Cada semana durante la temporada de fútbol, docenas de jugadores universitarios y profesionales, individuos increíblemente fuertes que pasan la mayor parte de sus vidas en el gimnasio, son traídos de rodillas por lesiones incapacitantes. Esta es la naturaleza del juego, el fútbol americano es un deporte con pasaporte gratis a las lesiones. Pero no deje que esto le aleje del partido de fútbol americano del domingo por la tarde; la mayoría de las lesiones de los deportes ocurren durante el día, cuando el contacto es total y generalizado.

De hecho, de acuerdo con Randy Dick del Centro de Prevención de Lesiones NCAA, la tasa de lesiones en los juegos diurnos de los jugadores de fútbol colegiales es de 36.1 por cada 1000, la tasa más alta de lesiones para un deporte universitario. Pero durante las prácticas, cuando las hombreras con frecuencia se dejan a un lado y la tasa de contactos es baja, el promedio de lesiones por fútbol alcanza sólo 4.2 lesiones por cada 1000 jugadores. Hay algunas lesiones que ocurren durante las prácticas fútbol universitario. Así que, a menos que esté jugando en el NFL este domingo, no hay necesidad de preocuparse.

Aún así, esto no significa que el fútbol americano amateur sea completamente seguro y libre de lesiones por esfuerzo. Puede provocarle un esguince en el tobillo, dislocarle un hombro, o empujar en demasía su cuerpo y dejarlo ir, y terminar con todos los músculos adoloridos al día siguiente.

Guerreros del fin de semana

"En el fútbol americano profesional, el lunes no es un día de fiesta. Es un juego que demanda mucho. Pero aún los chicos (y las chicas) que juegan fútbol los domingos, juegan duro y sufren algunas colisiones." dice Stephen Rice, MD, co-director del Centro de Medicina del Deporte de Jersey Shore.

Como con la mayoría de los deportes, si no se ha mantenido en forma. "Corre el riesgo de sufrir una lesión del tendón de la corva o del tendón de Aquiles." dice Doug McKeag, MD, presidente de la familia de medicina y director de medicina del deporte de la Escuela de Medicina de la Universidad de Indiana.

Los jugadores de fútbol amateur también tienden a tener problemas relacionados con los músculos como un estiramiento o un tirón muscular. Dice Rice. "Se presenta por hacer demasiado, y muy súbitamente," explica. Y aún sin una torcedura o empujón, sus músculos pueden dolerle después de una o dos horas de estar en el campo. "Los músculos envarados son muy comunes uno o dos después de jugar." Además, los choques que ocurren durante le juego, aún en el fútbol americano, pueden provocarle moretones.

Manténgase en forma para jugar

Lo más importante que usted puede hacer para evitar estas lesiones es preparar a su cuerpo para que no tenga que hacer más de lo que puede soportar. "Manténgase de alguna manera en forma." dice Rice. "Mantenga la flexibilidad, haga actividades aeróbicas, actividades de fortalecimiento y actividades de resistencia."

Más allá del acondicionamiento físico básico, el hacer los ejercicios adecuados puede ayudar a prevenir el dolor. Trate con carreras cortas y ejercicios que incorporen el movimiento lateral. "Puedo salir y correr por horas," dice Steve Upson, un triatleta que juega en la liga de la bandera de fútbol americano de fin de semana. "Pero es el movimiento lateral de detenerse y avanzar lo que me mata."

Antes de hacer este tipo de ejercicio, desde luego, asegúrese de que se mantiene en forma decente y haga calentamientos. No tiene caso lastimarse cuando está entrenando para prevenir una lesión.

El día del juego

Cuando llegue el día del juego, asegúrese de calentar bien, eleve su ritmo cardíaco con una actividad aeróbica ligera, después incorpore un poco de carrera para calentar completamente sus piernas y estar preparado. Si tuvo problemas con el envaramiento de sus músculos en el pasado, Rice sugiere que tome medicamentos anti-inflamatorios sin esteroides (como el Advil o el Motrin). "Yo lo hago antes y después de cada juego." dice Rice. Posterior a juego, asegúrese de refrescar las áreas adoloridas.

Al menos ellos utilizan cascos

Si bien es cierto que sus amigos y usted no van a ser tacleados por Willie McGinest, los amigos de la NFL tienen una ventaja sobre usted: La protección. Mucha protección. Ellos utilizan hombreras y cascos, Usted no tiene nada. Si se cae, puede golpearse la cabeza y tener una conmoción cerebral . Si cae sobre su hombro, se va a separar mucho más fácil que un hombro protegido por hombreras y plástico. A parte de usar ropa protectora acolchada, no hay mucho que puede hacer sobre el particular, solo ponga atención de que el riesgo existe.

También preste atención a que sus probabilidades de tener este tipo de lesiones aumentan con ciertas condiciones climáticas. "Cuando hace frío, el suelo está más duro, y tendrá más chichones y moretones si se cae." dice el Dr. McKeag. Con tiempo lluvioso o húmedo, tiene más posibilidades caer y golpearse la cabeza.

Y como todos los pros, aquellos que no usan protección en las piernas, los jugadores recreativos tienen que tener en cuenta las lesiones de las rodillas y los esguinces en los tobillos. Es parte del juego.

Sentido común

El jugar cualquier deporte lo pone en riesgo de lastimarse. Es tan sencillo como eso. Pero esto no es razón para no jugar, ¿qué diversión habría?, en el fútbol americano, como en la mayoría de los deportes, hay precauciones simples que puede tomar en cuenta para hacer el juego un poco más seguro.

Aléjese del cemento. "Usted no quiere tirar el balón fuera de los límites y hacia la autopista." dice el Dr. McKeag.

Si usa anteojos, asegúrese que estén bien sujetos.

No juegue con una abrazadera en las piernas. Podría dañar a alguien más. Si debe usar la abrazadera, dice el Dr. McKeag, asegúrese de cubrirla con protección adecuada.

Considere usar hombreras. Algunos jugadores que saben que van a hacer bloqueos ligeros utilizan esta protección.

Caliente bien. Aja, ya lo dijimos anteriormente. Es importante, así que asegúrese de hacerlo o las carreras fuertes, las carreras cortas y los cambios de dirección que hace en el campo de fútbol americano le van a doler.