Definición

La intolerancia a la lactosa es la incapacidad de digerir cantidades significativas de lactosa. La lactosa es un azúcar encontrada en la leche y otros productos lácteos.

Causas

La intolerancia a la lactosa es causada por una cantidad inadecuada de la enzima digestiva lactasa. La lactasa metaboliza la lactosa del azúcar en azúcares que el torrente sanguíneo puede absorber más fácilmente. Cuando no se metaboliza completamente, la lactosa fermenta en el colon (intestino grueso) y provoca síntomas.

Algunas personas nacen con la incapacidad de producir la enzima lactasa. Otras desarrollan intolerancia con el tiempo.

Las causas de intolerancia a la lactosa incluyen:

  • Envejecimiento (la lactasa disminuye a medida que las personas envejecen)
  • Gastroenteritis (o infección en el tracto intestinal)
  • Esprúe no tropical y tropical
  • Fibrosis quística
  • Deficiencias de inmunoglobina
  • Colitis

Colitis ulcerosa

Colitis ulcerativa
© 2009 Nucleus Medical Art, Inc.

Factores de riesgo

Un factor de riesgo es aquello que incrementa su probabilidad de contraer una enfermedad o condición.

Los factores de riesgo incluyen:

  • Raza: negra, asiática o estadounidense nativa
  • Etnicidad: mediterránea o judía

Síntomas

Los síntomas de intolerancia a la lactosa por lo general comienzan en un lapso de dos horas después de consumir leche u otros productos lácteos. La severidad de los síntomas depende de qué cantidad de lactasa produzca su cuerpo y cuánta lactosa consuma.

Los síntomas incluyen:

  • Náuseas
  • Calambres
  • Distensión
  • Sonidos abdominales resonantes
  • Flatulencias
  • Diarrea
  • Heces líquidas

Diagnóstico

El médico le preguntará acerca de sus síntomas y antecedentes clínicos, y le realizará un examen físico. Con frecuencia, él recomendará un periodo de estudio de dos semanas de no tomar leche o productos lácteos. Si los síntomas disminuyen, se le pedirá que consuma productos lácteos nuevamente. Si la leche causa que reaparezcan los síntomas, se le diagnosticará intolerancia a la lactosa.

Su médico también puede ordenar algunas pruebas, incluyendo:

Examen de tolerancia a la lactosa: mide la cantidad de glucosa (azúcar simple que se crea a partir de la lactosa) absorbida dos horas después de beber un líquido rico en lactosa, lo que indica qué tan bien digiere el cuerpo la lactosa

Prueba de hidrógeno en el aliento: mide la cantidad de hidrógeno que se exhala después de beber un líquido rico en lactosa

Prueba de acidez fecal: mide el ácido láctico en la materia fecal de bebés y niños pequeños

Biopsia del intestino delgado: sólo se realiza en casos poco frecuentes e implica retirar y examinar una muestra de tejido para confirmar la deficiencia de lactasa

Tratamiento

Aunque la terapia genética se ha sugerido como un futuro tratamiento, actualmente no hay manera de incrementar la producción de lactasa del cuerpo. Hoy en día, el tratamiento se enfoca en controlar los síntomas. Los expertos desaconsejan la eliminación completa de la lactosa de la dieta, especialmente en los niños y adolescentes, debido a que la leche y los lácteos son fuentes de calcio y otros elementos difíciles de reemplazar. Si se elige la eliminación completa, es esencial el reemplazo cuidadoso de calcio para una buena salud.

Los tratamientos incluyen:

Cambios en la dieta

Los cambios alimenticios incluyen:

  • Registrar en un diario los alimentos que come y cuál es la reacción que le produce. Discuta los resultados con su médico o dietista.
  • Hacer cambios graduales en la dieta y registrar los resultados.
  • Trate de comer una porción más pequeña antes de abandonar un producto lácteo. Muchas personas pueden tolerar 4-8 onzas de leche a la vez y pueden tener mejor tolerancia para algunos de los siguientes productos lácteos hechos de leche:
    • Helado
    • Sorbete
    • Crema
    • Mantequilla
    • Queso
    • Yogur
  • El queso añejo y yogurt se pueden tolerar más fácil que otros productos lácteos.
  • Pruebe la leche que esté modificada para contener menos lactosa.
  • Pida ayuda a un dietista para elegir sustitutos para productos lácteos o recomendar suplementos para asegurarse que coma suficiente calcio.
  • Productos no lácteos ricos en calcio incluyen:
    • Salmón
    • Sardinas
    • Ostras
    • Berzas
    • Brócoli
  • Lea las etiquetas de productos debido a que otros alimentos que contienen lactosa incluyen:
    • Panes
    • Productos horneados
    • Cereales procesados
    • Papas y sopas instantáneas
    • Margarina
    • Carnes frías no kosher
    • Aderezos para ensalada
    • Caramelos
    • Mezclas para panqués
    • Cenas congeladas
  • Otras palabras que indican lactosa son:
    • Suero de leche
    • Requesón
    • Sólidos que contengan leche en polvo
    • Leche deshidratada sin grasa
    • Sub-productos de leche
  • Esté consciente de que algunos medicamentos pueden contener pequeñas cantidades de lactosa.

Medicamentos

Su médico puede recomendar enzimas de lactasa si usted puede tolerar sólo pequeñas cantidades de lactosa. Los suplementos de enzimas vienen en forma líquida y masticable. Unas cuantas gotas del líquido agregadas a la leche, que se deja reposar toda la noche, pueden reducir la cantidad de lactosa de la leche entre 70% y 90%. Se mastican o se ingieren tabletas antes de comer alimentos que contengan lactosa.

Prevención

No hay indicaciones para prevenir la intolerancia a la lactosa.