de pruebas de acondicionamiento físico.

¿En Qué Manera Esto Le Afecta?

De acuerdo al estudio, los cambios en el estilo de vida pueden reducir de manera efectiva la presión arterial, incluso en personas sin hipertensión. Los resultados también proporcionaron evidencia adicional para la efectividad de la dieta DASH en el contexto de otras conductas de salud del "mundo real".

Además, los investigadores mostraron que con cierta orientación, los pacientes tiene la capacidad de implementar exitosamente cambios múltiples en el estilo de vida, al menos durante seis meses. Incluso los participantes en el grupo de Sólo Aviso pudieron disminuir su presión arterial y perder peso. Esto sugiere que incluso la mínima asesoría médica respecto a la reducción de la presión arterial puede producir, aunque a corto plazo, resultados cuantificables.

Es importante notar que estos resultados prometedores son suavizados por el hecho de que los investigadores no señalan la pregunta sobre si un cambio en el estilo de vida reduce directamente el riesgo de enfermedad. Si bien es razonable asumir que disminuir la presión arterial al grado demostrado aquí, reduciría el riesgo de apoplejía y enfermedad cardíaca, este estudio no puede hacer esa afirmación. Lleva años, incluso décadas, de control de presión arterial para afectar el riesgo cardiovascular. Seis meses simplemente no es el tiempo suficiente para mostrar dicho efecto.

FUENTES ADICIONALES DE INFORMACIÓN:

American Heart Association
http://www.americanheart.org

National Heart, Lung, and Blood Institute
National Institutes of Health
http://www.nhlbi.nih.gov

Fuentes:

Appel LJ et al. Effects of comprehensive lifestyle modification on blood pressure control: main results of the PREMIER clinical trial. JAMA . 2003; 289:2083-2093.

Pickering TG. Lifestyle modification and blood pressure control: is the glass half full or half empty? [Editorial.] JAMA . 2003; 289:2131-2132.



Último revisado 25 de abril de 2003 por Richard Glickman-Simon, MD

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!