Definición

En la insuficiencia cardíaca congestiva (ICG), el corazón es incapaz de bombear la cantidad de sangre necesaria por todo el cuerpo. Por lo tanto, la sangre regresa a las venas. El líquido se estanca en el hígado y los pulmones. Aparece una inflamación: primero en los pies, los tobillos y las piernas. Después, la inflamación se manifiesta en todo el cuerpo a medida que los riñones comienzan a retener líquido.

Edema pulmonar

Acumulación de líquido en los pulmones.
© 2009 Nucleus Medical Art, Inc.

Causas

Las causas incluyen:

Factores de riesgo

Los factores de riesgo incluyen:

  • Sexo: masculino
  • Raza: negra
  • Edad avanzada
  • Embarazo
  • Ingesta excesiva de alcohol
  • Consumo excesivo de sal y grasa
  • Fiebre alta
  • Infección
  • Obesidad
  • Enfermedad pulmonar crónica
  • Uso de medicamentos betabloqueantes o que contengan digitalis en algunos establecimientos
  • Quimioterapia
  • Arritmia
  • Enfermedad de válvulas cardíacas
  • Daño en el músculo cardíaco a causa de un infarto de miocardio, infección o medicamentos
  • Tiroides hiperactivas

Síntomas

Los síntomas incluyen:

  • Fatiga, debilidad
  • Falta de aliento: al principio sólo con la actividad, después evoluciona a falta de aliento en reposo
  • Sibilancia
  • Tos: puede ser seca y perruna o producir un sonido con un esputo rosa, espumoso
  • Necesidad de dormir apoyado en algo
  • Inflamación de pies, tobillos o piernas
  • Micción frecuente, especialmente por la noche
  • Aumento inexplicable de peso
  • Dolor y sensibilidad abdominal

Diagnóstico

El médico le preguntará acerca de sus síntomas y antecedentes clínicos. Se le realizará un examen físico. En particular, el examen físico incluirá:

  • Auscultar los pulmones y el corazón con un estetoscopio.
  • Sentir el abdomen en busca de sensibilidad e inflamación del hígado.
  • Revisar las piernas en busca de inflamación.

Las pruebas pueden incluir:

  • Análisis de sangre: para buscar ciertos indicadores en la sangre que ayuden al médico a determinar qué le está pasando a su corazón.
  • Análisis de orina: para buscar ciertos indicadores en la orina que ayuden al médico a determinar qué le está pasando a su corazón.
  • Electrocardiograma (ECG): registra la actividad cardíaca al medir las corrientes eléctricas a través del músculo cardíaco.
  • Ecocardiograma: usa ondas sonoras de alta frecuencia (ecografía) para examinar el tamaño, la forma, la función y el movimiento del corazón.
  • Prueba de esfuerzo físico: registra la actividad eléctrica cardíaca durante un aumento de la actividad física, se puede combinar con un ecocardiograma.
    • Los pacientes que no pueden realizar ejercicio recibirán un medicamento que simula el esfuerzo físico.
  • Gammagrafía: se inyecta material radiactivo (como el talio) en una vena y se resaltan las áreas con disminución de flujo.
  • Tomografía computarizada con haz de electrones (ecografía coronaria de calcio, gammagrafía cardíaca, angiografía por tomografía computarizada): mide la cantidad de depósitos de calcio en las arterias coronarias para ayudar a determinar el riesgo de enfermedad cardíaca, incluso los infartos de miocardio.
    • La Asociación Americana del Corazón (AHA, por sus siglas en inglés) publicó pautas generales en 2006 que revelan que las gammagrafías cardíacas no son para todas las personas. Es probable que los pacientes que corren un riesgo intermedio de padecer una enfermedad de las arterias coronarias se beneficien más con este procedimiento.
  • Angiografía coronaria: radiografías con un material de contraste especial que le permite al médico buscar anomalías (estenosis o bloqueo) en las arterias y evaluar la función del corazón.

Tratamiento

Los tratamientos incluyen:

Tratamiento de afecciones subyacentes

La CHF puede ser provocada por otra afección. El hecho de tratar la otra afección debería mejorar o curar la CHF.

Cambios en el estilo de vida

  • Evite el alcohol.
  • Si fuma, deje de hacerlo.
  • Pierda peso, si es necesario.
  • Lleve una dieta saludable. Esto puede incluir una dieta con bajo contenido de grasas y sal, y un alto contenido de fibras.
  • Consulte con el médico si debe restringir los líquidos. Averigüe qué cantidad de sal y de líquido es correcta para usted.
  • Comience un programa de ejercicios con orientación del médico: la capacitación aeróbica puede ayudar a mejorar el nivel de actividad física y la calidad de vida.
  • Controle su peso todas las mañanas para detectar la retención de líquido a tiempo.

Medicamentos

Los medicamentos incluyen:

  • Diuréticos
  • Digitalis
  • Medicamentos inhibidores de la ECA
  • Betabloqueantes
  • Nitratos
  • Hidralacina

Dispositivo de asistencia ventricular izquierda (LVAD, por sus siglas en inglés).

Es una bomba mecánica que se puede implantar en el pecho. Asiste temporalmente con el bombeo del corazón. La bomba puede hacerse cargo de la función de uno o ambos ventrículos. Inicialmente, se había usado sólo en pacientes que esperaban un trasplante de corazón. En los últimos años, surgió como un posible tratamiento a largo plazo para algunos pacientes.

Cardiomioplastia

Es un procedimiento quirúrgico en el que se retira un músculo dorsal y se envuelve alrededor del corazón. Un dispositivo mecánico estimula al músculo trasplantado para que apriete al corazón; de este modo, colabora con la acción bombeadora del corazón.

Colocación de un desfibrilador cardioversor implantable (ICD, por sus siglas en inglés).

Los pacientes con insuficiencia cardíaca son más propensos a ciertas arritmias cardíacas que los ponen en riesgo de muerte cardíaca súbita. Los ICD se implantan en esos pacientes para prevenir que se produzcan dichas arritmias.

Terapia de resincronización cardíaca

Algunos pacientes que padecen insuficiencia cardíaca se benefician con un tipo específico de estimulación eléctrica en los ventrículos. Esto permite que los ventrículos se contraigan de forma sincronizada. Puede mejorar los síntomas de la CHF.

Trasplante de corazón.

Esto se reserva para los casos más graves de CHF.

Prevención

Para prevenir la CHF o para evitar que la afección empeore:

  • Si fuma, deje de hacerlo.
  • Evite el alcohol.
  • Mantenga un peso saludable.
  • Baje de peso, si es necesario.
  • Lleve una dieta saludable. Debe tener un bajo contenido de grasas saturadas y sal. Además, debe tener un alto contenido de cereales integrales, frutas y verduras.
  • Comience un programa seguro de ejercicios con el asesoramiento del médico.