Definición

La incontinencia urinaria es la pérdida del control voluntario de la vejiga que causa pérdidas de orina. Puede ser temporal o permanente. La incontinencia es un síntoma y no una enfermedad en sí misma.

Causas

La incontinencia temporal puede estar causada por:

  • Medicamentos
  • Estreñimiento
  • Infección
  • Debilidad muscular
  • Movilidad restringida
  • Obesidad
  • Trastornos endocrinológicos (por ejemplo, diabetes)

La incontinencia urinaria más permanente puede ser una de cuatro tipos. Algunas personas tienen una combinación de estas clases. En algunos casos, la incontinencia puede tener varias causas diferentes. Además, es posible que la causa no esté clara.

Incontinencia de esfuerzo

Se presenta cuando ciertas actividades aumentan la presión en la vejiga. Los desencadenantes pueden ser la risa, el estornudo, el levantamiento de objetos pesados o el ejercicio. Es el tipo de incontinencia más común. Puede ser causado por lo siguiente:

  • Debilidad de los músculos que sostienen la vejiga
  • Debilidad de los músculos que controlan el flujo de orina
  • Obesidad

Músculos involucrados en la incontinencia en las mujeres

Imagen informativa de Nucleus
© 2009 Nucleus Medical Art, Inc.

Incontinencia de urgencia

La incontinencia de urgencia es la pérdida del control de la vejiga después de una necesidad urgente de orinar. La persona no es capaz de retener la orina el tiempo suficiente para llegar al baño. Esto también se conoce como vejiga hiperactiva. Puede ser causado por lo siguiente:

Incontinencia por rebosamiento

Esto ocurre cuando la vejiga no se vacía. La orina se acumula y esto provoca un rebosamiento y la pérdida de orina. Puede ser causado por lo siguiente:

  • Una obstrucción en la vejiga, como la que es causada por una cicatriz en la uretra (estenosis)
  • Retención fecal
  • Medicamentos (p. ej., antidepresivos, hipnóticos, antipsicóticos, betabloqueantes, antihistamínicos, antagonistas del calcio)
  • Deficiencia de vitamina B12
  • En los hombres, una hipertrofia prostática
  • Debilidad muscular de la vejiga
  • Nervios dañados debido a:
    • Cirugía
    • Diabetes
    • Lesiones en la médula espinal
    • Otros factores

Incontinencia funcional

Se manifiesta cuando hay un control normal de la vejiga pero una incapacidad para llegar al baño a tiempo. Un ejemplo sería la artritis grave. Los medicamentos que causan confusión o sedación también podrían causar incontinencia funcional.

Factores de riesgo

Estos factores de riesgo aumentan la probabilidad de desarrollar incontinencia urinaria. Informe al médico si presenta alguno de los siguientes factores de riesgo:

Síntomas

La incontinencia urinaria es un síntoma de otras afecciones. Cualquier pérdida de control de la vejiga puede considerarse incontinencia.

Diagnóstico

El médico le preguntará acerca de sus síntomas y antecedentes clínicos. Le preguntará cuántas veces vacía su vejiga y los patrones de la salida involuntaria de orina. El médico le realizará un examen físico para detectar cualquier causa física, tales como obstrucciones o problemas nerviosos. Deberá llevar un diario de sus hábitos relacionados con la vejiga. Es posible que lo deriven a un urólogo o uroginecólogo.

Las pruebas pueden incluir:

  • Prueba de esfuerzo: se relaja y luego tose mientras el médico observa si hay pérdida de orina. Esto confirmará si tiene incontinencia de esfuerzo.
  • Análisis de orina
  • Análisis de sangre para detectar diabetes
  • Ecografía: un examen que usa ondas sonoras para examinar las estructuras internas del cuerpo a fin de determinar el volumen de orina residual después de evacuar
  • Cistoscopia: se inserta un tubo delgado con una cámara pequeña en la uretra para observar la uretra y la vejiga
  • Pruebas urodinámicas: exámenes que miden el flujo de orina y la presión en la vejiga

Tratamiento

Los tratamientos pueden incluir:

Terapia conductual

La terapia conductual incluye:

  • Fortalecer los músculos realizando ejercicios de Kegel
    • Esto fortalece los músculos que sostienen la vejiga en su lugar y aquéllos que controlan el flujo de orina.
    • La estimulación eléctrica indolora a veces se utiliza para fortalecer los músculos de manera más rápida y resulta útil para la incontinencia de esfuerzo.
  • Entrenamiento de la vejiga
    • Esto puede lograrse al beber menos líquido y vaciar la vejiga regularmente.

Pérdida de peso

Si es una mujer y está excedida de peso u obesa, adelgazar puede ayudarle a reducir la cantidad de episodios debido a la incontinencia de esfuerzo o urgente. Consulte al médico acerca de un programa de adelgazamiento que sea adecuado para usted.

Medicamentos

Podrían recetarle medicamentos ya sea para fortalecer los músculos que controlan el flujo de la orina o para relajar la vejiga.

Cirugía

A los hombres se les puede practicar una cirugía para aliviar la obstrucción física causada por la hipertrofia prostática benigna. A las mujeres se les puede practicar una cirugía para reparar los músculos debilitados relacionados con la función de la vejiga. Otros procedimientos médicos incluyen inyecciones de colágeno en la uretra o reparación/implantes quirúrgicos en el esfínter de la vejiga.

Dispositivos

A menudo, los hombres y las mujeres con incontinencia utilizan pañales absorbentes.

Para las mujeres, existen tampones y parches que controlan la orina. A veces, se utilizan sondas para tratar los casos más graves. Alternativamente, en las mujeres se pueden usar los pesarios (dispositivos que levantan el útero y disminuyen la presión sobre la vejiga).

Los hombres pueden utilizar sondas externas (preservativos) o internas (de Foley). A veces, se usan pinzas penianas.

Prevención

La incontinencia realmente es un síntoma de otra afección. Existen varias maneras de prevenir la incontinencia:

  • Ejercicio: las mujeres pueden realizar ejercicios de Kegel para reducir la probabilidad de desarrollar incontinencia. Esto resulta muy útil para las mujeres que han tenido hijos ya que el parto debilita los músculos que rodean la vejiga.
  • Reduzca la ingesta de sustancias que provocan incontinencia (tales como cafeína, alcohol y determinados fármacos).
  • Adelgace.
  • Evite y trate el estreñimiento.