Facebook Pixel

Infecciones Respiratorias (Menores)

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

Infecciones Respiratorias (Menores)

  • Resfriado Común, Influenza, Infección del Tracto Respiratorio Superior

Enfoque al Paciente

Existe un número de suplementos naturales para el tratamiento o prevención de las infecciones respiratorias menores que tienen al menos cierta evidencia considerable que las respalde.

Evidencia razonablemente buena sugiere que la equinácea (en especial la porción de E. purpurea que está encima de la superficie) puede reducir la severidad y la duración de las infecciones respiratorias menores cuando es tomada al inicio de los síntomas. Sin embargo, contrario a las creencias populares, la hierba parece ser ineficaz para la profilaxis.

Un estudio bien diseñado descubrió que el rociador nasal de zinc puede reducir considerablemente la duración de las funciones respiratorias superiores: Estudios previos encontraron beneficios menos drásticos pero aún así considerables con las pastillas de zinc. El uso regular o intenso de vitamina C también parece reducir la severidad y duración de los resfriados, pero no la incidencia de estos (con la notable excepción de la infección posterior a los ejercicios de resistencia).

Evidencia menor respalda el uso tanto sintomático como profiláctico de la hierba andrografis, y el uso profiláctico del ginseng y ajo. También se ha descubierto que el uso de leche enriquecida con bacterias probióticas proporciona cierta protección para los niños que asisten a guarderías.

Otros tratamientos naturales que su paciente podría estar usando incluyen: arginina , ashwagandha, astrágalo , baya del saúco , jengibre , glutamina , quelpo , kudzu , hongo maitake , malvavisco, gordolobo, suplementos multivitamínicos o minerales, chuchupaste, menta , hongo reishi , selenio , suma, extracto de timo , vitamina E y alcanfor. Para saber sobre los posibles riesgos con las más comunes de estas sustancias, consulte los artículos completos de hierba/suplemento.

Precaución: Los pacientes en alto riesgo podrían necesitar la recomendación de no confiar en cualquier tratamiento natural como sustituto de la vacuna contra la influenza.

Principales Terapias Naturales Propuestas

  • Equinácea (Tratamiento) [+3]
  • Tópica Zinc (Tratamiento) [+3X]
  • Vitamina C (Tratamiento) [+3]
  • Andrografis (Prevención y Tratamiento) [+3]
  • Ajo (Prevención) [+3]
  • Probióticos (Prevención) [+3]
  • Ginseng (Prevención) [+3]

(Los números más altos indican una evidencia mayor; el modificador X indica resultados contradictorios. Para tener detalles de la escala de puntuación. Consulte la Introducción .)

Equinácea (Tratamiento) +3

Numerosos ensayos doble ciego controlados por placebo han descubierto que el uso intenso de equinácea puede reducir la severidad y la duración de las infecciones respiratorias menores. Sin embargo, la equinácea no se ha encontrado efectiva para la profilaxis. La mejor evidencia considera el uso de las porciones de E. purpurea, que están encima de la superficie, aunque otras preparaciones y especies también han sido utilizadas.

En un estudio doble ciego, a 246 personas con una aparición reciente de infección respiratoria se les suministró ya sea un placebo o una de tres preparaciones con E. purpurea : Dos concentraciones de la combinación de un 95% de la hierba (hojas, tallo y flores) y 5% de raíz, y una hecha solamente de las raíces de la planta. 2 Los resultados mostraron beneficios significativos en las dos preparaciones arriba mencionadas, pero no con la fórmula a base de raíces.

En un estudio doble ciego controlado por placebo en 120 pacientes con infecciones respiratorias agudas, el uso de Echinagard (jugo extraído de las partes de la E. purpurea que están encima de la superficie, cosechadas durante la fase de floración, también conocida como Equinacina y EC3IJ0), produjo una disminución estadísticamente significativa de la progresión hacia un "verdadero resfriado" en el grupo tratado en comparación con el grupo con placebo, así como beneficios sintomáticos en las personas que sí desarrollaron resfriados. 6 Esto incluyó tanto reducción del tiempo para mejorar como reducción de la duración total del resfriado. Los beneficios fueron apreciados con el mismo producto en un estudio doble ciego controlado por placebo de 80 personas. 7

Otro estudio doble ciego controlado por placebo que utilizó raíz de E. pallida dio seguimiento a 160 adultos con aparición reciente de URI. 4 Los resultados mostraron que el tratamiento redujo significativamente la duración de la enfermedad en comparación con el placebo.

En un estudio doble ciego controlado por placebo en 95 personas con una nueva aparición de infección, también se encontró que una bebida de té que contenía las porciones de E. purpurea y E. angustifolia que están arriba de la superficie, así como un extracto de raíz de E. purpurea es efectiva para reducir la duración y severidad de las infecciones. 5 Sin embargo, un estudio doble ciego controlado por placebo, ampliamente reportado, no encontró beneficio alguno con un producto hecho con hierbas secas que consistía principalmente de raíz de E. purpurea y raíz de E. angustifolia . 57

Numerosos estudios previos también encontraron beneficio, pero muchos utilizaron una fórmula combinada llamada Resistant que incluía otras hierbas así como preparaciones homeopáticas. 8

Sin embargo, los estudios sobre especies de equinácea para la infección por profilaxis generalmente han fallado en encontrar algún beneficio estadísticamente significativo. 9 - 13

Para más información, incluyendo la dosis recomendada y cuestiones de seguridad, consulte el artículo Equinácea .

Zinc Tópico (Tratamiento) +3X

Se piensa que los iones Zn2+ inhiben la actividad del rhinovirus al unirse a las superficies virales. 14 El acetato y gluconato de zinc tópico liberan Zn2+, y en la mayoría de los estudias se ha encontrado que son efectivos para el tratamiento de las infecciones superiores; otras formas ionizadas de zinc podrían ser ineficaces debido a su inhabilidad para liberar iones Zn2+. 15, 16 Además, los agentes saborizantes como el ácido cítrico y el tartárico, así como otros ingredientes como los aceites hidrogenados, podrían afectar la disponibilidad y efectividad de los iones. 15, 16, 49 El sorbitol, la sucrosa, la dextrosa y el manitol parecen ser aceptables, pero la información sobre el efecto de la glicina como agente saborizante es equívoca.

Los tres ensayos utilizaron rociador nasal de zinc, mientras que los ensayos previos utilizaron pastillas orales.

En un ensayo doble ciego controlado por placebo, 213 personas con aparición reciente de infecciones respiratorias superiores recibieron una inhalación de gluconato de zinc o rociador nasal de placebo en cada fosa nasal cada 4 horas mientras no dormían. 14 La duración promedio de la enfermedad en los participantes tratados fue de 2.3 días, en comparación con los 9 días en el grupo con placebo. Esto representa aproximadamente una reducción del 75% en la duración de los síntomas.

Otro estudio (n=91) sobre el rociador nasal de gluconato de zinc no descubrió beneficios. 50 Sin embargo, este estudio ha sido criticado en base a los métodos estadísticos utilizados; 51 además, implicó el uso de una infección artificial por rhinovirus en lugar de un resfriado natural.

Un tercer estudio doble ciego tampoco encontró beneficios; sin embargo, éste estudio utilizó zinc en una dosis 50 veces menor que en el ensayo positivo. 17 Además, la sal de zinc utilizada fue sulfato de zinc, la cual no libera Zn2+.

Fue descubierta una reducción menos drástica pero aún así significativa en la duración o la severidad de los síntomas en la mayoría (pero no en todos) de los estudios de pastillas de acetato o gluconato de zinc. 15, 16, 18-20, 52, 53 Se ha sugerido que la falta de beneficios en los ensayos negativos se debió a la fórmula utilizada; sólo un ensayo que utilizó la fórmula que se pensaba liberaría iones Zn2+, falló en descubrir algún beneficio. 20

Para más información, incluyendo la dosis recomendada y cuestiones de seguridad, consulte el artículo sobre Zinc .

Vitamina C (Tratamiento) +3

Numerosos ensayos controlados de calidad variada, que incluyeron a varias miles de personas, han descubierto que los suplementos de vitamina C, tomados en una dosis de 1,000 mg diarios o más, pueden reducir modestamente la duración y la severidad de los síntomas del resfriado. 21, 22, 23, 54

Nota: En la mayoría de estos ensayos, los participantes recibieron suplementos de vitamina C diariamente durante un prolongado periodo de estudio. Un estudio más reciente evaluó los efectos del uso de vitamina C al inicio de la infección, y no descubrió beneficios. 1 Este ensayo doble ciego en 400 personas con una nueva aparición de síntomas de resfriado comparó los efectos de la vitamina C en las siguientes dosis diarias: 0.03 g diarios (placebo), 1 g, 3 g, o 3 g con bioflavonoides. Se les pidió a los participantes que tomaran el medicamento al inicio de los síntomas del resfriado y durante los 2 días siguientes. Los resultados no mostraron alguna diferencia en la duración o severidad de los síntomas del resfriado entre los grupos.

Aunque la pasada evidencia sugiere que no es probable que el uso regular de vitamina C ofrezca más que un beneficio profiláctico marginal en contra de las infecciones respiratorias, 24 un estudio reciente sí encontró evidencia de eficacia. En este estudio doble ciego controlado por placebo en 168 personas, el uso regular de vitamina C (500 mg al día, de la formula patentada Ester-C™) redujo significativamente la incidencia de resfriados. 54 Cuando sí hubo resfriados, estos fueron más cortos y más ligeros.

Además, estudios doble ciego controlados por placebo que incluyeron a más de 200 personas, sugieren que los suplementos de vitamina C podrían reducir la incidencia de infecciones respiratorias posteriores al ejercicio de resistencia intenso pero no crónico. 25, 26 La complementación con vitamina C también podría reducir la incidencia de infecciones en personas que son deficientes en ascorbato. 24

Para más información, incluyendo la dosis recomendada y cuestiones de seguridad, consulte el artículo sobre Vitamina C .

Andrografis (Prevención y Tratamiento) +3

La hierba andrografis podría ofrecer efectos tanto sintomáticos como profilácticos en las infecciones respiratorias menores.

Tres estudios doble ciego controlados por placebo que incluyeron aproximadamente a 250 participantes, descubrieron que la andrografis redujo significativamente la duración y la severidad de los síntomas del resfriado. 27, 28, 29

En uno de estos ensayos, 158 adultos con resfriado recibieron ya sea 1,200 mg de un extracto de andrografis (estandarizado para contener 5% de andrografolido) o placebo durante 4 días. 27 Para el día 2 del tratamiento, e incluso más en el día 4, las personas a las que se les dio extracto de andrografis experimentaron mejoras significativas en los síntomas en comparación con los participantes en el grupo con placebo. La mejor respuesta fue observada en los dolores de oído, somnolencia, escurrimiento nasal e irritación de garganta, aunque otros síntomas del resfriado también mejoraron.

Efectos similares fueron observados en dos estudios doble ciego controlados por placebo de un tratamiento con una combinación herbal que contenía tanto andrografis como eleuterococo, matriculando a más de 200 personas. 30

En un estudio doble ciego comparativo, 6 g - pero no 3 g - de andrografis probaron ser igual de efectivos que el acetaminofeno para controlar los síntomas del resfriado. 31

Por último, un estudio doble ciego controlado por placebo con duración de 3 meses y 107 participantes descubrió que un tratamiento profiláctico con andrografis a una dosis baja de 200 mg/al día, redujo significativamente el riesgo de infección. 32

Para más información, incluyendo la dosis recomendada y cuestiones de seguridad, consulte el artículo sobre Andrografis .

Ajo (Prevención) +3

La hierba ajo tiene un largo antecedente de uso tradicional para el tratamiento o la prevención de resfriados. La primera evidencia científica que respalda este uso apareció en 2001. 3 En este ensayo doble ciego controlado por placebo con duración de 12 semanas, 146 personas recibieron ya sea placebo o extracto de ajo entre los meses de noviembre y febrero.

Los participantes que recibieron ajo fueron casi dos terceras veces menos propensos a desarrollar una URI que quienes recibieron placebo. Además, en comparación con el grupo con placebo, los participantes que sí desarrollaron una URI se recuperaron aproximadamente 1 día más rápido en el grupo con ajo.

Para más información, incluyendo dosis y cuestiones de seguridad, consulte el artículo sobre Ajo .

Probióticos (Prevención) +3

Un estudio doble ciego controlado por placebo, con 571 niños finlandeses en guarderías, descubrió que el uso de leche enriquecida con Lactobacilos GG redujo modesta pero significativamente el índice y severidad de las infecciones respiratorias menores. 33 Otros estudios han descubierto evidencia de que los probióticos ejercen un efecto inmunomodulatorio. 34, 35

Ginseng (Prevención) +3

Un estudio doble ciego controlado por placebo, con 12 semanas de duración y 227 personas evaluó los posibles efectos profilácticos y de mayor inmunización del Panax ginseng.36 A las cuatro semanas de comenzado el estudio, los participantes recibieron vacuna contra la influenza. Los resultados mostraron una disminución estadísticamente significativa en la frecuencia de las infecciones respiratorias menores (tanto en resfriados como en gripe) de la semana 4 a la 12 en el grupo tratado en comparación con el grupo con placebo (15 versus 42 casos). Además, las antitoxinas de anticuerpos se elevaron a un promedio de 272 unidades en el grupo tratado versus sólo 171 en el grupo con placebo. La actividad natural eliminadora de las células fue dos veces más alta en el grupo con ginseng que en el grupo con placebo.

Para más información, incluyendo la dosis recomendada y cuestiones de seguridad, consulte el artículo sobre Ginseng .

Otras Terapias Naturales Propuestas

Ensayos clínicos preliminares respaldan el uso de la hierba baya del saúco para reducir la longitud y la severidad de los síntomas de la gripe; 38 los suplementos de arginina y extracto de timo para la profilaxis del resfriado 39, 40 ; y el suplemento de glutamina para prevenir las infecciones posteriores al ejercicio. 41, 42

De acuerdo a la mayoría de - pero no todos - los ensayos, el uso de suplementos multivitamínicos y/o multiminerales o suplementos que sólo contienen zinc y selenio, podrían ayudar a prevenir las infecciones en las personas de edad avanzada. 43 - 46, 55

Los suplementos multivitamínicos/minerales también han sido evaluados como terapia adjunta para mejorar la algunas veces inadecuada respuesta de las personas de edad avanzada a las vacunas contra la influenza. Cierta evidencia sugiere que los suplementos multivitamínicos/multiminerales combinados previos a la vacunación podrían incrementar el nivel de seroconversión y elevar las antitoxinas anticuerpos. 44, 47 Sin embargo, en un ensayo, una tableta multivitamínica sin minerales de hecho disminuyó la respuesta de los participantes a la vacuna. 48

Un estudio doble ciego descubrió que la complementación con selenio, zinc y cobre ayudaron a prevenir las infecciones respiratorias entre las personas que sufrían de quemaduras graves. 56

Un estudio doble ciego controlado por placebo en 652 personas de edad avanzada no institucionalizadas descubrió que el uso de vitamina E en una dosis de 200 mg diarios incrementó la severidad de las infecciones respiratorias y no redujo su incidencia. 55 Los investigadores notaron que este resultado no es incompatible con un incremento en la respuesta inmunológica a la infección.

Se dice que varias hierbas funcionan como el ginseng y mejoran la inmunidad a largo plazo, incluyendo ashwagandha, astrágalo, ajo, hongo maitake, hongo reishi y suma. Sin embargo, hasta el momento no existe evidencia de que estos realmente funcionen.

Se dice que otras hierbas, incluyendo el jengibre, el kudzu, el chuchupaste y el alcanfor, ayudan a evitar los resfriados cuando son tomadas a las primeras señales de infección; pero nuevamente, no existe evidencia científica de que estos sean efectivos. Algunas veces las hierbas que son recomendadas para reducir los síntomas del resfriado incluyen el malvavisco, gordolobo y menta.

Interacciones con Medicamentos

Lea el artículo de cada suplemento para tener una descripción completa de las interacciones que aquí se resumen.

Principales Terapias Naturales para las Infecciones Respiratorias Menores: Interacciones con Farmacéuticos
Terapia NaturalFarmacéuticoInteracción
EquináceaSupresores inmunológicosAntagonismo teórico de la acción del medicamento
Panax ginsengAgentes hipoglucémicosPosible hipoglucemia
MAOISíndrome similar al de la tiramina (pero podría ser debida a la contaminación del ginseng con cafeína)
WarfarinaPosible antagonismo a la acción del medicamento
Vitamina CAcetaminofenoPosible incremento en los niveles de los medicamentos en suero
AnticoagulantesPosible antagonismo a la acción del medicamento
Suplementos de hierroAumento en la absorción de hierro
Anticoagulantes relacionados con la warfarinaPosible antagonismo a la acción del medicamento
ZincAmiloridaPosible elevación del zinc en suero
Fluoroquinolonas, pencilamina, tetraciclinasInterferencia mutua de absorbción
Farmacéuticos Utilizados para Infecciones Respiratorias Menores: Posibles Interacciones Perjudiciales con las Terapias Naturales
FarmacéuticoTerapia NaturalInteracción
PseudoefedrinaEfedra (ma huang) Potenciación de los efectos y efectos secundarios

References

1.   Audera C, Patulny RV, Sander BH, et al. Mega-dose vitamin C in treatment of the common cold: a randomised controlled trial . Med J Aust. 2001;175:359-362.

2.   Brinkeborn RM, Shah DV, Degenring FH. Echinaforce and other Echinacea fresh plant preparations in the treatment of the common cold. A randomized, placebo controlled, double-blind clinical trial. Phytomedicine . 1999;6:1-5.

3.   Josling P. Preventing the common cold with a garlic supplement: a double-blind, placebo-controlled survey. Adv Ther. 2001;18(4):189 - 193.

4.   Dorn M, Knick E, Lewith G. Placebo-controlled double-blind study of Echinacea pallidae radix in upper respiratory tract infections. Complement Ther Med . 1997;5:40-42.

5.   Lindenmuth GF, Lindenmuth EB. The efficacy of echinacea compound herbal tea preparation on the severity and duration of upper respiratory and flu symptoms: a randomized, double-blind placebo-controlled study. J Altern Complement Med . 2000;6:327-334.

6.   Hoheisel O, Sandberg M, Bertram S, et al. Echinagard® treatment shortens the course of the common cold: a double-blind placebo-controlled clinical trial. Eur J Clin Res . 1997;9:261-268.

7.   Schulten B, Bulitta M, Ballering-Bruhl B, et al. Efficacy of Echinacea purpurea in patients with a common cold. A placebo-controlled, randomised, double-blind clinical trial. Arzneimittelforschung . 2001;51:563-568.

8.   Melchart D, Linde K, Worku F, et al. Immunomodulation with echinacea: a systematic review of controlled clinical trials. Phytomedicine . 1994;1:245-254.

9.   Melchart D, Walther E, Linde K, et al. Echinacea root extracts for the prevention of upper respiratory tract infections: a double-blind, placebo-controlled randomized trial. Arch Fam Med . 1998;7:541-545.

10.   Grimm W, Muller H. A randomized controlled trial of the effect of fluid extract of Echinacea purpurea on the incidence and severity of colds and respiratory infections. Am J Med . 1999;106:138-143.

11.   Chamberlain C. Take echinacea? Bless You (April 27, 1999). ABC News web site. Available at: http://www.abcnews.go.com/sections/living/DailyNews/echinacea990427.html . Accessed July 15, 2000.

12.   Turner RB, Riker DK, Gangemi JD. Ineffectiveness of echinacea for prevention of experimental rhinovirus colds. Antimicrob Agents Chemother . 2000;44:1708-1709.

13.   Schmidt U, Albrecht M, Schenk N. Immunostimulator decreases the frequency of influenza-like syndromes. Double-blind placebo-controlled trial on 646 students of the University of Cologne [in German; English abstract]. Natur und Ganzheitsmedizin . 1990;3:277-281.

14.   Hirt M, Nobel S, Barron E. Zinc nasal gel for the treatment of common cold symptoms: a double-blind, placebo-controlled trial. Ear Nose Throat J . 2000;79:778-781.

15.   Eby GA. Linearity in dose-response from zinc lozenges in treatment of common colds. J Pharm Technol . 1995;11:110-122.

16.   Eby GA. Zinc ion availability-the determinant of efficacy in zinc lozenge treatment of common colds. J Antimicrob Chemother . 1997;40:483-493.

17.   Belongia EA, Berg R, Liu K. A randomized trial of zinc nasal spray for the treatment of upper respiratory illness in adults. Am J Med . 2001;111:103-108.

18.   Marshall S. Zinc gluconate and the common cold: review of randomized controlled trials. Can Fam Physician . 1998;44:1037-1042.

19.   Prasad AS, Fitzgerald JT, Bao B, et al. Duration of symptoms and plasma cytokine levels in patients with the common cold treated with zinc acetate. A randomized, double-blind, placebo-controlled trial. Ann Intern Med . 2000;133:245-252.

20.   Macknin ML. Zinc gluconate lozenges for treating the common cold in children: a randomized controlled trial. JAMA . 1998;279:1962-1967.

21.   Hemila H. Does vitamin C alleviate the symptoms of the common cold? - A review of current evidence. Scand J Infect Dis . 1994;26:1-6.

22.   Hemila H. Vitamin C and the common cold. Br J Nutr . 1992;67:3-16.

23.   Hemila H. Vitamin C supplementation and common cold symptoms: factors affecting the magnitude of the benefit. Med Hypotheses . 1999;52:171-178.

24.   Hemila H. Vitamin C intake and susceptibility to the common cold. Br J Nutr . 1997;77:59-72.

25.   Peters EM, Goetzsche JM, Grobbelaar B, et al. Vitamin C supplementation reduces the incidence of postrace symptoms of upper-respiratory-tract infection in ultramarathon runners. Am J Clin Nutr . 1993;57:170-174.

26.   Hemila H. Vitamin C and common cold incidence: a review of studies with subjects under heavy physical stress. Int J Sports Med . 1996;17:379-383.

27.   Caceres DD, Hancke JL, Burgos RA, et al. Use of visual analogue scale measurements (VAS) to asses the effectiveness of standardized Andrograpahis paniculata extract SHA-10 in reducing the symptoms of common cold. A randomized double blind placebo study. Phytomedicine . 1999;6:217-223.

28.   Melchior J, Palm S, Wikman G. Controlled clinical study of standardized Andrographis paniculata extract in common cold: a pilot trial. Phytomedicine . 1996-1997;3:314-318.

29.   Hancke J, Burgos R, Caceres D, et al. A double-blind study with a new monodrug Kan Jang: decrease of symptoms and improvements in the recovery from common colds. Phytother Res . 1995;9:559-562.

30.   Melchior J, Spasov AA, Ostrovskij OV, et al. Double-blind, placebo-controlled pilot and phase III study of activity of standardized Andrographis paniculata Herba Nees extract fixed combination (Kan jang) in the treatment of uncomplicated upper-respiratory tract infection. Phytomedicine . 2000;7:341-350.

31.   Thamlikitkul V, Theerapong S, Boonroj P et al. Efficacy of Andrographis paniculata (Nees) for pharyngotonsillitis in adults. J Med Assoc Thai . 1991;74:437-442.

32.   Caceres DD, Hancke JL, Burgos RA, et al. Prevention of common colds with Andrographis paniculata dried extract: a pilot double blind trial. Phytomedicine . 1997;4:101-104.

33.   Hatakka K, Savilahti E, Ponka A, et al. Effect of long term consumption of probiotic milk on infections in children attending day care centres: double blind, randomised trial. BMJ . 2001;322:1-5.

34.   Meydani SN, Ha WK. Immunological effects of yogurt. Am J Clin Nutr . 2000;71:861-872.

35.   Arunachalam K, Gill HS, Chandra RK. Enhancement of natural immune function by dietary consumption of Bifidobacterium lactis . Eur J Clin Nutr . 2000;54:263-267.

36.   Scaglione F, Cattaneo G, Alessandria M, et al. Efficacy and safety of the standardized ginseng extract G 115 for potentiating vaccination against common cold and/or influenza syndrome. Drugs Exp Clin Res . 1996;22:65-72.

37.   Meydani SN, Meydani M, Blumberg JB, et al. Vitamin E supplementation and in vivo immune response in healthy elderly subjects: a randomized controlled trial. JAMA . 1997;277:1380-1386.

38.   Zakay-Rones Z, Varsano N, Zlotnik M, et al. Inhibition of several strains of influenza virus in vitro and reduction of symptoms by an elderberry extract ( Sambucus nigra L.) during an outbreak of influenza B Panama. J Altern Complement Med . 1995;1:361-369.

39.   Baligan M, Giardina A, Giovannini G, et al. L-arginine and immunity. Study of pediatric subjects [translated from Italian]. Minerva Pediatr . 1997;49:537-542.

40.   Fiocchi A, Borella E, Riva E, et al. A double-blind clinical trial for the evaluation of the therapeutical effectiveness of a calf thymus derivative (Thymomodulin) in children with recurrent respiratory infections. Thymus . 1986;8:331-339.

41.   Castell LM, Poortmans JR, Newsholme EA. Does glutamine have a role in reducing infections in athletes? Eur J Appl Physiol . 1996;73:488-490.

42.   Castell LM, Newsholme EA. Glutamine and the effects of exhaustive exercise upon the immune response. Can J Physiol Pharmacol . 1998;76:524-532.

43.   Girodon F, Lombard M, Galan P, et al. Effect of micronutrient supplementation on infection in institutionalized elderly subjects: a controlled trial. Ann Nutr Metab . 1997;41:98 - 107.

44.   Girodon F. Impact of trace elements and vitamin supplementation on immunity and infections in institutionalized elderly patients. Arch Intern Med. 1999;748-754.

45.   Chandra RK. Effect of vitamin and trace-element supplementation on immune responses and infection in elderly subjects. Lancet. 1992;340:1124-1127.

46.   Jain AL. Influence of vitamins and trace-elements on the incidence of respiratory infection in the elderly. Nutr Res 2002;22:85 - 87.

47.   Chandra RK, Puri S. Nutritional support improves antibody response to influenza virus vaccine in the elderly . BMJ (Clin Res Ed). 1985.291;705-706.

48.   Ender PT, DeRussy PK, Caldwell MM, et al. The effect of a multivitamin on the immunologic response to the influenza vaccine in the elderly. Infect Dis Clin Pract. 2001;10:81-85.

49.   Eby GA. Elimination of efficacy by additives in zinc acetate lozenges for common colds. Clin Infect Dis. 2001;32:1520.

50.   Turner RB. Ineffectiveness of intranasal zinc gluconate for prevention of experimental rhinovirus colds. Clin Infect Dis. 2001;33:1865-1870.

51.   Yiu SC. Evaluation of the efficacy of intranasal zinc gluconate. Clin Infect Dis. 2002;34:1657.

52.   Fosmire GJ. Zinc toxicity. Am J Clin Nutr. 1990;51:225-227.

53.   Turner RB, Cetnarowski WE. Effect of treatment with zinc gluconate or zinc acetate on experimental and natural colds. Clin Infect Dis. 2000;31:1202-1208.

54.   Van Straten M, Josling P. Preventing the common cold with a vitamin C supplement: a double-blind, placebo-controlled survey. Adv Ther. 2002;19:151-159.

55.   Graat JM, Schouten EG, Kok FJ. Effect of daily vitamin E and multivitamin-mineral supplementation on acute respiratory tract infections in elderly persons: a randomized controlled trial. JAMA. 2002;288:715-721.

56.   Berger MM, Spertini F, Shenkin A, et al. Trace element supplementation modulates pulmonary infection rates after major burns: a double-blind, placebo-controlled trial. Am J Clin Nutr. 1998;68:365-371.

57.   Barrett B, Brown R, Locken K, et al. Treatment of the common cold with unrefined echinacea: A randomized, double-blind, placebo-controlled trial. Ann Intern Med. 2002;137:939-946.



Último revisado Enero 2003 por EBSCO CAM Editorial Board

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!