Facebook Pixel

Investigacion para la prevencion

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

Investigación para la prevención

Anterior | Siguiente | De Vuelta al Breast Cancer Center | Cáncer de seno - Entendiendo los cambios en el seno

Muchos de los factores que influyen en sus posibilidades de desarrollar cáncer de seno - su edad, antecedentes familiares de cáncer de seno, la edad en la cual empezó a menstruar - están fuera de su control. Sin embargo, otras presentan oportunidades para cambiar y muchos pruebas extensas de investigación están buscando posibilidades para una "intervención."

La Prueba de Prevención del Cáncer de Seno es un estudio aleatorio de tamoxifén un medicamento que se ha usado ampliamente en el tratamiento de mujeres con cáncer de seno. Debido a que se ha demostrado que el tamoxifén reduce marcadamente la ocurrencia de un cáncer nuevo en el seno opuesto de la mujer que ya tiene cáncer de seno, en este momento se está tratando como un medicamento preventivo para las mujeres sanas que corren un alto riesgo de cáncer de seno debido a que tienen 60 o más años o más jóvenes pero tienen una combinación de los otros factores de riesgo. (También parece ser que el tamoxifeno ofrece protección contra los ataques cardíacos y la osteoporosis.)

La "quimioprevención" en la dieta se ha estado probando en Italia, en donde las mujeres que ya han sido tratadas de cáncer de seno están tomando 4-HPR, una forma sintética de vitamina A, con la esperanza de prevenir que el cáncer se desarrolle en el otro seno. Otros investigadores están estudiando el potencial protectivo de otras vitaminas, incluyendo la C y la E, así como el betacaroteno, la forma de vitamina A que se encuentra en frutas y verduras. Hasta ahora otros investigadores están revisando los químicos que se presentan espontáneamente, llamados fitoquímicos, que se encuentran en frutas comunes, verduras y otras plantas comestibles, con la esperanza de encontrar una substancia que combata el cáncer y que se puede extraer, purificar y agregar a nuestros alimentos.

La dieta en sí misma es otro objetivo de investigación de la prevención. En la Women's Health Initiative, un proyecto de los National Institutes of Health, 70,000 mujeres de más de 50 años han sido registradas en una serie de pruebas clínicas para medir la efectividad de una dieta baja en grasa (menos del 20 por ciento de las calorías de la grasa) y suplementos de calcio más vitamina D, junto con la terapia de reemplazo hormonal, para combatir las enfermedades cardíacas y la osteoporosis, así como el cáncer. Otras pruebas extensas de evaluación de la dieta baja en grasa en la mujeres con alto riesgo está en marcha en Canadá.

Un enfoque mucho más drástico para la prevención de cáncer de seno es la cirugía para extirpar ambos senos. A tal procedimiento se le conoce como mastectomía profiláctica, y se elije en algunas ocasiones para las mujeres que tienen un riesgo muy alto de cáncer de seno-por ejemplo, tener una madre y una o más hermanas con cáncer de seno bilateral premenopaúsico más un diagnóstico de hiperplasia atípica y antecedentes de varias biopsias de los senos.

A menos que una mujer encuentre que la ansiedad está minando su calidad de vida, usualmente se le aconseja que no elija esta cirugía física y mentalmente extenuante. La gran mayoría de las mujeres a quienes se les han extirpado los senos profilácticamente no han mostrado signos de cáncer. Además, dado que una mastectomía ordinaria (total) puede dejar una cantidad pequeña de tejido del seno, no puede garantizar que la mujer permanecerá sin cáncer. El método preferido para las mujeres que tienen el riesgo más alto es una vigilancia cuidadosa de los exámenes clínicos de los senos y mamografía una o dos veces al año. También se realizan autoexploraciones de los senos una vez al mes.

Si está considerando someterse a una mastectomía profiláctica, con o sin reconstrucción subsecuente de los senos, usted querrá tener una segunda opinión, preferentemente de un especialista en senos. Rara vez hay razón para acelerar su decisión. Muchos doctores le aconsejan a la mujer que se tome varios meses para sopesar las opciones.

Pasos preventivos

Ya sea que su riesgo de padecer cáncer sea alto o bajo, hay algunos paso preventivos que puede tomar:

Usted puede seguir prácticas de detección temprana. Pida mamografías cada 1 a 2 años si tiene 40 años o más. Cada año si tienen 50 años o más; hágase examinar los senos por un doctor o una enfermera y practíquese una autoexploración de los senos una vez mes.

Si su riesgo es elevado, se puede registrar en una de las pruebas clínicas de prevención. Para mayor información, llame al Cancer Information Service al 1-800-4-CANCER.

Al tomar la decisión de los medicamentos que contienen hormonas, usted puede consultar con su médico sobre su situación personal y medir muy cuidadosamente cualquier riesgo potencial que se anteponga a los beneficios. Usted puede mantenerse informada mientras las nuevas investigaciones están disponibles.

Puede perder el exceso de peso, consuma una dieta balanceada que proporcione una gran variedad de nutrientes y mucha fibra, Limite la grasa en los alimentos y beba alcohol sólo con moderación. Estas son "buenas medidas de salud" que funcionan para todas las personas.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!